RAY 7.7, el scooter eléctrico con soluciones inteligentes

Ray Electric Motors presenta su Ray 7.7 su primer scooter eléctrico, un modelo asimilable a uno con motor convencional de 125 cc que facilita su acceso a los usuarios del carnet de coche y que dispone de una autonomía mayor que la de la mayoría de los vehículos con este tipo de propulsión.

Keko Ochoa

Ray 7 7 2021 Accion (8)
Ray 7 7 2021 Accion (8)

Ray Electric Motors presenta su ópera prima, el Ray 7.7. Un scooter eléctrico con homologación L3e, equiparable a un 125 cc para el A1 y que se puede conducir con carnet de coche, pero con unas prestaciones, gracias a sus baterías de alto voltaje, equiparables a un 300 cc. Un scooter que se fabrica en España con más del 80% de sus componentes de manufactura nacional y que viene dispuesto a dar el Do de pecho.

Se trata del primer modelo que fabrica esta nueva compañía 100% española. Creada en Barcelona en 2019, Ray E. M. nace con el propósito de ofrecer una solución sostenible a las necesidades de movilidad urbana actuales, apostando por vehículos eléctricos cero emisiones que son, a la postre, los vehículos del futuro más próximo, si nos atenemos a las nuevas regulaciones de acceso a las grandes ciudades que están por venir.

Ray 7 7 2021 Accion (4)
Ray 7 7 2021 Accion (4)

Ingeniería española

El Ray 7.7 viene dispuesto a ocupar un lugar destacado entre los scooters interurbanos cero emisiones. Para ello se ha optado por un grupo de baterías de alto voltaje (89V y 87Ah) que se integran junto al inversor y el DC-DC de la moto en lo que denominan el RAY Powerblock.  El equipo de ingeniería ha diseñado una innovadora configuración en forma de U con una capacidad de 7.7 kWh, de donde toma nombre la moto.

La tecnología utilizada para interconectar el pack de baterías también es revolucionaria en el mundo de las dos ruedas. La unión de cada celda al battery pack se realiza mediante tecnología wirebonding, que permite gestionar mayores potencias, lo que se traduce en mayores prestaciones y mayor seguridad, ya que actuaría como fusible en caso de accidente o de un improbable cortocircuito.

RAY accion 3
RAY accion 3

Diseño

Partiendo de una hoja en blanco, los ingenieros del proyecto han desarrollado soluciones únicas, como es el caso del Powerblock en forma de U para alojar el máximo posible de baterías y que son la clave para conseguir altas prestaciones. Éste se sitúa en la parte trasera abrazando al basculante, un espacio que normalmente estaría ocupado por el cárter del variador y el tubo de escape en las motos de combustión.

Con esta configuración se ha conseguido un suelo plano y libre de obstáculos, como todo buen scooter que se precie. Claro que lo que no cabía entonces era el caballete, así que lo trasladaron a la parte delantera de la moto y haciendo un pequeño hueco en la carrocería, han conseguido un caballete semi-automático que se activa con la marcha atrás de la moto, ayudado por la presión manual de nuestro pie izquierdo. ¡Todo un invento!

Ray 7 7 2021 Detalle (4)
Ray 7 7 2021 Detalle (4)

Como un 300 cc

El motor de fabricación inglesa del Ray 7.7 rinde una potencia continua de 10,7 kw (14 CV) y ofrece un par de 60 Nm. Con esa potencia nominal de 10,7 Kw cumple con los requisitos de homologación equivalente a un 125 cc, pero  sin embargo consigue prestaciones similares a un 300 cc, ¿cómo es esto? Pues tan sencillo como que el motor tiene picos de potencia de 17,5 kw (23 CV)

De ahí los datos de aceleración que nos da el fabricante: 0-50 km/h en 2,8 s y 0-100 km/h en 7,7 s en modo Sport (de los tres modos disponibles). Una aceleración propia de scooters mucho más grandes como el TMax de Yamaha, al menos en los primeros 100 m, y la velocidad máxima en torno a los 130 km/h de gps, aunque la fábrica declara solo 125 km/h. Datos como veis, más próximos a las prestaciones de un 300 cc de gasolina que a un 125 cc.

Ray 7 7 2021 Accion (6)
Ray 7 7 2021 Accion (6)

Autonomía, la madre del cordero

Todo esto de las prestaciones está muy bien, pero tratándose de un vehículo eléctrico, la autonomía es uno de los factores fundamentales a la hora de valorar una posible compra. Ray declara una autonomía de 150 Km para una conducción mixta urbana-interurbana y unos tiempos de recarga de baterías de entre 2,5h para una carga rápida a 4h 20 min en carga normal. Tiempos que se acortan sensiblemente si la batería tiene algo de carga y no se llega al 100%

Nosotros hicimos un recorrido de unos 70 km y la sometimos a todo tipo de uso, utilizando los tres modos disponibles de potencia, que por cierto se cambian sobre la marcha actuando sobre un solo botón muy fácilmente (Sport, Flow y City) El resultado es que llegamos a destino con un 40% restante de batería, por lo que los datos del fabricante se acercan mucho a la realidad.

Ray 7 7 2021 Detalle (1)
Ray 7 7 2021 Detalle (1)

Más allá de la zona de confort

No cabe duda de que el hábitat natural de un scooter eléctrico es la ciudad. Los trayectos cortos y el fácil acceso a puntos de carga hacen que se encuentre como pez en el agua. Pero el Ray 7.7 se atreve a salir de la zona de confort para ofrecer el plus de los trayectos interurbanos. La capacidad de su batería proporciona autonomía suficiente para acercarte a la ciudad desde cualquier punto del extrarradio de tu ciudad.

