Moto Guzzi V9 2016: versiones Bobber y Roamer

La nueva Moto Guzzi V9 se comercializará en dos versiones: la Bobber, que es más radical; y la Roamer, más tradicional.
Víctor Gancedo | Álvaro Gavín -
Moto Guzzi V9 2016: versiones Bobber y Roamer
Moto Guzzi V9 2016: versiones Bobber y Roamer

La nueva fábrica de Moto Guzzi no cesa de dar frutos. Construida en la localidad italiana de Mandello del Lario a continuación de la antigua, de sus cadenas de montaje han salido diez nuevos modelos en los últimos dos años, principalmente pertenecientes a las sagas Moto Guzzi V7 y Moto Guzzi California. Sin embargo, los dos últimos que acaban de ser presentados en la propia fábrica, la Moto Guzzi V9 Bobber y la Moto Guzzi V9 Roamer, pertenecen a una nueva familia cuya nomenclatura es la de V9. Son dos cruiser empujadas por un nuevo motor de 853 cc que, como no podía ser de otra manera siendo de Moto Guzzi,  cuenta con dos cilindros en V a 90º, refrigeración por aire, cigüeñal longitudinal al sentido de la marcha y transmisión por cardan. Su punto de partida es el propulsor de las V7, pero monta cilindros, pistones y cigüeñal de mayores dimensiones.

También incluye una caja de cambios con la primera y la sexta alargadas,  además de un embrague monodisco en seco reforzado para soportar sin problemas el incremento de las prestaciones. Además, el cardan es más robusto y está desplazado hacia la derecha para dar cabida a un neumático trasero más ancho en medidas 150/80-16”. Como es lógico, las cifras declaradas mejoran ostensiblemente a las de las Moto Guzzi V7, y tanto las Moto Guzzi V9 Roamer, como la Moto Guzzi V9 Bobber, anuncian 55 CV a 6.250 rpm y 6,3 kgm a 3.000 rpm. Y como es obligatorio este año, se adapta a la normativa EURO4.

También incluye una caja de cambios con la primera y la sexta alargadas,  además de un embrague monodisco en seco reforzado para soportar sin problemas el incremento de las prestaciones. Además, el cardan es más robusto y está desplazado hacia la derecha para dar cabida a un neumático trasero más ancho en medidas 150/80-16”. Como es lógico, las cifras declaradas mejoran ostensiblemente a las de las Moto Guzzi V7, y tanto las Moto Guzzi V9 Roamer, como la Moto Guzzi V9 Bobber, anuncian 55 CV a 6.250 rpm y 6,3 kgm a 3.000 rpm. Y como es obligatorio este año, se adapta a la normativa EURO4.

Las palpitaciones típicas de Moto Guzzi están presentes en todo momento durante su funcionamiento, especialmente cuando aceleramos  en marchas largas desde muy bajas revoluciones. Sin embargo, como indica el momento de par máximo a solo 3.000 rpm, el motor es capaz de funcionar con corrección a regímenes muy bajos, recuperando sin demasiados problemas con la sexta relación de cambio engranada y desde solo 40 km/h. Además, al mantener cruceros a ritmos constantes sorprende por su suavidad. Y gracias al desarrollo final  alargado, Moto Guzzi declara un consumo muy contenido al mantener cruceros legales.

Las Moto Guzzi V9 Bobber y V9 Roamer también incorporan un nuevo chasis reforzado en algunos puntos y con la parte trasera más baja, con el objetivo de que sus respectivos asientos se encuentren más cerca del suelo. La horquilla con barras de 41 mm y los dos amortiguadores laterales también coinciden en ambos modelos, proporcionando unos recorridos de 130 y 97 mm  respectivamente. Igualmente coinciden en el depósito de gasolina, con 15 litros de capacidad. Las principales diferencias entre las Moto Guzzi V9 Bobber y V9 Roamer se localizan en ruedas delanteras, manillares, asientos y aleta trasera.

Las diferencias entre las Moto Guzzi V9 Bobber y Roamer

Con el manillar plano tipo «drag-bar», el neumático delantero «gordo» y de menor diámetro, además del asiento más pequeño y con menor mullido, la Moto Guzzi V9 Bobber nos ofrece un estilo más deportivo e inconformista. También sus decoraciones oscuras y sin brillo hacen que su estampa sea más «malota». Su posición de conducción es más radical y las irregularidades del asfalto son más perceptibles a través de su «fino» asiento. A pesar de su ancho neumático delantero, las reacciones de la dirección son rápidas y es fácil balacearla de un lado a otro entre curvas. Además, se percibe un mayor apoyo,  generando más confianza. Por su lado, la Moto Guzzi V9 Roamer está enfocada a un uso más turístico. El manillar más elevado y con los puños más próximos a nuestro cuerpo, así como el asiento más amplio y mullido, la hacen más adecuada para trayectos más largos.

Teniendo en cuenta a otros modelos de su segmento, las dos se pueden considerar como motos ligeras, declarando «solo» 199 kilos con el depósito lleno en ambos casos. Esta característica, junto a sus bajos asientos y a sus tamaños compactos, las convierten en motos fáciles de conducir, si además tenemos en cuenta que de serie incorporan control de tracción desconectable. Además, pensando en conductores noveles, V9 Bobber y V9 Roamer van a estar disponibles en versiones limitadas aptas para el permiso A2. 

Los precios de estas nuevas Moto Guzzi son de 10.399 euros para la V9 Roamer y de 10.799 para la V9 Bobber. De serie son dos motos relativamente simples, sin demasiados aditamentos superfluos. Sin embargo, en Mandello del Lario han trabajado mucho y han desarrollado una larga lista de accesorios para personalizar y transformar a estas nuevas V9. Además, no descartamos que la familia aumente en un futuro con más modelos.

Te puede interesar:

Prueba de la Moto Guzzi Audace

Probamos las nuevas Moto Guzzi V7 II

Comparativa de cuatro motos retro: BMW R-nineT, Honda CB1100, Moto Guzzi Griso 1200 8V y Yamaha XJR1300

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...