Así disfrutaron nuestros lectores de la Experiencia Tricity 300

El pasado fin de semana 20 lectores de la revista Autopista tuvieron la oportunidad de probar la Yamaha Tricity 300 en un evento seguro, y contando con los consejos de los redactores tanto de Autopista como de Motociclismo. ¿El objetivo? Que los usuarios sin carnet de coche pudieran disfrutar de la movilidad en moto más allá de los 125 cc.

Redacción MOTOCICLISMO

Nuestros usuarios cuentan su experiencia a los mandos de la nueva Yamaha Tricity 300

Estábamos deseando volver a contaros que volvíamos a la carga generando experiencias para vosotros, y por fin... ¡Hemos podido hacerlo! En esta ocasión la protagonista ha sido la Yamaha Tricity 300, una moto que permite que todos aquellos que no tiene carnet de moto puedan sentir las sensaciones de rodar en moto por ciudad y carretera, más allá de la cilindradad de 125 cc. Porque sí, por si no lo sabías, está homologada para que puedas conducirla con carnet de coche.

Teníamos claro que el objetivo de la Experiencia Tricity 300 fuese que nuestros participantes puderian comprobar la agilidad, la seguridad y la diversión que aporta moverse con la Tricity 300 por ciudad, y podemos decir que conseguimos el objetivo. 

De entre todos los que se apuntaron a la Experiencia seleccionamos un total de 20 personas y los repartimos en 4 grupos, porque si otra cosa teníamos clara también es que queríamos cumplir con todos los protocolos de higiene y sanitarios marcados por la coyuntura del COVID-19 para que la experiencia fuera magnífica al 100%.

Experiencia Tricity 300: Preparados para la acción

Experiencia Tricity 300: Preparados para la acción

Yamaha Tricity 300: Detalles y acción

Como el evento consistía en que los usuarios de coches (y motos de 125 cc) pudieran rodar con tranquilidad a los mandos de la Yamaha Tricity 300, nuestros redactores tanto de Motociclismo como de Autopista fueron los encargados de contar los detalles de esta moto, y de asesorar a los participantes en su conducción. El primer paso de la experiencia era recibir un briefing para resolver las primeras dudas y conocer los detalles de la Tricity 300, pero sin duda para conocer a fondo una moto... nada como probarla.

La primera toma de contacto la hicimos en un circuito cerrado dentro de las instalaciones de la Finca Astilbe (Madrid), de manera que todos los convocados se familiarizaran primero con eso de moverse con tres ruedas, cuadro de mandos, el peso y con el sistema de bloqueo en parado de la Yamaha Tricity 300. Tras esta primera prueba, llegaba el momento de salir a realizar una ruta guiada para poder comprobar el comportamiento de esta moto en carretera y en ciudad, que es como mejor puede sacar uno conclusiones.

En el vídeo que acompaña esta noticia puedes ver las opiniones de los que tuvieron la suerte de probar la Yamaha Tricity 300 con nosotros, pero te adelantamos que se sorprendieron mucho de la agilidad, de la buena respuesta a la hora de acelerar, de su comportamiento en curvas y al entrar en rotonda, y que habían disfrutado mucho rodando con ella.

Si tú también te apuntaste en su momento pero no fuiste uno de los 20 seleccionados, puedes solicitar una prueba en tu concesionario más cercano.

A todos os que estuvisteis con nosotros en la #ExperienciaTricity300, ¡muchas gracias por confiar en nosotros!

¡Nos vemos en la próxima!

Las Yamaha Tricity 300, preparadas

Galería relacionada

Experiencia Yamaha Tricity 300, las fotos