Moto clásica: BMW R100RS

BMW supo crear una moto basada en su clásico concepto boxer, que supusiese un cambio y liderara toda una generación en la firma alemana
Pepe Burgaleta Fotos: BMW/MPIB -
Moto clásica: BMW R100RS
Moto clásica: BMW R100RS

A finales de los años 60, en BMW crecía un rumor: la marca estaba planteándose abandonar la producción de motocicletas para centrarse en la de automóviles, en realidad, un producto mucho mucho más rentable. Era una decisión que ya habían tomado previamente otras firmas teutonas que compartían ambos tipos de vehículos, pero que en realidad no estaba en el ánimo de los dirigentes de BMW.

La marca alemana acalló de golpe todos esos rumores presentando una familia de modelos completamente nuevos en 1969. Cuando Helmut Werner Bönsch, presidente de la compañía por entonces, presentó la nueva serie /5, declaró que BMW seguiría fabricando motos, por supuesto, y que no era además una cuestión económica ni de rentabilidad, sino simplemente una tradición que había que conservar, una actividad artística para sus jóvenes ingenieros.

Impulso

Un lustro después, ya con Eberhard von Kuenheim a los mandos, BMW decidió separar por completo la sección de motos creando BMW Motorrad GmbH como filial del grupo BMW AG, y dos años después, en 1978, la compañía se reestructuraría completamente en sus órganos de dirección.

Pero mientras todo eso pasaba, las motos BMW iban evolucionando de acuerdo a los gustos del mercado. La industria japonesa había invadido Europa y América, y sus motos también marcaban el ritmo y las tendencias. Si a finales de los 60, cuando se había diseñado la nueva versión del motor boxer que equipaba la serie /5 y sucesivas, el departamento de markertig consideraba poco oportuno fabricar motos grandes, limitando la cilindrada primero a 750 cc, y luego a 900 cc, a mediados de los 70 imploraba por motos de un litro. El mercado estaba instalado en una espiral de cilindrada y potencia, y BMW decidió dar el salto con su serie /7, creando sus primeras R100.

Publicidad

En 1976 aparecían las sucesoras de la serie /6, con una batería de modelos: la versión sin carenado, la R100/7, la deportiva, la R100S, sucesora de las Daytona, y la gran novedad, la R100RS, una moto enfocada más al turismo, y equipada por vez primera con un carenado integral fabricado en material plástico, que era su nota diferenciadora. Había sido diseñada por el equipo de BMW dirigido por Hans Müth, pero también con la colaboración de empresas especialistas como Pininfarina, y estudiado largamente en el túnel de viento para lograr una buena protección aerodinámica, adoptando una posición deportiva. Estaba dotada de un completo cuadro de instrumentos que incluía cuatro relojes. También disponía de llantas de aleación y su motor alcanzaba una potencia de 70 CV, poco más que la R90S, que le permitían llegar a unos 200 km/h gracias al carenado. La RS se convirtió en todo un éxito y en la imagen de la firma.

Un par de años después, BMW decidió complementar la gama con una versión aún más turística. La RT, con un carenado de mayor protección y cúpula más alta, maletas laterales de serie, entradas de aire y una posición más relajada. Los modelos de la serie fueron evolucionando levemente en algunos de los casos, como el de la RS, que adoptó un disco de freno trasero para sustituir el tambor, o pinzas Brembo de pistones opuestos en el tren anterior.

Estas R100 se mantuvieron en el catálogo hasta el fin de la producción masiva de las boxer de carretera con culatas de dos válvulas en 1984, poco después del lanzamiento de la serie «K». Los motores se mantuvieron aún activos en las nuevas R, ya de venta mucho más escasa, y en las GS de trail hasta 1987, y después de esta fecha con los primeros modelos con transmisión Paralever.

Las R100RS se vendieron muy bien, más de 33.500 unidades entre 1976 y 1984, y hoy en día siguen siendo uno de los modelos de mejor recuerdo en la marca, algo realmente positivo si se tiene en cuenta que tuvieron que lidiar con varias generaciones de motos japonesa de prestaciones mucho más elevadas.

Publicidad

Modelos

1969 R75/5

Nace la primera generación con el último diseño de motor boxer de dos válvulas de BMW en un chasis de doble cuna, de nuevo con horquilla telescópica y con 50 CV y unos 175 km/h de velocidad punta.

Publicidad

1973 R90S

La segunda generación aumenta de cilindrada y de potencia, con la versión S, dotada de un carenado de faro y 67 CV como estrella absoluta. La primera moto de su marca capaz de alcanzar los 200 km/h de velocidad punta.

Publicidad

1976 R100RS

La siguiente generación aumenta la cilindrada para rozar el litro. La estrella de todo ese conjunto de motos es la RS, primera dotada de un carenado integral que además es capaz de combinar protección y aerodinámica.

Publicidad

1984 R100RS

La última de la saga nace en un momento en que su motor ya estaba desfasado y BMW disponía de la serie K. Nuevas suspensiones, llantas, retoques estéticos, basculante monobrazo y 10 CV menos de potencia.

Publicidad
Te recomendamos

Con dos modalidades para elegir: 23,5 y 13 kilómetros....

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...