LML Star 200 4T

Este año, se ha incorporado un nuevo miembro a la gran familia LML: la Star 200 4T. Ahora, la mayor de la saga, atraerá más miradas al disponer de más detalles estéticos.

Lluís Llurba -
LML Star 200 4T
LML Star 200 4T

Tras ver por nuestras ciudades las pintonas LML Star 125 y 150 4T a lo largo de los últimos dos años, la firma india ha dado un nuevo paso al lanzar el mismo modelo con un propulsor de 200 4T. Éste sigue la misma línea que sus predecesoras y, por fuera, es idéntica a las legendarias Vespa PX de los años 80, a la que sigue manteniendo el freno de disco delantero de las últimas versiones, pero con una óptica delantera de mayor luminosidad gracias a un haz de luz más potente y un cuadro de instrumentos mejorado debido a los nuevos indicadores de punto muerto del cambio y activación del freno.

Por dentro de la LML Star 200 4T encontramos un motor más grande, con culata de dos válvulas, carburador Keihin de 20 mm y refrigeración por aire forzado, con una potencia declarada de 11,7 CV a 6.250 rpm. Recordemos que, pese a que el scooter es fabricado en India, la supervisión técnica sigue a cargo de LML Italia, con la patente que dejó Vespa en una de sus factorías en aquel país. Así pues, hallamos el mismo motor sencillo que sus hermanas menores, pero con la diferencia que éste permite hacer incursiones más seguras por vías interurbanas.

Por lo demás, sigue siendo la misma LML Star de siempre. Con su chasis monocasco, horquilla delantera monobrazo, rueda de repuesto bajo la aleta lateral izquierda, guantera en el interior del escudo, gancho portabolsas y llave del grifo de gasolina en la parte inferior del asiento, entre las piernas del piloto, cambio de cuatro marchas en el puño izquierdo, llantas de 10 pulgadas, arranque eléctrico y a patada y freno trasero de pedal en la plataforma derecha con tambor.

Una vez en marcha, te tienes que acostumbrar a sus peculiaridades, a llevar el pie derecho sobre el puente del suelo del scooter para tener cerca del pie el freno trasero, a su comportamiento y estabilidad, o a unos frenos que tiende a bloquear el delantero y resulta insuficiente el trasero. Sea como fuere, enseguida te das cuenta de que no es un scooter pensado para ir deprisa, ni circular por vías rápidas. Se defiende mejor en la corta distancia, para moverte por el centro de las ciudades a ritmo tranquilo, muy tranquilo...
En cuanto a versiones, LML vuelve a desplegar velas con cuatro terminaciones (Classic, Glamour, Vintage y Prestige) y sus 18 combinaciones de colores. Un amplio abanico que nos permitirá darle mucho al «coco» antes de escoger nuestra LML. Precio: 3.150 euros, en promoción por 2.900 euros.

Galería relacionada

LML Star 200 4T: las fotos

Te recomendamos

El próximo 2 de junio, el circuito de MotorLand Aragón, en Alcañiz, Teruel, acogerá l...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...