Nani Roma, en la Copa del América

Tripulante del Victory Challenge. Ha ganado el Dakar en motos (2004), se ha pasado con éxito a las cuatro ruedas (sexto en el Dakar 2005, tercero en 2006 y 13º en una desafortunada edición 2007), este año lucha por el Campeonato de España de Rallyes de Tierra, y ¡ahora se pasa a la náutica! No, no es que quiera hacer carrera entre mástiles y spinakkers, pero Nani Roma no dice nunca que no, sobre todo si se trata de probar nuevas experiencias. El miércoles 2 de mayo participó como Tripulante 18 en una de las regatas de la Copa América, a bordo del barco del equipo sueco Victory Challenge
Motociclismo -
Nani Roma, en la Copa del América
Nani Roma, en la Copa del América

Texto y fotos: RedBull España
Hacia las 12 del mediodía, un exultante Nani Roma, partía de la Base 4 del Puerto de la Copa América para unirse al equipo del Victory Challenge y subir a bordo de Järv, el barco sueco que se mediría al China Team y al BMW Oracle. “Me llevo las pastillas contra el mareo, por lo que pueda pasar”. Aunque su cara reflejaba más alegría que temor, Nani era consciente de que lo que ocurre a bordo en plena regata no tiene nada que ver con lo que se ve desde fuera. Sólo observando al Järv desde el muelle, comentaba: “Esto desde aquí impresiona más…”.


Roma salía a mediodía para disfrutar, como testigo de excepción, de una experiencia al alcance de muy pocos: vivir una regata de alta competición desde dentro. Al haberse tenido que suspender la jornada del martes por exceso de viento, el Victory compitió en dos enfrentamientos: el primero contra el China Team, al que vencieron por una abultada diferencia de 11’49”, y el segundo contra BMW Oracle, contra el que no pudieron repetir victoria. Antes de partir, Pepe Ribes, el proa español del Victory Challenge, gran aficionado al mundo del motor, saludaba a Nani y ambos cambiaban impresiones. Dos deportistas de máximo nivel manifestando su admiración mutua por el trabajo del otro. Pepe expresaba un deseo a Nani: “Esperamos que sea una buena regata, que disfrutes y que podamos dedicarte la victoria”. Y así fue. Nada más bajar del barco, Nani se mostraba encantado con la experiencia. “Me gusta probar cosas nuevas y esto ha sido magnífico. Todo era nuevo para mí, los movimientos del barco, la velocidad…”. Preguntado sobre si había sentido miedo, Nani afirmaba rotundo: “Miedo no, aunque al principio extrañan los ruidos desconocidos, las cuerdas, el propio casco, ¡piensas que se va a romper todo! Y da cierto respeto, los giros son muy rápidos y el barco alcanza una velocidad altísima…”.

Lejos de su medio habitual, la arena del desierto, Roma explicaba: “aquello ya lo tengo más controlado, pero esto me ha impresionado más. Cuando todo está tranquilo con la tripulación relajada, de repente en un segundo todos se ponen a trabajar a un ritmo frenético y el barco responde al instante, es increíble… Obviamente, es muy diferente de los coches, aquí no hay ruido, pero también se corre mucho, vas muy cerca del mar, te inclinas muchísimo y es magnífico ver cómo puede girar un barco de más de 20 toneladas”.

Y aunque no vaya a hacer carrera en la vela, Nani no dudaría en repetir: “Me ha impactado vivirlo desde dentro y volvería a hacerlo, esta competición es lo máximo en esta disciplina, el montaje y los medios son espectaculares y que alberguemos la Copa América en Valencia es muy bueno para España”.

Al final, las pastillas para el mareo no hicieron falta. “No me he mareado, y eso que comí algo antes de salir, ¡pero en ese sentido todo ha ido bien…!”.

¿Qué es el Tripulante 18?

El Tripulante 18 u Hombre 18 es un navegante invitado al que se le da la oportunidad de disfrutar de una regata a bordo de los barcos que compiten en la Copa América. Los requisitos: pesar menos de cien kilos (la diferencia de peso hasta llegar a esta cantidad se consigue añadiendo lastres al barco), no tener experiencia ni conocimientos técnicos de vela, no ayudar a la tripulación más que con su posición en el barco, tener ganas de vivir emociones fuertes y… ¡sobrellevar bien el mareo! A tenor de lo visto, Nani Roma ha dado la talla. Y tras las arenas del desierto en dos y cuatro ruedas, las aguas del Mediterráneo a bordo de un velero de alta competición tampoco se le han resistido.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

La gama SPIDI para mujer llega para ajustarse al cuerpo femenino a la perfección y pr...

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...