Yamaha MT-09 Tracer

Yamaha ya había desdoblado algunas de sus motos más exitosas de los últimos años y todo apuntaba a que la MT-09 iba a ser la siguiente.
Víctor Gancedo. Fotos: Yamaha -
Yamaha MT-09 Tracer
Yamaha MT-09 Tracer

Las conocidas Diversion 600 y Fazer 600, 800 y 1000, nos habían ayudado a especular acerca de la llegada de una MT-09 dotada de semicarenado. Estaba claro que por características, la naked tricilíndrica de Yamaha se prestaba mucho a tener una hermana vestida. Y así ha sucedido. La marca de los tres diapasones dejó escapar unas fotos del nuevo modelo hace poco más de un mes y unos días más tarde la presentó a «bombo y platillo» en el Salón de Milán bajo la denominación

MT-09 Tracer

Además, se puede decir que Yamaha ha trabajado un poco más en esta moto que lo que había hecho en el pasado con los modelos citados al principio. En aquellos se había limitado a sustituir el faro delantero por un semicarenado y poco más. Sin embargo, en la nueva Tracer se ha esmerado más y la lista de diferencias es considerablemente más larga. La nueva variante de la MT-09 ha ampliado de manera muy considerable su radio de acción y ha sido mejorada en muchos aspectos con el objetivo de convertirla en una moto de indudable carácter, pero más polivalente y turística que su hermana de la que procede.

Publicidad

Cinco aspectos mejorados

Además de ofrecer una mayor protección, la Tracer mejora a la naked en comodidad y capacidad de carga, contando con un equipamiento más completo y una autonomía mayor.
El semicarenado superior incluye una pantalla de generosa altura, que al mismo tiempo puede ser regulada en tres posiciones espaciadas 15 mm entre sí. Asimismo se complementa con cubremanos y unas tapas en ambos laterales diseñadas para guarecer las rodillas. Está claro que la Tracer va a ofrecer una buena protección a sus usuarios. Al igual que el mencionado semicarenado, el grupo óptico también es novedoso con respecto al que monta la MT-09 naked. En su caso está formado por dos ópticas Full LED y que a su vez cuentan en su parte superior con luces de visión diurna también de LED.

La mayor protección es un aporte al confort de marcha, pero también el nuevo asiento de dos módulos se declara y aprecia más cómodo en ambas plazas, consintiendo regular la altura del delantero en dos posiciones (845 y 865 mm). Por otro lado, el manillar se localiza más alto gracias a unas torretas sobreelevadas que, al mismo tiempo, permiten colocarlo más o menos atrasado al poder ser giradas 180º. Por tanto, además de ser modulable, la posición de conducción es más erguida, teniendo en cuenta que en la naked la altura del asiento es más baja (815 mm).

Al ser una moto de carácter más rutero que su hermana desnuda, Yamaha ha incorporado a ambos lados del colín asas para el pasajero y anclajes para maletas, aunque estas sean opcionales. Sin embargo, lo que sí incluye de serie es el caballete central, un elemento interesante a la hora de dejar la moto estacionada con equipaje y que también facilita el mantenimiento de la cadena. Por otro lado, Yamaha declara haber incorporado al tren trasero un sistema de bieletas y aunque no lo ha anunciado, en las fotos se aprecia que el amortiguador trasero posee nuevas características, pensando en un uso a dúo y con equipaje. Sin embargo, la horquilla invertida con barras de 41 mm no parece incluir cambios externos y en la ficha técnica se declaran los mismos recorridos para ambos ejes (137 y 130 mm, delante y detrás, respectivamente).

Publicidad

Más electrónica y mayor autonomía

Como la primera MT-09, la nueva Tracer declara 115 CV a 10.000 rpm y 8,9 kgm a 8.500 rpm. Del mismo modo incluye acelerador electrónico Y-CCT y tres modos de motor D-MODE (STD, A y B), pero en su caso, el fabricante declara haberlos adaptado a las características de la nueva versión. Una novedad importante es que de serie también incorpora control de tracción TCS que puede ser desconectado en caso necesario. Del mismo modo, la instrumentación cuenta con carácter novedoso, aunque en su caso es similar a la que monta la XT1200Z Super Ténéré. Es más aparente y está formada por dos paneles digitales. En el izquierdo se localizan velocímetro, cuentarrevoluciones de barras e indicadores de nivel de gasolina y del modo de motor seleccionado. El derecho incluye indicador de relación de cambio engranada, totalizadores de kilómetros, ordenador de a bordo y un menú específico para los puños calefactables (opcionales) y puede ser que también nos indique los ajustes de las suspensiones electrónicas de una supuesta versión especial, de la cual Yamaha no ha dicho nada.

Continuando con la electrónica, hay que señalar que el ABS es de serie, combinándose en el tren delantero con pinzas monobloque de anclaje radial y discos de 298 mm. Otro aspecto en el que la Tracer ha mejorado es en la autonomía. Yamaha ha desarrollado un depósito de gasolina mayor que declara 18 litros de capacidad, cuatro más que en la naked, con lo que circulando a ritmos legales por autopista se podrán llegar a recorrer cerca de 400 km. Como es lógico, todas las mejoras e incorporaciones que ha recibido la Tracer con respecto a la MT-09 normal, han supuesto que el peso declarado suba hasta los 210 kg en orden de marcha (19 más), pero aún así, va a ser muy ligera para tratarse de una moto bien equipada y con aspiraciones turísticas.

Publicidad

Fun Sports

Con la MT-09 Tracer la marca de los tres diapasones recupera un estilo que puso en escena a principios de la década de los años 90 con la TDM850 y que tuvo continuidad hasta hace no mucho con la TDM900. Las TDM eran motos asfálticas, pero contaban con unas suspensiones de recorridos mas largos de lo habitual y también sus posiciones de conducción erguidas y espaciosas nos recordaban a las trail de entonces. Del mismo modo eran dinámicas y con un buen lado deportivo, unas características que, a buen seguro y debidamente modernizadas, nos vamos a encontrar en la Tracer de estas páginas.

Atendiendo a las novedades que se han preparado para el año que viene, está claro que 2015 va a ser el año de las Fun Sports de «ochocientos». En la lista de sorpresas que las marcas han preparado, además de la MT-09 Tracer, nos encontramos con la Honda VFR800X Crossrunner, la Triumph Tiger 800 XR y la MV Agusta Stradale 800, a las que hay que añadir las conocidas BMW F 700 GS y Ducati Hyperstrada. No hay duda de que esta va a ser una de las comparativas más importantes, si no la que más, de la temporada que acaba de comenzar. Seguro que disfrutamos mucho haciéndola

Publicidad

Galería relacionada

Yamaha MT-09 Tracer. Fotos

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...