Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

La tendencia de las motos modernas camufladas bajo una apariencia clásica parece que cada vez coge más fuerza. Prueba de ello es que de las cuatro motos retro de media cilindrada que hemos reunido en esta comparativa, tres de ellas han llegado este año dentro del grupo de novedades. Esto confirma el interés de los fabricantes y de los usuarios por este tipo de modelos.

Colaboran: P. Burgaleta / M. López. Fotos: Juan Sanz.

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin
Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Durante la década de los ochenta del siglo pasado en el mundo existió una tendencia innovadora que miraba al futuro e intentaba dejar atrás el pasado. Los grandes fabricantes se esforzaban mucho en evolucionar y en poner en el mercado modelos que rompiesen con los moldes establecidos y en aportar muchas cosas de carácter novedoso. Sin embargo, a principios de los 90 la forma de ver las cosas en los departamentos de diseño de las marcas cambió, y en especial si nos fijamos en las cuatro grandes marcas japonesas. En paralelo a las motos innovadoras surgió otra línea de modelos que pretendían rememorar a los más exitosos de los años 70. Así Honda puso en escena motos como la CB750 Seven Fifty o la CB1000 “Big One", Kawasaki la familia Zephyr, Suzuki sus GSX “Inazuma" y Yamaha hizo lo propio con la XJR1200 que después paso a ser XJR1300. Así surgió una nueva generación de motos “clásicas" que se catalogaron como retro y que, con algunos altibajos, fue ganando adeptos hasta llegar hasta nuestros días con mucha fuerza.

La mejor prueba de ello es la gran variedad de motos de este tipo que existe en la actualidad, con cilindradas que empiezan desde 125 cc y que están presentes en prácticamente todos los nichos del mercado. Como es lógico, los japoneses ya no están solos en esto y el resto de fabricantes también trabajan mucho en ofrecer productos muy elaborados y realmente bonitos en casi todos los casos. Además, se esfuerzan en que bajo una apariencia retro o vintage, sus motos sean modernas tanto en lo referente a funcionamiento, como a comportamiento.

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

La prueba de la gran variedad de motos retro que existen en el mercado y de lo logradas que están son los cuatro modelos que hemos reunido en esta comparativa, entre los que se encuentran algunos que este año se están convirtiendo en auténticos “best seller". La totalmente nueva Royal Enfield Interceptor 650 ha irrumpido en el mercado con mucha fuerza, y entre sus principales bazas están el precio muy competitivo y una marca que suena mucho en el mundo del motociclismo. Otra moto que este año también es novedad es la Kawasaki W800 Street. Si es cierto que se trata de una reedición de un modelo que ya había existido, pero Kawasaki Heavy Industries Ltd. ha creído oportuno ponerlo al día y volverlo a poner en el mercado para satisfacer los deseos de muchos incondicionales. Sin embargo, si pensaba que iba a “llegar y besar el santo" no estaba en lo correcto, porque la competencia es dura y en especial si nos referimos a la Triumph Street Twin, que puede ser considerada como la referencia de la categoría. Además este año ha recibido una interesante actualización que ha mejorado algunos de los que podían considerarse sus puntos flacos. Y la cuarta en discordia es la Moto Guzzi V7 III Stone, una moto con una larga historia a sus espaladas y que es la tercera generación de un modelo que es el acceso al universo de la legendaria marca de Mandello del Lario y cuya última actualización data de 2017.

Así, por orden alfabético de sus respectivas marcas, W800 Street, V7 III Stone, Interceptor 650 y Street Twin forman un cuarteto realmente atractivo, cuyos precios comienzan a partir de los 6.200 euros que cuesta la Royal Enfield, hasta los 10.150 euros de la Kawasaki, pasando por los 8.599 euros de la Moto Guzzi (actualmente en promoción) y los 9.200 euros de la Triumph. Además, si no nos convencen excesivamente sus respectivos estilos, las cuatro están disponibles en, por lo menos, una variante más, destacando la representante italiana por contar con hasta siete versiones distintas. Antes de decir cómo van, vamos a hacer un repaso rápido de cómo son estas cuatro motos.

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Kawasaki W 800 Street

Aunque a la vista se asemeja mucho al modelo anterior, la W800 Street ha cambiado mucho más de lo que puede parecer en un principio, aunque también es cierto que Kawasaki no se ha alejado demasiado del producto anterior, manteniendo gran parte de la estética y muchas de sus características técnicas. Así ha preferido mantenerla simple, como debe ser una moto retro.

