Ducati Monster 821 2018, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Ducati ha renovado la Monster 821 y la ha creado a imagen y semejanza de la Monster 1200, mejorando así su equipamiento y haciéndola más práctica en el uso diario.
Victor Gancedo. Fotos: Duati -
Ducati Monster 821 2018, prueba, ficha técnica y primeras impresiones
Ducati Monster 821 2018, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Justo ahora se cumplen veinticinco años desde que fuese presentada la primera Monster. Para celebrarlo, ya la temporada pasada Ducati puso en escena una nueva Monter 1200 que recuperaba en parte la esencia de la primera M900 de 1993 en cuanto a manejabilidad y sensaciones. Y ahora le ha tocado el turno a la Monster 821, que ha recibido muchas de las mejoras que vimos hace aproximadamente un año en la mayor de la saga. De este modo, ahora se parecen mucho, tanto que para distinguirlas de lejos lo mejor es fijarse en el basculante y comprobar si es de un brazo o de dos. Si es como el primero será la “grande” y si es como el segundo será la que podemos llamar “mediana”, pues no hay que olvidar la reciente llegada de la nueva 797, la que es actualmente la versión de acceso al universo Monster.

Se cumplen veinticinco años desde la llegada de la primera Monster 

 

Publicidad

Publicidad

Durante la presentación de la renovada Monster 821 en la ciudad italiana de Rimini, los responsables de Ducati han hecho mucho hincapié en lo que significa la familia Monster para la marca y también para sus propietarios. Para el fabricante de Borgo Panigale es sin duda uno de los pilares de su existencia, pues desde 1993 se han vendido la friolera de 323.000 unidades sumando las numerosas versiones que han existido hasta la fecha, con cilindradas que oscilan entre los 399 cc y los 1.198 cc. Por otro lado, para los dueños de una Monster, su moto significa mucho en sus vidas y la mejor muestra está en el hashtag #welovemonster que Ducati ha creado para que compartan sus experiencias y que está teniendo muchísimo tirón.

Ducati ha vendido 323.000 Monster desde 1993, lo que ha supuesto unos ingresos muy importantes para la marca

Publicidad

Otro comentario que ha llamado mucho la atención durante la presentación de la Monster ha sido uno en referencia a sus ventas durante este año. Para sorpresa de Ducati, la llegada de la Monster 797 no ha sido tan fructífera como esperaban y no le ha restado demasiadas ventas a la Monster 821. De este modo, se espera que 2018 sea un buen año para la protagonista de estas páginas, pues su precio apenas se ha visto incrementado y no hay duda que está mejor dotada que su antecesora en algunos apartados. Además, su llegada a las tiendas a principios de diciembre, Ducati ya tiene preparada una campaña de lanzamiento que fija su precio en 10.975 euros para la 821 decorada en rojo y en 100 euros más si la escogemos en amarillo. También se ha preparado una en negro mate que va a costar como la primera, pero no estará disponible hasta abril del año que viene.

Su llegada a las tiendas va a estar acompañada de una campaña de lanzamiento que rebaja su precio a 10.975 euros 

¿Cómo es?

La base de la nueva Monster 821 es muy parecida a la de su antecesora. El Testastretta 11º se mantiene inalterado salvo en la caja de cambios, que ha recibido ligeras modificaciones para poder incorporar un “quick shift up&down” que Ducati ha preparado como opción. Si es cierto que los valores máximos declarados de potencia y par son un poco más bajos que los del versión anterior, pero esto se debe a que en Ducati han optado por sustituir el sistema de medición y en lugar de utilizar una banco de potencia inercial, ahora utilizan uno de freno dinamométrico que, a grandes rasgos, mide la potencia frenando el motor por el eje secundario a un régimen de giro dado. Para realizar esta medición el motor se debe colocar debidamente en un soporte específico y no montado en la moto. Según los técnicos de Ducati, los valores que se obtienen al hacer las cosas así son mucho más próximos a la realidad que con otros sistemas en los que hay más pérdidas por arrastre, por lo que es necesario aplicar distintos factores de corrección. De este modo, los 109 CV a 9.250 rpm que se anuncian se deben ajustar mucho a la realidad. Otro cambio que se puede decir que afecta a la parte motriz se centra en el escape, que incluye un silenciador de doble salida superpuesta similar al de la Monster 1200.

