El último truco de la policía: avisos de radares falsos para bajar velocidad

Durante las últimas horas las redes sociales se han hecho eco de un nuevo truco policial para avisar de la supuesta presencia de radares con el objetivo de que los conductores reduzcan la velocidad. Te damos todos los datos.

El aviso de radar falso y supuesto control de velocidad ha sido realizado por la policía de Surrey en la app Waze
El aviso de radar falso y supuesto control de velocidad ha sido realizado por la policía de Surrey en la app Waze

En varios artículos publicados en Autopista.es durante los últimos años en más de una ocasión te hemos venido informando de la presencia de radares ocultos y de otro tipo de técnicas de ética cuestionable realizadas, sobre todo, por algunos agentes de algunas policías locales. Pues bien, en este caso te informamos de otra técnica que ya está dando mucho que hablar mediante el aviso de unos radares falsos en carretera con el objetivo de que los conductores reduzcan la velocidad por un determinando tramo.

Esta controvertida iniciativa la está llevando a cabo la policía de Surrey, en Inglaterra, tal y como informan Elpais.com y otros varios medios locales ingleses. Los propios agentes de la policía son los que trataron de hacer “arder las redes sociales” con este mensaje en Twitter.

Definitivamente no colocamos marcadores de policía en Waze en puntos aleatorios de nuestra patrulla, no, nunca… Una manera fácil de hacer que los conductores reduzcan la velocidad en nuestras carreteras: gracias Waze”, es la traducción del mensaje publicado en la cuenta oficial de Twitter de la policía de Surrey.

El objetivo tal y como de manera explícita se incluye en el mensaje es el “supuesto aviso de controles aleatorios y de radares” en un determinado punto de la carretera para que los conductores aminoren la velocidad en dicho tramo. Para ello, varios agentes de la policía de Surrey han abierto una cuenta individual en Waze y ellos mismos desde cualquier otro punto aledaño o cercano, son los comunican la presencia de un control que, en realidad, es falso.

Los comentarios de los conductores y de los internautas han sido muchos y la mayoría de las opiniones cuestionan la legalidad y la ética de esta controvertida técnica.

En España, por el momento no hemos tenido noticias ni confirmación oficial de una técnica similar. En la actualidad, la propia DGT informa a través de una base de datos oficial y pública de la ubicación de todos los radares fijos en nuestras carreteras. En el caso de la presencia de controles móviles de velocidad, las autoridades de nuestro país realizan el aviso previo (mediante mensajes en paneles luminosos o en señales verticales fijas) y en ningún caso tienen obligación por ley de comunicar el punto exacto donde se está realizando dicho control aleatorio móvil de la velocidad.

Archivado en:

Nuestros destacados