El bicilíndrico en paralelo de** 773 cc con el cigüeñal calado a 360º permanece refrigerado por aire** y conserva su exclusivo sistema de distribución por eje con engranajes cónicos, elemento que el gran fabricante japonés admite haber mantenido solo por razones estéticas y por ser una de las señas de identidad del modelo. Internamente, el motor se ha actualizado con nuevos pistones y otros cambios varios, pero mantiene la potencia declarada de 48 CV a 6.000 rpm para adaptarse sin problemas a las necesidades del carnet A2. También conserva la caja de cambios con cinco relaciones.

La W 800 ha vuelto al mercado con importantes mejoras en la parte ciclo. Es la moto de carácter más tranquilo de esta comparativa

El chasis sigue siendo de doble cuna de acero, pero su estructura es completamente nueva, con tubos más gruesos para mejorar la rigidez y actualizado en cuanto a geometrías. Por su parte, las patas de la horquilla han aumentado el diámetro de 39 a 41 mm, y el freno trasero de tambor ha sido reemplazado por uno de disco. Además el disco delantero ha aumentado su diámetro de 300 mm a 320 mm. Pero quizás el cambio más significativo es la sustitución de la anterior llanta delantera de 19" por una de 18", que contribuye a que la dirección sea más rápida de reacciones.

Estéticamente todo es nuevo. Los escapes con silenciadores tipo “pea shooter" parecen haber sido robados de la Kawasaki W650 original que se lanzó en 1965. También el faro delantero de mayor diámetro con tecnología led es otro elemento novedoso de esta japonesa y que contribuye a que su estampa sea más aparente. Además de esta Street, Kawasaki también ha preparado una versión Cafe de la W800. Esta se distingue por montar semicarenado superior redondeado, manillar bajo con forma de M y protectores de goma a ambos lados del depósito, además de asiento con tapizado bicolor y más pequeño en la zona el pasajero.

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Moto Guzzi V7 III Stone

Como has podido leer, la Stone forma parte de una familia que cuenta con hasta siete integrantes y en su caso se trata de la variante de acceso al ser la de precio más bajo. Como no podía ser de otra forma al tratarse de una Moto Guzzi, está empujada por un bicilíndrico en V a 90º refrigerado por aire y con el cigüeñal dispuesto en el sentido de la marcha. También son característicos su embrague monodisco en seco o la transmisión secundaria por cardán. Así el funcionamiento de la Stone es muy personal y se diferencia claramente del de sus compañeras de reparto, las tres empujadas por bicilíndricos en paralelo con embragues bañados en aceite y transmisión por cadena.

La Stone es el modelo de acceso al universo Moto Guzzi. Las características de su motor hacen que su conducción sea la más particular

La última actualización del modelo tuvo lugar en 2017 con motivo de su adaptación a la Euro4. Entonces incorporó un cigüeñal con menos inercias, pistones nuevos e importantes mejoras en las culatas. También recibió unos cilindros más dimensionados externamente que recuerdan en apariencia a los que montan las V9 de mayor cilindrada. Del mismo modo, los colectores de los escapes vieron incrementado su diámetro, por lo que desde entonces la Stone ganó mucho en apariencia. Otra mejora importante fue la sustitución de la caja de cambios de cinco relaciones por una de seis, con un desarrollo final más largo que le permite circular más desahogada al mantener cruceros continuados por vías rápidas. Igualmente incorporó control de tracción desconectable.

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Royal Enfield Interceptor 650

Como has podido leer, la Interceptor es una novedad absoluta que ha sido todo un acierto por parte de Royal Enfield. Su menor cilindrada no le impide rendir a un nivel muy semejante al de sus compañeras de reparto y aunque es un poco más simple en algunos apartados, también es cierto que por relación calidad/precio es con claridad la más atractiva. Además, como ellas utiliza un chasis de doble cuna de acero y posee unas características semejantes en cuanto a frenos y suspensiones, con un disco en el eje delantero, horquilla telescópica convencional y una clásica pareja de amortiguadores detrás.

Su motor de 648 cc incluye eje de equilibrado y un cigüeñal con un desfase de 270º entre sus muñequillas. También cuenta con radiador para el aceite, culata multiválvula, caja de cambios de seis relaciones y embrague con sistema antibloqueo, por lo que no se le puede pedir más un motor de este tipo.

La Interceptor 650 ha irrumpido con mucha fuerza en el mercado. En la relación calidad/precio es un modelo que no tiene rival

Su fabricante cataloga a la Interceptor como una “street scrambler" y así incluye algunos detalles un poco camperos como el manillar dotado con barra de refuerzo.

