Morales, Torres y Ferrari nuevos campeones de Europa

El campeonato de Europa de velocidad tuvo su cita anual en el circuito de Albacete por 5º año consecutivo y como la pasada temporada, los españoles no pudieron hacerse con el triplete, un triplete logrado sólo en 2010 con las victorias entonces de Viñales, Morales y Barragán. En esta ocasión de nuevo el 2º del CIV, el italiano Matteo Ferrari arruinó las aspiraciones patrias de que el himno español fuese el único que sonase en Albacete. Sonó, o más bien no sonó debido a un problema técnico, para Morales en Superstock 1.000, que suma su cuarta corona europea y para su compañero Jordi Torres en Supersport 600, que revalida su título continental de 2011.

Eva Ávila | Yiyo Dorta. Fotos: Juan Sanz -
Morales, Torres y Ferrari nuevos campeones de Europa
Morales, Torres y Ferrari nuevos campeones de Europa

Éste es el cuarto título para Morales. La escuadra española arrasó en Albacete. De principio a fin nuestros pilotos no dieron opción alguna a los pilotos foráneos, y solo un inspirado Kev Coghlan, campeón de Europa de supersport 2009, que regresaba después de dos años a este circuito lograba meterse en el top ten en los entrenamientos.  Las motos "grandes" tienen ciertas modificaciones técnicas con respecto al CEV donde destaca el uso de neumáticos rayados, por lo que el equilibrio parece un poco mayor, aunque no siempre es así.

El más rápido en los entrenamientos fue Adrián Bonastre. El piloto del Suzuki Speedracing, que venía de ganar las dos últimas citas del CEV en este circuito, superó a Morales y Forés y partía con muchas aspiraciones al título europeo. Pero por detrás venían más campeones de Europa y de España que buscaban "salvar la temporada". Entre ellos Santi Barragán, Kyle Smith, Antonio Alarcos, Javi Del Amor y el dorsal número 1, Iván Silva que una vez anunciado su regreso al mundial de CRT quería renovar su título europeo: "Es la primera vez que defiendo el número 1". Pero precisamente Silva fue el primero que sufrió las adversidades ya que se caía en tres de los 4 entrenamientos realizados en Albacete. La caída del sábado le dejaba bastante mermado físicamente pero aún así lo dio todo en carrera.


Bonastre, calzado con neumáticos Dunlop al igual que Javi Del Amor salió a por todas y pronto se marcó distancias con el grupo perseguidor liderado por Javi Forés, el piloto valenciano que ponía todo su potencial para llegar al líder. Por detrás Morales se acercaba al dúo de cabeza y Del Amor y Kyle Smith eran superados por Silva, que comenzaba a coger ritmo. El barcelonés se reencontraba con los neumáticos Michelin y con la moto con la que logró los campeonatos de España y de Europa en 2011.

Con esta situación llegó el momento clave de la carrera. Morales, que en el warm up pudo solucionar los problemas de suspensión trasera que no había podido en todo el fin de semana, daba caza a Bonastre, que iba perdiendo fuerza, y a Forés. De ahí al final fue un paseo para el piloto de Castellar del Vallés. Dosifico y aguantó el empuje final de un impresionante Iván Silva que superó a todos sus adversarios y entró a 895 milésimas de Morales. La tercera plaza fue para Forés que sigue sin ganar una carrera este año. Bonastre se tuvo que conformar con la cuarta plaza final por delante de Kyle Smith.

Aunque mirando el resultado final de la carrera veamos que entre el campeón y subcampeón solo hay 2 milésimas de segundo en la meta, la realidad fue muy distinta.

Como en todas las carreras de MOTO3, dejamos a un lado la presencia casi insignificante y de poco potencial de las motos de 125cc, y la emoción suele ser una constante. Ocho pilotos formaron ese grupo inicial que solo duró 5 vueltas. Los cambios de posiciones eran constantes y nadie lograba escaparse. El poleman de la categoría, el joven Albert Arenas, que tenía intenciones de "tirar en la primera parte de la carrera para intentar escaparme", no pudo y se veían envuelto en una caída, donde el piloto de Conil de la Frontera Marcos Ramírez, que lucía los colores de Monlau Competición para esta cita, se caía cuando iba primero. Las principales esperanzas de los españoles se reducían mucho pues solo Juanfran Guevara, que también venía de ganar aquí hace un mes en la cita del CEV, estaba en los puestos de cabeza. Los italianos Ferrari y Calia junto al inglés Fraser Rogers se iban a jugar el triunfo. Pero Rogers fue el primer descartado ya que su moto se paraba, lo que le hacía perder posiciones y aunque  luego recuperó solo llegó a la sexta plaza. La lucha entre italianos pareció que iba a favorecer al piloto de Lorca que decidió esperar "y atacar en las dos últimas vueltas, pero fue imposible". Contaba con la lucha fratricida entre italianos, primero y segundo del CIV, y que no pensaban sino en ganarse el uno al otro. El primer error lo cometió Calia, ocasión que es aprovechó Guevara para auparse a la segunda plaza, y un nuevo error de Ferrari a falta de dos curvas casi le da el título europeo al de Lorca. Esas 2 milésimas valieron un título que se marcha por tercera vez a Italia junto al de Savadori y Fenati.

La nota más positiva fue el cuarto puesto final para María Herrera. La pupila de Emilio Alzamora que abanderaba el equipo catalán con las ausencias de su primeros pilotos como Alex Márquez, Bagnaia y Baldasarri, salía retrasada y conseguía una meritoria cuarta plaza luchando con otro piloto que progresa rápidamente: Alejandro Medina.

Las 5 125GP que tomaron la salida acabaron muy retrasadas, la mejor en 20ª posición. Quizás el 2013 ya no cuente con estas motos en el campeonato de Europa.

La categoría intermedia, que a priori parecía la más bonita, con la presencia de 27 pilotos foráneos resultó ser muy aburrida. Y es que corría Jordi Torres. El piloto de Rubí, actual campeón de España y de Europa en Moto2 y Supersport respectivamente, y piloto del mundial de Moto2, no dio ni un respiro a sus adversarios. Jordi dominó con mano de hierro todos los entrenamientos, y en carrera puso la directa y desde el principio a fin, sin cometer errores, logró su segundo título europeo consecutivo. Y además con una moto muy laureada ya que es la misma con la que tanto Ángel Rodríguez y Carmelo Morales, como el propio Jordi Torres ya habían sido campeones de Europa. Esa Yamaha R6 tiene 4 títulos continentales.

La segunda esperanza del motociclismo español en la categoría era Óscar Climent. Y no defraudó, estuvo muy cerca de Torres en las primeras vueltas no cediendo mucho tiempo pero sin posibilidades de alcanzar al catalán. Su segunda plaza final recompensaba un gran trabajo para un equipo familiar. Pero todo se desvaneció para el piloto valenciano ya que después de subir al podio, era descalificado por irregularidades técnicas al igual que el eslovaco Cerny que finalizó 3º. Tras las descalificaciones, el austriaco Kerschbaumer pasó a ser segundo y Poyatos tercero, además de campeón Junior.

Te recomendamos

Te invitamos a que vivas una jornada en Madrid con el equipo de pruebas de MOTOCICLIS...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...