Como novedad y en opción puede montar "quick shift up&down" y su potencia máxima anunciada es de 109 CV a 9.250 rpm

Publicidad

En la parte ciclo no hay cambios relevantes en lo referente a chasis, basculante, frenos, suspensiones o llantas. Sin embargo, la nueva Monster 821 monta un subchasis como el de su hermana mayor, de apariencia más robusta al tener que soportar los estribos del pasajero y más estrecho en su parte final para permitir que la zaga luzca más estilizada. Por otro lado, el depósito es más estrecho en su parte trasera y ello ha permitido crear un asiento también menos ancho que facilita la operación de poner los pies en el suelo. Además, su altura es regulable en dos posiciones, aunque esto también se podía hacer en su antecesora. Otras novedades significativas en las que esta nueva Monster se asemeja a su hermana mayor son la instrumentación TFT con tres posibles configuraciones y el faro delantero con sistema DRL (Day Time Running Light), además del grupo óptico trasero e intermitentes LED.

De la Monster 1200 hereda subchasis, instrumentación TFT y faro con DRL, entre otros detalles

Por su lado y como buena Ducati, la Monster 821 sigue contando con una avanzada electrónica con tres modos de conducción, control de tracción con ocho niveles de actuación y desconectable, y ABS con tres niveles de actuación. De serie, los modos de conducción Sport, Touring y Urban vienen con unas regulaciones predeterminadas del DTC y el ABS, aunque en caso requerido se pueden modificar a gusto del usuario.

Publicidad

Agradable

Desde el momento que arrancas su motor y recorres los primeros metros a sus mandos, te percatas que es una moto agradable y que su motor responde con mucha prontitud a la más leve insinuación sobre el acelerador. Las nuevas piñas, también heredadas de su hermana mayor, tienen calidad y se manipulan con mucha facilidad.

Es una naked confortable en líneas generales y que funciona muy correctamente  

Además de un funcionamiento de motor refinado, la Monster 821 se mueve bien en espacios pequeños y su dirección gira bien, teniendo en cuenta que su posición de conducción es ciertamente deportiva para tratarse de una moto desnuda, debido a unos estribos colocados a una altura considerable, y a un manillar un tanto plano y con los puños adelantados. De todos modos, tras una larga ruta por las retorcidas e irregulares carreteras del oeste de Rimini, algunas de las cuales recorren la republica de San Marino, y sin abusar de vías rápidas, no es una naked que fatigue en exceso, gracias también a un asiento que se siente confortable con el paso de los kilómetros.

Publicidad

Rápida   

A la hora de apretar el ritmo, deja claro que es una Ducati en su más pura esencia. Sus componentes de gama media están bien equilibradas y ninguno desentona negativamente. La verdad es que se mueve con mucha agilidad entre curvas y no se siente pesada, teniendo en cuenta que declara 206 kg en orden de marcha. Su frenada es potente y no hay que hacer demasiada fuerza sobre la maneta para conseguir buenos resultados. Por su lado, las suspensiones no cuentan con muchas posibilidades de regulación, pero sus tarados ofrecen un buen compromiso entre comodidad y deportividad, y poseen una buena capacidad de absorción, al tiempo que tampoco la horquilla no se hunde en exceso en frenadas enérgicas.

Su frenada es potente y las supensiones poseen un buen equilibrio entre comodidad y deportividad

Como has podido leer, el bicilíndrico responde sin reparos desde muy bajo régimen y luego es constante en el empuje y no muestra altibajos, funcionando de manera suave y sin transmitir vibraciones, aunque emitiendo un sonido ronco muy característico. Estira sin problemas hasta más de 10.000 rpom y se mantiene cómodo girando a altas revoluciones. Las diferencias entre los modos Sport y Touring son perceptibles, con una respuesta inicial más suave en el segundo, más apropiada para mantener ritmos relajados.

Publicidad

Conclusión

No hace faltar ser muy docto en la materia para saber que esta Ducati es una Monster en su más pura esencia. Su estampa musculosa es inequívocamente Monster. Aparte de la respuesta rápida y sin altibajos de su motor, y de su buen comportamiento en líneas generales, lo que más me ha sorprendido de esta italiana es su buen tacto general y lo confortable que se muestra al convivir estrechamente con ella. Sin perder un ápice de su deportividad, Ducati ha logrado hacer una naked agradable y polivalente, que se desenvuelve bien en espacios pequeños y que funciona con mucha precisión. Además, posee un buen equipamiento, con una electrónica que mejora a la de otros modelos del mercado que pueden ser considerados como su competencia             

Publicidad

Galería relacionada

Ducati Monster 821 2018

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...