Además, si la Interceptor no nos convence del todo, podemos optar por la Continental GT, cuya base es la misma pero que se distingue por un estilo cafe racer debido a que monta semimanillares y estribos más retrasados, además de un característico depósito “jorobado" y un asiento con su parte trasera redondeada, entre otros detalles de menor relevancia.

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Triumph Street Twin

La prueba de que la firma de Hinckley conoce mejor que nadie la receta de hacer motos modernas bajo una apariencia clásica queda patente en la Sreet Twin. Además, este año no se ha visto sorprendida por la llegada de motos nuevas a su clase al haberse reforzado con algunas mejoras interesantes. Como acostumbran las integrantes de la saga “modern classic" de Triumph, la Street Twin posee un diseño atractivo y muy buenos acabados, y además destaca por lo bien que combina una estructura tradicional con soluciones modernas. Si la miras de lejos, parece que no cambia mucho en comparación con su antecesora, pero al admirarla de cerca sí que encuentras en ella varias diferencias interesantes como la nueva pinza de freno delantera firmada por Brembo, el asiento más confortable y con tapizado más lujoso, o la instrumentación rediseñada con una inserción metálica en la parte superior del bisel con la denominación Bonneville grabada.

La Street Twin es la más completa y la mejor en prácticamente todos los apartados

Si externamente las modificaciones que ha recibido se pueden considerar como menores, no ocurre lo mismo al analizarla internamente. Su bicilíndrico en paralelo incluye importantes modificaciones entre las que destacan cigüeñal, eje de equilibrado y balancines más ligeros, que se traducen en un aumento importante de potencia y prestaciones. Triumph anuncia 10 CV más, lo que eleva a 65 CV a 7.500 rpm la potencia máxima, y también advierte que el régimen máximo se ha retrasado 500 rpm. Otros detalles novedosos son la tapa de la culata de magnesio o el embrague antibloqueo optimizado y más ligero. Igualmente incorpora mejoras en el apartado electrónico, añadiendo modos de motor Rain y Road al control de tracción desconectable que ya incluía su antecesora. Otros aspectos reseñables de esta inglesa son la caja de cambios de cinco relaciones, el grupo óptico trasero led, la llave de contacto codificada o la toma de corriente USB situada bajo el asiento. También la horquilla KYB ha sido renovada internamente e incluye nuevos cartuchos que mejoran su funcionamiento y, por tanto, el comportamiento de eta Street Twin.

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Verificaciones

La mayoría de los usuarios de este tipo de motos no se fijan demasiado en las prestaciones, pero en una comparativa de este tipo es necesario que informemos de ellas. Si hablamos de velocidades máximas, sorprende la igualdad que existe entre las cuatro, superando todas los 170 km/h en condiciones normales y con cierta ventaja para la Triumph que alcanza 178 km/h. A la hora de acelerar desde salida en parado también es la inglesa la que consigue los mejores registros, aunque tiene que emplearse a fondo para no verse sorprendida por una competitiva Moto Guzzi. La Kawasaki acelera de un modo similar en los primeros metros, pero a medida que la velocidad aumenta va quedando relegada a un segundo plano. A la Royal Enfield le cuesta algo más seguir el ritmo al principio y a medida que se suceden los metros va perdiendo espacio, alcanzando los 150 km/h un tanto “desfondada".

En cuanto a recuperación en su última relación de cambio, también es la Street Twin la que marca diferencias, aunque con la Stone manteniendo el rebufo al principio. Con respecto a la W800 y a la Interceptor 650, enseguida se quedan retrasadas, aunque eso sí, circulando en paralelo. Las prestaciones comentadas son un reflejo claro de lo que arroja el banco de potencia, donde la inglesa marca diferencias, tanto en la gráfica de potencia, como en la de par.

Unas cifras que han igualado mucho a nuestras protagonistas durante esta comparativa son las del consumo medio, con 4,0 litros/100 km o poco más en los cuatro casos. Sin embargo, en el caso de la autonomía media sí que hay diferencias especialmente si nos fijamos en la italiana, que consigue espaciar los repostajes cerca de 500 km gracias a un gran depósito cuya capacidad se aproxima a los 21 litros.

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Otro de los datos que contrastamos en las comparativas es el del peso y aunque no hemos encontrado grandes diferencias, los valores obtenidos hablan a favor de la Royal Enfield, que en la práctica parece aún más ligera debido a que es la más compacta. Sin embargo, hay que dejar claro que entre ella, la más liviana, y la Kawasaki, la más pesada, la diferencia en la báscula ha sido de solo 6 kg con los depósitos llenos de gasolina (217 kg para la primera, por 223 kg para la segunda).

