Prueba de la SYM Joymax Sport 125i

Bajo la excelente calidad que siempre nos ofrece SYM, nace el Joymax Sport 125i. Un scooter que alardea de un equipamiento sin igual.
Texto: Lluís Llurba. Fotos: Joan C. Orengo/SYM -
Prueba de la SYM Joymax Sport 125i
Prueba de la SYM Joymax Sport 125i

Desde su lanzamiento en 2012, el Joymax representa para SYM su maxiscooter más avanzado de la marca. Sus características principales son las de un scooter de gran tamaño, de diseño moderno, repleto de detalles, cómodo y completamente puesto al día en sus principales características, equipamiento y diseño. Un vehículo con el que SYM se ha hecho fuerte en el sector y que a buen seguro va a catapultar sus ventas, que solo en España superan los 5.000 scooter. Y es que el Joymax reúne todo lo mejor de la marca taiwanesa en cuanto a sus características mecánicas, eficiencia y consumos contenidos. Tras el periodo vacacional, ha lanzado una versión, a mi gusto, más atractiva, deportiva y destinada a un público algo más joven: la Sport.

Estructuralmente, esta versión destaca por su chasis reforzado, optimizado de acuerdo a las proporciones generales del scooter. Su configuración «Double Bone», combina dos dobles cunas y le confiere al Joymax una excelente estabilidad. Además de un puesto de conducción que destaca por su gran espacio para el conductor y acompañante, ofreciéndonos además la plataforma perfecta para el posicionamiento de los pies.

Como su antecesor, sigue poseyendo un manillar más elevado que el de los scooter compactos y que nos permite retrasar el cuerpo, descargando las piernas. A la estética del anterior GTS, le suceden ahora unos carenados muy prolongados. Un cambio de diseño especialmente notorio en el nuevo colín, acabado en forma de flecha, y que integra un anchísimo piloto que ocupa toda la superficie. Asimismo, SYM ha querido distinguir la serie especial Sport con destacados elementos como su asiento (rediseñado, más mullido, cómodo, bajo y que prescinde de sus habituales respaldos), la cúpula frontal de diseño más agresivo, y los detalles en color rojo en las llantas y en las costuras del sillín.

El uso de iluminación Daylight, doble parábola del faro delantero multiconvex, amplio espacio adicional en su compartimento bajo el asiento para dos cascos integrales (o un maletín de un portátil gracias a las protecciones regulares del maletero), toma de recarga en la guantera, estriberas traseras retráctiles, apertura remota del asiento mediante un pulsador electrónico situado en la piña izquierda del manillar... son algunos de los detalles que nos ofrece el nuevo scooter de SYM. También cuenta con un ingenioso antirrobo bajo el asiento que consiste en un interruptor que desconecta la corriente del scooter.

A la última

Técnicamente, lo más significativo en el nuevo Joymax Sport es el cambio del motor de 125 con respecto a las versiones precedentes por un nuevo propulsor de 15 CV a 8.750 rpm. Para alcanzar este 1,5 CV de más, las cotas internas del motor varían: el diámetro del cilindro aumenta de 53 a 57 mm, mientras que la carrera se reduce de 56,6 a 48,8 mm. Lo cierto es que es una de las cilindradas de mayor aceptación en la gama SYM por su equilibrio entre prestaciones y consumos, que se sitúan en torno a los 2,9 l/100 km. Otro aspecto del que presumirá en exclusiva la versión Sport es el sistema de detención automática del motor en paradas momentáneas Start&Stop. Tratándose de un vehículo donde su hábitat es la ciudad, los ingenieros de la firma taiwanesa han introducido sistemas de mejora de eficiencia energética, que tratan de evitar consumos innecesarios y reducir la contaminación del aire. Mediante la Unidad de Control (ECU), este sistema toma datos de temperatura del motor, voltaje de la batería y movimiento del vehículo.

Para que funcione, el motor ha de tener una temperatura de al menos 70 grados, la corriente debe tener el voltaje máximo y, además, requiere que el Joymax haya circulado al menos a 10 km/h (por supuesto, el sistema puede ser desconectado a nuestra voluntad). Según estudios realizados por la firma, la reducción de emisiones, y más significativamente los consumos, son relevantes, con un 11,1 % de ahorro circulando a 50 km/h y de 7,6 % de media. La disminución circulando en ciudad es de 3 km/l, mientras que la reducción de emisiones de CO2 en el primer caso llega al 6 %, y del 1,6% de media. La frenada es otro de los aspectos que más ha cuidado SYM. En este apartado el Sport usa componentes de máxima calidad con el sistema antibloqueo de frenada Bosch, con el último sistema específico para moto, el Bosch 9M, adelantándose a la norma EURO 4 vigente a partir de 2016.

El SYM Joymax Sport 125i está ya a la venta en la red de concesionarios SYM con un precio de 3.799€ y los colores disponibles son el blanco, negro mate y azul claro mate. Como promoción de lanzamiento, el Joymax Sport incluye una garantía de cinco años ofrecida por la misma marca.

Galería relacionada

Prueba SYM Joymax Sport 125i

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...