La verdad es que el va tan bien que te incita a hacer alguna escapada buscando tu zona de curvas favoritas, siempre y cuando esté en ese radio de acción delimitado por su autonomía. El comportamiento dinámico está muy conseguido y la conducción en curvas resulta divertida y adictiva. Si te calientas mucho puede que llegues a rozar con el subchasis, pero eso indica que has inclinado más de 35 grados.

 

Ray 7 7 2021 Detalle (5)
Ray 7 7 2021 Detalle (5)

El chasis está realizado en tubo de acero con una estructura similar al resto de marcas salvo el subchasis, que se encarga de alojar el Powerblock en forma de U y que le diferencia del resto de scooters. La colocación en esa zona de la parte más pesada contribuye a conseguir un centro de gravedad bajo y por consiguiente, una sensación de ligereza que no se corresponde con los 165 Kg que pesa.

En ciudad se desenvuelve muy bien gracias a su contenido manillar y a un ángulo de giro de la dirección de 45 grados. La horquilla delantera de 40 mm y los dos amortiguadores traseros ajustables en precarga cumplen con su cometido aun sometiéndoles a una conducción “deportiva”. La verdad es que nos sorprendió ese punto deportivo del Ray en un tramo de curvas muy entretenido.

RAY 7 7 2021 Accion B (1)
RAY 7 7 2021 Accion B (1)
Gadgets

Una novedad de la que presumen, y no es para menos, los creadores de este scooter es su asiento regulable en altura en tres posiciones, lo que lo convierte en apto para casi todas las estaturas. Además, debajo del asiento existe un hueco de 33 l de capacidad, suficiente para alojar un casco integral. También cuenta con una guantera en el lado izquierdo con un cargador USB.

Otro de los puntos llamativos es la marcha atrás. Sencilla de accionar y que nos puede sacar de algún que otro apuro al aparcar en pendiente. Una leva en la piña izquierda es la encargada de invertir el giro del motor y con el mando de gas se iniciará el movimiento hacia atrás. Aprovechando ese movimiento, si hemos presionado con el pie el caballete contra el suelo, veremos como el scooter se eleva y queda estacionado sobre él. ¡Sencillo, eficaz e inteligente!

Ray 7 7 2021 Accion (10)
Ray 7 7 2021 Accion (10)

Electrónica

Un scooter eléctrico de última generación no podía salir al mercado sin una pantalla digital, en este caso una TFT de 5 “, que ofrece toda la información, sobre todo relativa a la carga y temperatura de la batería y la autonomía.  También incorpora un navegador integrado punto a punto con conectividad a nuestro móvil a través de la aplicación diseñada también en la propia fábrica.

Con esta aplicación podemos monitorizar y programar la carga de la batería y variar ésta según las circunstancias de cada momento, además de acceder a estadísticas de consumo, trayectos, etc. Otro punto importante es conocer la ubicación de la moto en todo momento y recibir alertas en el móvil en caso de robo, caída o movimiento debido, por ejemplo, a una grúa.

RAY 7 7 2021 Gama
RAY 7 7 2021 Gama

Extras

La RAY 7.7 viene con un conector Schuko que permite conectarla a cualquier enchufe doméstico. Además, los usuarios podrán añadir de manera opcional un conector adicional Tipo 2, que da acceso a la mayoría de la red de carga de coches. Otra opción que se puede pedir a fábrica es la pantalla parabrisas, y el baúl trasero de 33 l, muy útiles ambos sobre todo en trayectos interurbanos.

En cuanto a los colores, son cuatro los disponibles:  Black Carbon, Classic White, Grey Matte y Cobalt Matte. El precio de lanzamiento es de 7.500€ y si te acoges al plan del gobierno Moves III, achatarrando un vehículo viejo, recibes una ayuda de 1300€, por lo que te saldría por 6.200 €. Fuera de esta oferta que durará hasta final de año, el precio será de 8.500 €.

RAY Fabrica 2021 (5)
RAY Fabrica 2021 (5)

Ficha técnica

Precio: 7.500 €; Motor: Corriente continua de 89 V. Refr. por aire; Potencia nominal dec.: 10,7 kW; Potencia máx. dec.: 17,5 kW; Par máx. dec.: Máximo de 60 Nm / 290 Nm a la rueda; Modos de conducción: Sport, Flow y Urban; Transmisión : Por correa dentada; Chasis: Tubular de acero; Suspensión del.: Horquilla hidráulica 40 mm; Recorrido: 110 mm; Suspensión tras./Recorrido: Dos amortiguadores / 95 mm; Freno del.: Un dIsco de 260 mm; Pinzas: 2 pistones; Freno tras.: Un disco de 220 mm; Pinza: Un pistón; CBS; Rueda del.: 120/70-15". Llanta 3,00"; Rueda tras.: 140/60-14". Llanta 3,50"; Medidas. Cap. Batería: 7,7 kWh; Peso lleno: 165 kg; Dist. entre ejes: 1.452 mm; Altura asiento: Regulable: 800 mm / 785 mm / 770 mm.

Ray 7 7 2021 Accion (1)

Galería relacionada

Fotos Ray 7.7 2021

Archivado en:

Los mejores vídeos