Radares privados camuflados en coches particulares: así multan ya y sueldo de los conductores

Radares instalados en vehículos privados. Sí, la práctica ya existe y te contamos cómo multan y cuánto cobran este tipo de conductores particulares.

Así funcionan y multan los radares privados camuflados en coches particulares
Así funcionan y multan los radares privados camuflados en coches particulares

En los últimos años hemos visto la implantación de radares multicarril, de la aparición de los drones y hasta dudosas prácticas para pillar a los conductores que superan los límites de velocidad, como esta patrulla de policías escondida entre dos autobuses que, además, tapaban una señal limitadora a 30 km/h. Pero lo que nunca esperábamos ver eran radares privados camuflados en coches particulares.

Hace unos años ya te adelantamos que este nuevo tipo de controles se estaba probando en Francia. La idea era instalar radares de control de velocidad en vehículos particulares para que estos controlaran que los conductores no se saltaran los límites de velocidad y, al tiempo, que los infractores no detectaran a golpe de vista estos radares móviles.

Ahora sabemos que Francia ha dado luz verde a este proyecto y que en 2023 espera tener repartidos por todo el territorio este tipo de vehículos particulares con radar. Hasta ahora, habían estado en funcionamiento en las regiones de Normandía y Bretaña pero, tras ver los resultados, esta medida se extenderá a otras ocho regiones con 200 vehículos elegidos para desempeñar esta función. En los próximos dos años esperan tener todo el territorio cubierto con un total de 450 vehículos privados con radar, tal y como señala EFE.

Para desempeñar esta función, el Gobierno francés sacará a concurso una licitación a la que podrán optar a las empresas, con presupuestos para pagar a cada conductor 1.500 euros al mes con jornadas laborales de seis horas. Durante este tiempo, el conductor tendrá que hacer cientos de kilómetros en trayectos marcados previamente y señalados por su alta siniestralidad. La cuantía mensual no dependerá del número de multas impuestas.

Como decimos, el objetivo de esta medida es evitar que los infractores frenen y eviten los radares móviles cuando los vean a distancia, pero también servirá para liberar a parte de los agentes de este tipo de tareas y, por tanto, permitir que se centren en otras tareas de vigilancia, como el control de drogas y alcohol.

 

Archivado en:

Los mejores vídeos