Matricula tu moto de motocross

Requisitos y gestiones para legalizar y matricular una moto de cross. Circular con una moto de cross por las vías públicas es, desde luego, ilegal. Pero existe un camino para poderlo hacer sin que a cambio te conviertas en un fuera de la ley: homologarla y matricularla.
Texto y fotos: Joan Carles Orengo -
Matricula tu moto de motocross
Matricula tu moto de motocross

Una de las ventajas de matricular una moto de cross es el poder tener «dos motos en una». Imaginaos el poder desplazarse a aquel circuito de cross que tenéis a treinta kilómetros de casa sin necesidad de tener que disponer de un vehículo, remolque, etc. Claro que para que todo esto transcurra dentro de la legalidad y que la moto funcione perfectamente después de la «mutación», tendréis que haber seguido una serie de pasos, tanto a nivel administrativo y legal (papeleo, inspecciones técnicas, pruebas en laboratorio...) como técnico (montaje de los diferentes accesorios, verificación de su funcionamiento...), que, para poder ser realizados por un particular «en el garaje de casa», distan mucho de ser sencillos e incluso viables económicamente.

Homologada
Lo primero que hay que tener en cuenta para entender el trabajo que lleva este tipo de transformación, que nos permitirá matricular nuestra moto de cross, es que no se trata simplemente de «ponerle luces y matricularla». Cualquier vehículo que tenga que circular por las vías publicas -de nuestro país y de cualquier otro civilizado- debe estar «homologado». Esto quiere decir que tiene que cumplir con una serie de requisitos a nivel de emisiones de gases, ruidos, frenado, luces, instrumentación... que deben ser certificados mediante una inspección individualizada por laboratorios oficiales (INTA, IDIADA...).

Luego, admitidos por el Ministerio de Industria y, finalmente, aprobados mediante la inspección técnica (ITV) correspondiente. Una montaña de trabajo que, independientemente de que se cuente con los medios técnicos para hacerlo de forma correcta, en el caso de un particular requeriría tal cantidad de tiempo y desplazamientos que convertiría la operación en inviable.

Además, tampoco se trata simplemente de montar todos los elementos que podéis ver en el recuadro adjunto, sino que cada uno de ellos debe cumplir con una serie de requisitos legales que van desde el tono del claxon a la inclinación del soporte de la matrícula, pasando lógicamente por el uso de luces homologadas y, por supuesto, cumplir a rajatabla con unos niveles de emisiones de gases y ruidos acordes a las normativas vigentes.

Si ves que es muy complicado llevar a cabo todos estos requisitos, te aconsejamos que acudas a alguna de las empresas que se dedican a la homologación de vehículos, que las hay, y seguro que os llevarán a cabo esta operación.

Piezas a instalar para la homologación

  • Alternador.
  • Regulador/rectificador.
  • Instalación eléctrica.
  • Conmutador de luces.
  • Relé intermitentes.
  • Cuatro intermitentes.
  • Testigo de intermitentes.
  • Testigo de luces largas.
  • Óptica delantera.
  • Piloto trasero con luz de freno.
  • Interruptores de luz de freno delantero/trasero.
  • Portamatrícula posterior.
  • Catadrióptico.
  • Velocímetro/cuentakilometros.
  • Restricción escape.
  • Restricción admisión.
  • Caballete lateral.
  • Neumáticos homologados.
  • Claxon.
  • Retrovisores.
  • Placa de homologación del fabricante.

Proceso administrativos

  • Certificar las pruebas antes citadas en un laboratorio autorizado.
  • Realizar una ficha reducida con las nuevas características del vehículo (debe hacerla un ingerniero autorizado).
  • Aprobación de dicha ficha por el Colegio de Ingenieros.
  • Llevar la ficha de nuevo al laboratorio para que compruebe que ésta se ajusta a las pruebas ya realizadas. El laboratorio entrega toda la documentación al Ministerio de Industria para que dé el "ok" definitivo (de 5 a 6 semanas).
  • Llevar la moto junto con toda esta documentación y la factura de compra a la ITV, donde realizarán la ficha técnica definitiva (entre 3 y 5 días).
  • Presentar la ficha técnica y la factura de compra en Tráfico para la matriculación de la motocicleta, pagando las tasas correspondientes.

Pruebas a superar en un laboratorio acreditado por el Ministerio de Industria

  • Medidas: altura, distancia entre ejes, longitud máxima,...
  • Pesos (tren delantero, trasero y total): conocido el peso, si es para homologar la moto para dos plazas, se calcula la carga que debe soportar el neumático.
  • Frenada: con un aparato de medición, se calcula la desaceleración en pista de asfalto, usando el freno delantero y el trasero, de forma independiente, a una velocidad concreta.
  • Calibración del velocímetro: con un sistema GPS se verifica la velocidad momentánea y lo que marca el velocímetro.
  • Luces: las ópticas e intermitentes deben ser homologados.
  • Avisador acústico: el claxon debe ser homologado.
  • Pata de cabra: verifican que tenga el sistema de replegado automático o interruptor de corte de encendido si está desplegada.
  • Revisión de salientes y ángulos de corte: con un monigote de aluminio en forma de cono, se le da vuelta a la moto, para verificar si rasca en algún sitio.
  • Emisoras sonoras (pruebas dinámica y estática, diferentes según potencia del modelo y tipo de motor -2T o 4T-): se mide el ruido con un sonómetro tanto con la moto parada como en marcha -a una velocidad determinada-.
  • Emisiones de gases: se verifica la emisión de CO a ralentí y a ralentí acelerado -a medio régimen, más o menos-.

Galería relacionada

Matricula tu moto de motocross

Te recomendamos

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...