Gilera Fuoco 500 i.e.

Gilera Fuoco 500 un scooter deportivo de tres ruedas. Fuego: A partir de ahora, cuando oigas este grito ni busques un extintor ni una trinchera. Sólo prepárate a ver pasar uno de los scooter más innovadores, agresivos y seguros de los últimos tiempos: el Gilera Fuoco 500 ie.
Scootermania | Joan Carles Orengo -
Gilera Fuoco 500 i.e.
Gilera Fuoco 500 i.e.

Dicen en Gilera que por donde pase el nuevo Fuoco («Fuego» en italiano) los demás tan sólo encontrarán tierra quemada. Es sin duda una aseveración un tanto pretenciosa, pero no es menos cierto que la marca con mayor proyección histórica del Grupo Piaggio, la Gilera tantas veces Campeona del Mundo y nacida en 1909, ha tenido la valentía de llevar el innovador y excelente concepto Piaggio MP3 a unos límites realmente incendiarios.

Acoplando un nuevo motor MASTER Twin Spark, con credenciales como una cilindrada aumentada hasta los 492,7 cc, doble encendido, inyección electrónica, refrigeración líquida y 40 CV de potencia, todas las cualidades de seguridad activa de este triciclo del siglo XXI se potencian hasta extremos insospechados.

Si en las versiones de 125 y 250 cc nos habíamos quedado muy gratamente sorprendidos de las cualidades dinámicas de este nuevo concepto de movilidad, al poder disponer de una potencia más que sobrada para largos recorridos interurbanos y que en muchas ocasiones podría resultar delicada de aplicar en los típicos entornos urbanos deslizantes (adoquines, vías de tranvía, baches, etc.) nos encontramos con uno de los vehículos más equilibrados y racionales de los últimos tiempos.

Quizás os puedan parecer exageradas todas estas afirmaciones, pero lo cierto es que, entre tantas novedades surgidas en la última década con el objetivo de mejorar la movilidad personal (BMW C1, Segway, Smart, bicicletas con asistencia eléctrica, etc., etc.) el MP3 de Piaggio ha sido la única capaz de aportar indudables ventajas sin menoscabo de ninguna cualidad de las que apreciamos en los vehículos tradicionales, incluyendo quizás la más importante: que es igual o más divertido de conducir que una moto tradicional y casi, casi, tan ágil.

Evolución

¿Cómo evoluciona un MP3 para llegar a ser un Fuoco? La verdad es que se nos informó muy poco y las respuestas a las preguntas más directas fueron «a la italiana»: «Es una moto totalmente distinta». Obviamente no es así, pero sí que observamos que el Fuoco dispone de unas medidas aumentadas, fruto del mayor tamaño y potencia del motor, al que va acoplada una rueda trasera que pasa de un diámetro de 12” a 14” y sección de 4,50, con un disco también mayor de 280 mm. Los elementos del tren delantero sí parecen iguales, al menos ruedas, amortiguadores y discos de freno se mantienen inalterados según la ficha técnica, al igual que sucede con los componentes traseros.

El sistema de bloqueo electro-hidráulico es de serie en el Fuoco. Lo que sí cambia y mucho es la estética. Gilera ha dotado al Fuoco de una imagen realmente agresiva, con muchos detalles que le homologan directamente con los SUV de cuatro ruedas, entre ellos un sólido armazón de protecciones en tubo de acero delante y detrás, que a su vez ejercen de sólido portaequipajes en la parte trasera. No tuvimos ocasión de probar el Fuoco fuera del asfalto, pero las imágenes publicitarias del mismo nos lo muestran circulando por caminos de tierra, sobre los que suponemos se desenvolverá mucho mejor que un scooter tradicional.

Las líneas de la carrocería son sólidas y masivas delante y mucho más estilizadas detrás, en una clara línea Nexus. Como elemento negativo en este sentido apuntaremos una simbólica cúpula de mínima altura que obviamente no nos beneficiará cuando queramos aprovechar las cualidades del motor. Y abriendo el asiento nos encontraremos con la lógica decepción de haber perdido el hueco para un casco, por el tamaño del motor, aunque aún así cabe un integral o un maletín A4.

Me gustaría hablaros de las prestaciones y sobre todo del comportamiento en carretera del nuevo Fuoco, pero la presentación del nuevo modelo en una fría mañana berlinesa no dio para más que para comprobar unas buenas aceleraciones entre semáforo y semáforo y el mismo comportamiento impecable del vehículo sobre cualquier tipo de superficie. En un recorrido puramente ciudadano fue imposible superar los 100 km/h, así que daremos de momento por buenos los 142 km/h oficiales anunciados y sobre su comportamiento a esta velocidad, haremos como cuando hablamos del valor: «se le supone». El precio del Gilera Fuoco se sitúa por encima del Nexus y por debajo del Yamaha T-Max, los que se suponen sus rivales naturales según las declaraciones de los propios representantes de Piaggio al hablar de este nuevo "todocamino" de los scooter.

Galería relacionada

Gilera Fuoco 500 i.e.

Te recomendamos

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...