60 Años de Yamaha en el Mundial: Las victorias con los pilotos privados

A finales de los años 60, un cambio en el reglamento del Mundial llevó a que los fabricantes japoneses dejaran de participar de manera oficial, Yamaha entre ellas. Eso sí, la marca de los diapasones continuó en las carreras cliente, y las victorias no se hicieron esperar...

MOTOCICLISMO

Podcast yamaha mayo
Podcast yamaha mayo

Terminada la temporada 1968, Yamaha también decidió echar el cierre, como las otras marcas japonesas, y retirar su equipo de fábrica. Aquellas joyas mecánicas como la RD05 y la RA31, con sus motores V4 de 250 y 125 cc, respectivamente, quedaban destinadas al museo de la marca, pero su marcha no suponía la desaparición de Yamaha de los circuitos. Al contrario, a partir de 1969 la marca de los diapasones multiplicará su presencia en el campeonato, convirtiéndose en el principal suministrador para pilotos privados en las categoría de 250 y 350.

La herencia de los éxitos cosechados desde 1964 quedó plasmada en una serie de motos que evolucionaba sobre las “carreras cliente” que Yamaha venía realizando desde unos años antes. En 1969 vio la luz la TD2, una 250 bicilíndrica que ya alcanzaba los 44 CV de potencia nada más sacarla de la caja, y que se convirtió en una excelente arma para pelear por el título mundial, como así demostró Kent Andersson, que esa temporada entró en la lucha de la corona con Santiago Herrero y la OSSA monocilíndrica, y Kel Carruthers y la Benelli cuatro cilindros, que sería a la postre campeona.

La tradición de Yamaha de realizar motos para pilotos privados en el “cuarto de litro” se inició en 1962 con la TD1, que fue evolucionando en paralelo a las motos oficiales. Pero hasta 1969, Yamaha no se había adentrado en la categoría de 350. Ese año estrenó su TR, nacida a imagen y semejanza de la TD2, con un motor twin de 348 cc que alcanzaba la nada desdeñable cifra de 54 CV de potencia.

ESCUCHA AQUÍ HOSPITALITY MOTOCICLISMO

El éxito de las TD2 y TR2 fue casi inmediato. Después del subcampeonato de Andersson en 250 en 1969, las TD2 se harían con los títulos en 1970 con Rodney Gould, y 1971 con Phil Read,  además de acaparar el 90 por ciento de las parrillas de 250. En 1972 apareció la TD3, una evolución lógica que ganó potencia y fiabilidad, alcanzando los 49 CV de potencia. Su estreno quedó realzado con el título de Jarno Saarinen.

Mientras tanto, en 350 las Yamaha TR2 se abrían camino mejorando temporada tras temporada, aunque la fortaleza de Giacomo Agostini y su MV Agusta oficial dejaba poco margen a los pilotos privados. Las TR2 se hicieron un hueco enseguida en la categoría. Carruthers abandonó su Benelli 350 en 1970 a mitad de temporada para lograr el subcampeonato a lomos de una Yamaha, y en 1971 y 1972 Saarinen puso en cuestión el dominio de Agostini, hasta tal punto que la marca italiana tuvo que repescar a Read para que le sirviera de escudero ante Yamaha y el finlandés.

Desde 1971 Andersson luchaba por las primeras posiciones en la categoría de 125 con la Yamaha TA125, una moto desarrollada expresamente en la fábrica para hacer frente a la industria europea, al tiempo que realizaba una moto para pilotos privados, la YAS3, que tuvo menos éxito. En manos de Andersson, la TA125, que logró su primera victoria en 1971 de la mano de Chas Mortimer, conseguiría el subcampeonato al año siguiente, en dura pugna con Ángel Nieto y Derbi.

Todo el trabajo de desarrollo de aquellas monturas permitirá a Yamaha adquirir más experiencia y mejorar sus productos. El resultado se podrá comprobar en 1973, cuando Yamaha regresará al campeonato con su equipo oficial con motos completamente nuevas en cuatro categorías: 125, 250, 350 y 500.

A continuación te dejamos el podcast para que puedas escucharlo simplemente dando al play. Pero si eres usuario de este formato y utilizas alguna aplicación en concreto, lo encontrarás en: Apple PodcastSpotifyiVoox o Spreaker.

Nuestros destacados