Mash repite estrategia: en 2018 apuesta por las "Dirt Track"

La firma francesa continuará en 2018 con la misma estrategia y estrena dos atractivos nuevos modelos.
Carlos Domínguez -
Mash repite estrategia: en 2018 apuesta por las "Dirt Track"
Mash repite estrategia: en 2018 apuesta por las "Dirt Track"

Es posible que ya te haya ocurrido como a mí. Un día vas andando por la calle y te encuentras con una pequeña café racer, de aspecto muy conseguido, que no sabes muy bien identificar. Sólo sabes que es de pequeña cilindrada porque luce sin miedo su motor monocilíndrico y no intenta parecer otra cosa. Es muy posible que esa moto sea una de las máquinas del catálogo de Mash, una firma francesa que produce motos asequibles con los componentes más básicos para disfruta de las dos ruedas. No les va nada mal, a juzgar por el número de ellas que se ven por las grandes ciudades, y este 2018 repetirán estrategia: motos bonitas siguiendo tendencias a precio de derribo.

La principal novedad es la introducción de dos modelos inspirados en el flat track, las Mash Dirt Track 50cc y 125cc. Con un depósito en forma de lágrima y el diseño en pintura, lo cierto es que recuerda notablemente a las Ducati Scrambler, especialmente en dorado. Eso sí, el diseño se aleja pronto de la italiana para adoptar unas líneas más rectas y agresivas más propias de las motos de flat track. El colín y el asiento se alzan para empujar el cuerpo sobre un manillar alto, y justo ahí, es donde encontramos unfrontal con faro lenticular inusual en una moto de producción en serie. Los protectores de goma en las horquillas, las llantas de radios, los neumáticos mixtos y un guardabarros delantero recortado garantizan ese aspecto tan off-road.

Las Mash Dirt Track montan exactamente los mismos propulsores que el resto de modelos de 50 ó 125cc, un monocilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por aire. Esto se traduce en una potencia máxima de 11,8 cv para la 125cc con un peso total en torno a los 112 kg en vacío. Sobre la 50cc no se especifica potencia máxima pero se asegura una velocidad máxima de 45 km/h y 90 kg de peso.

Ambos modelos estarán disponibles a partir del próximo mes de abril por un precio de 2.645 euros para el octavo de litro y 1.895 euros para el ciclomotor. En todo caso se incluye garantía oficial de dos años, incluyendo mano de obra y sin límite de kilometraje.

Galería relacionada

Mash Dirt Track 50/125

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...