Erik Morillas, como ser piloto en el CEV

Erik Morillas, piloto del CEV en la categoría de Stock Extreme, nos cuenta en primera persona lo que supone correr una temporada en el nacional de velocidad. El CEV es el último escalafón de la velocidad a nivel nacional, y llegar a él, mantenerse, y progresar en cualquiera de sus tres categorías, no es tarea nada sencilla. Exige muchos sacrificios, a los que las jóvenes promesas de nuestro deporte se enfrentan si miedo y con toda la ilusión. Erik Morillas nos cuenta como es y como se forma un piloto en una disciplina tan extrema como Stock Extreme, donde las motos, derivadas de serie y con 1000 cc, llegan a la increíble cifra de los 200 CV de potencia

Erik Morillas -
Erik Morillas, como ser piloto en el CEV
Erik Morillas, como ser piloto en el CEV

En los tiempos que corren, parece que sino empiezas a correr antes que a caminar, nunca llegarás a nada... Pero no es así. Quizá esto valga para ser campeón del mundo a los 16 años, pero no es el caso de la inmensa mayoría. Ejemplos hay muchos y muy buenos. Erik entró en el mundo de las motos por la enorme afición familiar, como muchos otros pilotos dentro del panorama nacional, y no sólo hablamos de velocidad. Disciplinas como el cross o el trial progresan también gracias a la tradición familiar. Jose Morillas 'padre', ha vivido las carreras desde su juventud. Primero en primera persona, y después con su primer hijo, Jose Carlos Morillas. El 'hermano mayor', fue un piloto puntero del nacional y europeo de velocidad de los años 90. Incluso participó como 'wildcar' una carrera del Mundial de 125 cc en el mítico circuito del Jarama, y hace no muchos años participó en el mismísimo Mundial de Supersport. Ante esta perspectiva, Erik estaba llamado a pilotar una moto de velocidad...

Así las cosas, a los 15 añitos debutó con éxito en competición, obteniendo el subcampeonato de Madrid de scooter 50 cc 2T. Un año después tomo los mandos de una moto de velocidad en el Trofeo Race de 70 cc, y de 125 cc sobre una Aprilia. Una buena base para estrenarse al año siguiente en la categoría de supersport, en la que se proclamó campeón de los citados Trofeo Race y campeonato Madrileño en el año 2007. Los años siguientes lucho por la victoria en diversos campeonatos de índole territorial, hasta que en 2010 da el salto a la categoría de Stock Extreme. 200 CV bajo su mando, poco más de 20 años de edad pero con la experiencia necesaria, han sido una excelente base de partida para atacar este año 2012 el Campeonato de España de Velocidad de Stock Extreme...

'Morillas Biker' es la tienda y taller de motos familiar, situada en el madrileño barrio de Vallecas. En ella Erik se ha desarrollado profesionalmente, y es además la base del equipo. Otros pilotos tienen su base en un garaje bien acondicionado, o una nave en un polígono industrial. Pero es siempre necesario disponer de un lugar adecuado y bien acondicionado para preparar, mantener y evolucionar la moto de carreras. Es el lugar donde comienza y termina el trabajo, antes y tras el fin de semana de competición.

Tras la jornada laboral, el empeño del joven madrileño le lleva cada día al gimnasio, donde se ejercita duramente para rendir al máximo el fin de semana de competición. Cuando no, se prepara en la pista de cross, donde además de disfrutar de otra gran pasión, entrena duramente para estar preparado al 100 por 100. Pero los sacrificios van mucho más allá. Sufrir y superar importantes lesiones, afrontar los elevados costes de la competición y buscar con constancia patrocinadores, son otros de los 'peajes' que Erik está dispuesto a superar.

La cuestión monetaria es determinante, especialmente cuando te adentras en un nivel profesional. Haz cuentas. Tenemos que sufragar los gastos en: sueldos de mecánicos, desplazamientos, alojamientos, vehículos de transporte para el material, combustible, boxes, manutención, entrenamientos entre carreras, etc, de un equipo de entre tres y cuatro personas. A esto hay que sumar una montura competitiva, su preparación, y cubrir las posibles averías y caídas, que antes o después aparecen. Y a todo esto añadir los neumáticos, cuyo coste y consumo es muy alto. Para poner un ejemplo, al nivel que estamos hablando, es una carrera se pueden consumir de media 4 juegos, a 450 € cada uno, más todos los demás gastos, te da una idea del elevado gasto total. Y es que una temporada completa en el CEV en la categoría Stock Extreme, con los medios técnicos y humanos necesarios para ser plenamente competitivos, ronda los 50.000 €. Y eso en motos derivadas de serie. Si hablamos de categorías como Moto2 o Moto3, el presupuesto se encarece, dado el mayor precio de la moto y sus componentes.

Así las cosas, comienzo el CEV 2012 el pasado mes de abril en el circuito de Jeréz. Erik cuenta con una excelente montura, la eficaz Kawasaki ZX-10R, que es la predominante en la parrilla. También con el apoyo de importantes empresas de ámbito local y nacional, como INICIA e ITV Ocaña, sin las cuales su aventura habría sido mucho más complicada; y toda la moral del mundo. Alcanza buenos resultados, que complementa con varios podio en carreras territoriales, pero varias caídas, y sobre todo una importante lesión de tobillo que le hace pasar por el quirófano, frenan su excelente progresión justo antes del verano. Esto es algo que puede ocurrir, y a lo que pilotos jóvenes y hambrientos de victoria están dispuestos a asumir.

Lejos de tirar la toalla, el Morillas Team sigue luchando. Ahora la temporada llega a su fin, y con la ilusión del primer día aguarda las últimas pruebas con las mejores expectativas. Más aún, prepara ya la temporada 2013, porque como reza nuestro sabio refranero, "al que madruga Dios le ayuda". Y ya trabaja en mejorar la estructura con mayores medios técnicos y humanos. ¡Algo que ya deberías estar haciendo tú mismo si tu intención es correr el próximo año! Recuerda que los presupuestos de las medianas y grandes empresas que puedan llegar a ayudarte, se formalizan el año anterior, justo por estas fechas.

Un buen ejemplo de entusiasmo y superación, el duro trabajo a buen seguro llevará a Erik a probar, de nuevo, el cava que tan bien sabe al descorcharlo en lo más alto del podio. No en vano, es el más ansiado premio para quienes encuentran en la competición la forma de disfrutar al máximo de la vida.

Galería relacionada

Erik Morillas, piloto en el CEV

Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...