En ciudad

Las cuatro se adaptan muy bien a un uso urbano. Incluso se puede decir que es el ambiente en el que mejor se defienden. Sin embargo, por tacto de motor y suavidad ha sido la Interceptor la que más nos ha gustado. También responde muy limpiamente desde muy bajas revoluciones y esto se agradece al conducir por ciudad. Por su lado la Street Twin es también un producto muy refinado, con un tacto general muy logrado y un manejo muy sencillo, pero su tren delantero no es tan rápido de reacciones al circular a baja velocidad como el de la moto india. Entre la Stone y la W800 las cosas están muy igualadas, porque si bien la italiana es más ágil y rápida de dirección, la japonesa funciona de modo más agradable y absorbe mejor las irregularidades del asfalto.

Carretera

Tanto en uso turístico, como “deportivo", la Triumph es la que se muestra más completa. Por acabados y por tacto de mandos, es la que desprende más calidad y esto se agradece a la hora de convivir con ella. También cuenta con las suspensiones que mejor trabajan, aportando confort de marcha a ritmos sosegados y resistencia al practicar una conducción más agresiva. En estos momentos la británica deja claro que es la que posee la mejor puesta a punto de parte ciclo, sintiéndose la más sólida y ofreciéndonos también la frenada más contundente. Igualmente, su motor de 900 cc es el de mayor rendimiento, por lo que todos los que hemos participado en esta comparativa tenemos claro cuál es nuestra favorita.

Sin embargo, si te consideras una persona tranquila y buscas una moto que te lleve sin demasiadas prisas y de la manera más placentera posible, en este caso **la Kawasaki puede ser la que mejor se adapte **a tus necesidades. Sin embargo, si eres de los que de vez en cuando te gusta apretar el ritmo y exigirle al máximo a tu montura, enseguida echarás en falta una horquilla con mayor resistencia al hundimiento y una mayor altura libre en las curvas.

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Por su lado, la Royal Enfield se muestra muy equilibrada y en ningún momento destaca negativamente. Es sencilla, pero posee todo lo necesario para cumplir sin problemas en paseos prolongados. Además, su motor funciona como un reloj y apenas transmite vibraciones. Y al practicar una conducción alegre nos transmite reacciones de moto moderna, sin mostrar vicios extraños y sorprendiendo por su gran aplomo. La verdad es que hay que aplaudir el trabajo realizado por la marca india, que en los últimos dos años ha dado un gran salto hacia delante en lo referente a la calidad de sus nuevos productos.

Con respecto a la Moto Guzzi, hay que citar que en esta tercera versión ha mejorado tanto en el apartado de confort, como en el de comportamiento, pero aun así su tren trasero sigue siendo algo seco de reacciones al superar baches o sobre firmes adoquinados. Sin embargo, una vez adaptados a sus particularidades y bajando marchas con anticipación, puede ser una moto divertida y ágil, especialmente si circulamos por carreteras retorcidas y con el asfalto en buenas condiciones.

Conclusión

1º Triumph

2ª Royal Enfield

3º Moto Guzzi

4ª Kawasaki

Una vez más, Triumph nos ha demostrado que conoce mejor que nadie la receta para fabricar motos modernas bajo una apariencia clásica. La Street Twin ha mejorado este año en varios apartados y así ha llegado aún mejor preparada para hacer frente sin problemas a dos novedades como la W800 Street y la Interceptor 650. Si es cierto que si queremos la más cómoda de la categoría podremos optar por la Kawasaki, y si buscamos la mejor en relación calidad/precio, está claro que la elección deberá ser la Royal Enfield. Por su lado, la Stone destaca por ser la más exclusiva y personal de las cuatro debido a sus particularidades propias de Moto Guzzi.

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Comparativa retro: Kawasaki W800 Street, Moto Guzzi V7 III Stone, Royal Enfield Interceptor 650, Triumph Street Twin

Ficha técnica Moto Guzzi V7 III Stone

Ficha técnica Royal Enfield Interceptor 650

Ficha técnica Triumph Street Twin

Comparativa Supernaked Grandes Twin: BMW R 1250 R, Ducati Monster 1200 S, KTM 1290 Super Duke R

Relacionado

Comparativa Supernaked Grandes Twin: BMW R 1250 R, Ducati Monster 1200 S, KTM 1290 Super Duke R

Nuestros destacados