Joan Barreda: Tenemos todavía cosas que mejorar en la moto y en el equipo

Pese a sus cinco victorias en el Dakar, su resultado final no hace justicia a los méritos adquiridos en esta 36º edición, Joan Barreda ha demostrado con creces que es el futuro de esta competición.
Lluis Llurba / Fotos: HRC -
Joan Barreda: Tenemos todavía cosas que mejorar en la moto y en el equipo
Joan Barreda: Tenemos todavía cosas que mejorar en la moto y en el equipo

No nos cansaremos de pregonar a los cuatros vientos que el Dakar ha sido muy injusto para Joan Barreda y para su equipo, HRC. El trabajo de ambos en los últimos seis meses ha sido colosal. Una labor que ha dejado una profunda huella en el Campeonato del Mundo de Rallies, donde la firma del ala dorada logró su primer título mundial, y sobre todo en la carrera más dura del planeta. Sí, el castellonense ha cumplido y superado las expectativas de Honda y las nuestras, pero no hay prueba más dura y cruel que el Dakar y Barreda lo sabe.
Lo cierto es que el de Torreblanca no ha tenido mucha fortuna en este rally. Excepto en el Dakar de 2012, donde acabó quinto en la general ganando su primera especial y convirtiéndose en una de las promesas de la especialidad, en sus otras dos participaciones fue víctima del infortunio. En 2011 se vio obligado a abandonar debido a una caída en la segunda etapa y, en 2013, pese a que fue el año de su confirmación, ganando cuatro etapas, un problema con la bomba de gasolina impidió que luchara por la victoria. Finalmente Barreda acabó en el puesto 17, siendo el segundo español por detrás de Juan Pedrero.


Un auténtico tira y afloja con Marc Coma...
«La verdad es que hubo bastante tensión entre los dos, especialmente después de la etapa de descanso. Te aseguro que el ritmo de carrera que imprimimos fue altísimo, aunque yo corrí un mayor riesgo al intentar recuperar el terreno pedido. Recuerdo que en las dos etapas de Bolivia, ambos abríamos pista y marcamos los mejores tiempos. No, no fue fácil, en absoluto. Fue una locura que me dejó exhausto tanto física como psíquicamente».
¿Podríamos decir que ambos estáis equiparados?
«Creo que, hoy por hoy, tenemos la misma velocidad y el mismo nivel de navegación, aunque también es cierto que Marc posee de una mayor experiencia. Asimismo, quisiera hacer hincapié en las etapas que se desarrollaron en Argentina y, en especial, la fatídica quinta especial, donde cerca de la mitad de los pilotos tuvieron que abandonar por el calor excesivo y las condiciones del terreno. En muchos medios de comunicación se comentó que me perdí, pero en realidad se me paró la moto a falta de tres km para la meta por un problema relacionado con la gasolina. A partir de entonces, siempre fui a remolque de Coma».
La megaestructura de HRC fue digna de alabanza.
«El equipo fue fantástico. Saber que detrás de ti hay un inmenso equipo de profesionales da mucha confianza. Sin embargo, antes de cruzar el charco se realizó un intenso, continuo y duro trabajo de preparación, tanto por parte de ellos como por la mía. Tras el verano no hubo un día de descanso. Dejaron de existir los fines de semana e hicimos varios test hasta llegar al rally de Marruecos, lugar donde recogimos los primeros frutos al lograr el Mundial».
¿El hecho de que tu mochilero, Gonçalves, cayera en la quinta especial, fue determinante en tu resultado final?
«Que no te quepa la menor duda. Había un gran entendimiento entre él y yo, y perderlo antes de lo convenido fue decisivo para mí. A ver, desconozco cómo hubiera transcurrido el Dakar con Paulo en carrera, pero si los acontecimientos hubieran sido como los transcurridos, pudo decir que hubiera acabado este Dakar en la segunda plaza. Un resultado que refleja más el trabajo que hemos realizado».
Caer en la clasificación el día antes del final fue un duro golpe, ¿no?
«Fue una auténtica odisea. Una caída en la zona de dunas de Copiapó dañó la parte delantera de mi Honda ocasionando problemas eléctricos. De estar todavía Gonçalves en el rally, hubiera tenido el apoyo necesario para poder mantenerme en el segundo puesto. Pero, en cambio, pasé por un infierno para sortear los 10 km que me faltaban para salvar las dunas».
Lo cierto es que, hasta entonces, tu Honda era la única que tenía opciones...
«Sí. Debido a los contratiempos de mis compañeros, me dejaron solo en los primeros puestos al poco de empezar el Dakar. Lo cierto es que no tuve una mayor presión y nunca los directivos del equipo me pusieron entre las cuerdas. Yo hice mi propia carrera con el fin de alcanzar al líder. No pudo ser, el equipo sabía que corríamos riesgos al intentarlo, y no lo logramos. El Dakar es así...».
¿Qué objetivos tienes marcados ahora?
«Ahora mismo, descansar y, luego, descansar. Después me gustaría mantenerme en forma con carreras como la Baja Aragón y algún que otro MX o enduro. Posteriormente, tras el verano, comenzar a prepararme para el Dakar corriendo las pruebas más decisivas del Mundial de Rallies. No obstante, aún tengo que hablar con Katsumi Yamazaki, director del equipo. Sé que él quiere que haga todo el Campeonato del Mundo, pero intentaremos llegar a un acuerdo. Lo que está claro es que todavía podemos mejorar cosas de la moto y del equipo...».

Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...