Comparativa Harley-Davidson: XL 1200 C Sportster Custom y Softail FXS Blackline.

Harley-Davidson. Novedades 2011. Compartiva.. El brillante metal y el asfalto de la carretera definen a los dos nuevos modelos que Harley-Davidson nos trae en este 2011. Sigue leyendo y sabrás por qué....Tweet
Sergio Romero. Fotos: Harley-Davidson -
Comparativa Harley-Davidson: XL 1200 C Sportster Custom y Softail FXS Blackline.
Comparativa Harley-Davidson: XL 1200 C Sportster Custom y Softail FXS Blackline.

La marca de Milwaukee está siempre buscando nuevas combinaciones para mantener entretenidos a sus fieles y durante esta época de crisis no ha disminuido su actividad en ninguno de sus frentes. Este año por ejemplo además de los Harley Days planea una jornada de puertas (Open House) abiertas por la solidaridad, dedicada a todo tipo de motos, en las que donarán cinco céntimos a una ONG por cada kilómetro que recorran sus participantes.

Pero lo que nos ha llevado hasta tierras granadinas son los dos nuevos modelos, por un lado la XL 1200 C Sportster Custom y por otra la Softail FXS Blackline. Vamos por partes.

Cromo
El cromado del motor de la XL 1200 Custom es visualmente una de las principales diferencias con las demás Sportster, ya que es la única de la familia 1200 que no tiene el motor terminado totalmente en negro. Su carácter viene marcado por sus inmensas posibilidades de personalización.

De hecho en EE.UU es posible encargar la moto a fábrica con el diseño que previamente hayas elegido en la web. La idea es que este modelo sea la entrada a las motos de gran cilindrada y de fácil personalización. Los detalles que la distinguen de sus hermanas son la llanta delantera de radios y de 16 pulgadas con el neumático «gordo» de 130/90.

La llanta trasera es del mismo diámetro, aunque monta un neumático estrecho de 150 mm. Michelin ha sido el encargado de desarrollar los neumáticos Scorcher 31 para Harley-Davidson, que equipará toda la familia Sportster y que destacan por llevar el logo de los norteamericanosen el lateral de la banda de rodadura. El nuevo piloto trasero de LED, el manillar retrasado y el motor acabado con un revestimiento en polvo negro y con las tapas cromadas, son sus otras señas de identidad.

Volviendo a las posibilidades de personalización encontramos ni más ni menos que 7.000 referencias para ella en catálogo de piezas y accesorios de la marca. Pero si te parecen demasiadas y no quieres hacer tú el trabajo, para muchos es lo bonito, Harley propone ocho «packs» de preparación: Bobber, BlackedOut, Sturgis, Chromed Out, Cruiser, Women’s Cruiser, Sassy y Too Hot. Seguro que entre alguno de ellos encuentras el que se adapta a tu estilo, si no, no hay problema ya que puedes combinar las piezas entre ellos.

A sus mandos encuentras una posición tradicional y muy natural, siempre teniendo en cuenta su orientación. Quizá sea una de las sportster más cómodas. Los pedales adelantados (pulidos) no lo están tanto para la vida normal, tan sólo hay que hacer un poco de presión por encima de 120 km/h. El manillar queda a un buena distancia y el asiento está muy bajo. De este modo haces con soltura las maniobras en parado y la manejas a la perfección una vez has iniciado la marcha.

En marcha va como te esperas, ya que es noble y predecible, y el neumático delantero grande no le resta demasiada agilidad. La horquilla se comporta bien y el amortiguador, como sucede en estos casos, es seco de reacciones. Cuando la carretera se retuerce puedes llevar un buen ritmo, pero siempre siendo previsor con el roce de los estribos e incluso del escape por el lado derecho. Pero ya se sabe que aquí disfrutar de la conducción no está directamente relacionado con la eficacia dinámica.

El motor es el conocido Evolution de 1.202 cc refrigerado por aire y alimentado por inyección electrónica (ESPFI). Montado sobre anclajes elásticos transmite pocas vibraciones al chasis, aunque mantiene el espíritu que ha caracterizado a la marca durante el último siglo. Lo único que choca con la suavidad general es el tacto del cambio, algo duro y sonoro.

Asfalto
La segunda novedad que pudimos probar en esta presentación fue la Softail FXS Blackline. Su nombre, línea negra en inglés, hace referencia a la línea que forma el asfalto con el horizonte. Y es que su silueta minimalista rinde homenaje a esa visión.

Su diseño ha sido simplificado hasta los límites que permite la ley, para conseguir ese aspecto radical y estilizado. Hay elementos tipo «bobber» combinados con el estilo puro y elaborado a mano de las preparaciones actuales. Un punto llamativo en ella es el nuevo depósito asimétrico de 18,9 litros, que ofrece una limpia visión en su lado izquierdo, al colocarse el tapón enrasado en el derecho.

Además hay un panel de fundición de aluminio en el centro del depósito, que sirve para ocultar el mecanismo de la bomba de gasolina. Sus encantos siguen con una línea trasera «hardtail», con el guardabarros trasero flotante que integra las luces de freno y los intermitentes en los mismos pilotos.

Como novedad introduce además un cuadro de mandos con pantalla LCD que informa de la autonomía, de los parciales, la hora y la marcha engrada con las revoluciones. Para manejarlo hay un mando en la piña izquierda, que facilita las maniobras.

Esta nueva Softail es una moto más sencilla que otras de la familia, pero tiene también muchas posibilidades de personalización. Otro detalle que hace de ella una opción interesante para entrar dentro de los pesos pesados de Harley-Davidson, es la reducida altura del asiento, de hecho es la más baja de la gama. Esto hace que abraces el chasis desde la posición más baja en una Harley de serie.

Esta baja posición del tronco se combina con un manillar «Split Drag» alto, alejado y en el que colocas la manos juntas, y los brazos prácticamente paralelos. En ciudad y para distancias cortas te sientes diferente al resto con esa postura tan cañera, a cambio si pasas tiradas medias a sus mandos sientes el cansancio en los brazos. También por peso y tacto a baja velocidad requiere cierta soltura en moto para manejarla, aunque es verdad que una vez en marcha se lleva con normalidad. La horquilla, con las botellas pintadas al polvo en negro, está tarada muy suave.

Por su parte los amortiguadores, anclados bajo el motor, tienen poco recorrido. En esta unidad estaba instalado el paquete de seguridad, que incluye el ABS, y que se muestra muy eficaz en todo tipo de condiciones. Para propulsarse utiliza el motor Twin Cam 96B con ejes de equilibrado y montaje rígido en el chasis. Tiene par a raudales, casi 13 kgm declarados y un poco más de 11 reales.

Si revolucionas el bicilíndrico de 1.584 cc tienes más potencia pero también aumentan las vibraciones, que los potenciales usuarios pueden acabar, incluso, disfrutando. Esta impactante Blackline estará disponible en negro, en Silver Pearl y Sedona Orange, los dos últimos con sobreprecio.

La lista de accesorios es extensa, como no podía ser de otra manera. Lo mejor es que vayas a un concesionario y hables con el vendedor, que estará perfectamente formado para ofrecerte las piezas que se ajusten a tu moto y a tu personalidad.

Te recomendamos

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...