Todos los lugares donde la DGT “oculta” los radares para multar por velocidad

Varios son los lugares donde la DGT “oculta” o pone los radares para multar por velocidad. Algunos son los pórticos, las cabinas laterales, trípodes, en coches camuflados…

¿A qué velocidad saltan realmente los radares que nos multan por sobrepasar los límites en la carretera?
¿A qué velocidad saltan realmente los radares que nos multan por sobrepasar los límites en la carretera?

Junto a las distracciones y la ingesta de alcohol y de algún tipo de droga, el exceso de velocidad es una de las causas más comunes de los accidentes de tráfico en nuestro país. Desde hace muchos años, la DGT ha tratado de poner cerco a todos aquellos automovilistas que conducen excediendo los límites, para lo cual no ha dudado en invertir en los sistemas y aparatos técnicos más sofisticados para medir la velocidad de los vehículos que circulan por nuestras carreteras.

Los lugares o las ubicaciones donde se “ocultan” o colocan los radares de velocidad son muy variopintos. Los fijos se incluyen en una base de datos oficial anunciada por la propia DGT a la que todos los automovilistas tienen acceso. Como su propio nombre indica, su ubicación es fija y no cambia. Lo mismo ocurre con los radares de tramo, que se emplean para controlar la velocidad media de los vehículos que circulan entre dos puntos concretos de una vía. En el caso de los radares móviles, estos pueden cambiar su posición constantemente al ir instalados en coches patrulla, en vehículos camuflados de la Guardia Civil de Tráfico, en los helicópteros Pegasus, en los drones o en los márgenes/arcenes de una carretera/travesía.

El dispositivo para controlar el tráfico y la velocidad de la DGT para este verano 2021 está formado de forma oficial por los siguientes medios técnicos: 780 radares fijos, 545 radares móviles, 39 drones, al menos 15 furgonetas camufladas, 216 cámaras de control de uso del móvil y del cinturón de seguridad y hasta 12 helicópteros. A todo ello hay que añadir el casi centenar radares de tramo (hasta 84 en el estudio más reciente elaborado por Automovilistas Europeos Asociados).

No obstante, los lugares más habituales donde la DGT coloca los radares de velocidad, según los propios datos suministrados por este organismo oficial, suelen ser los siguientes:

  • Postes: estos cinemómetros se basan en la tecnología de tipo radar, aunque alguno que también utiliza el sistema de tipo láser. Lo habitual es que estén ubicados en los laterales de la carretera.
  • Pórticos: utilizan tecnología propia de un radar y suelen estar colocados en pasarelas sobre las vías.
  • Cabinas laterales: pueden emplear tecnología de tipo radar o de tipo láser.  
  • Trípodes: suelen estar ubicados en los laterales de la carretera y están operados a distancia por unos agentes de la Guardia Civil que se encuentran muy próximos a su ubicación exacta. Los nuevos radares Veloláser, debido a su pequeño tamaño y a su facilidad de manejo, son cada vez más utilizados para instalarse sobre los trípodes.
  • Coches patrulla/coches camuflados/furgonetas camufladas: estos tipos de cinemómetros móviles van colocados en coches patrulla oficiales de la Guardia Civil y de las policías locales, pero también suelen ir instalados sobre vehículos camuflados. La gran novedad es la colocación de radares en varias furgonetas camufladas.
  • Desde el aire (helicópteros y drones): son de tipo láser y pueden controlar a varios metros de distancia la velocidad. También cuentan con cámaras para fotografiar de forma clara las matrículas de los vehículos.

 

Archivado en:

Los mejores vídeos