Prueba: Scomadi TL125-50

Tas un largo proceso de desarrollo ya está en nuestro mercado la nueva gama de Scomadi con sus versiones 50cc y 125cc.
Texto: Pablo Bueno. Fotos: Lluís Llurba. Colaboran: Begoña Calvo y Leticia Giménez -
Prueba: Scomadi TL125-50
Prueba: Scomadi TL125-50
Publicidad

A veces, las cosas más sorprendentes nacen de una genialidad. Y este es el caso de Scomadi, una marca ligada a la empresa PM Tuning, que se ha dedicado durante décadas a preparar Lambretta a gusto del consumidor. Y así, a partir de conocer exactamente qué quieren y buscan los clientes en un scooter, ha nacido esta marca.

PM Tuning seguirá personalizando scooter en el Reino Unido, así que Scomadi tal como la conocemos en España, solo se dedicará a la venta de motos fabricadas en serie. La creación de los scooter Scomadi ha sido un proceso largo, más de 10 años de trabajo en el desarrollo y el diseño para tratar de conseguir un producto atractivo a la vista, con un toque retro y a la vez viable comercialmente.

Así pues, y aunque toda la evolución y diseño de cada una de las piezas es británico, con las especificaciones de la marca Scomadi, se ha buscado la colaboración de Hanway para el ensamblaje del producto final en un intento de mantener precios competitivos en un segmento, el de los scooter vintage, que está muy de moda en este momento y en el que la competencia es realmente feroz.

Publicidad

Por ahora, la gama de scooter en el catálogo de Scomadi es escasa, solo dos versiones con la denominación Turismo Leggera, que ya te da una idea de por dónde van los tiros. Por un lado está la TL 50, dirigida a un público eminentemente joven que busca su primera experiencia sobre dos ruedas recorriendo las calles de su ciudad. Por otro la 125, con un radio de acción más amplio, en la que podemos incluir circunvalaciones y vías rápidas de forma ocasional.

A estos dos modelos se les unirá próximamente (sin fecha por ahora) la TL 300, que será la Scomadi más grande y que va dedicado a aquellos llamados «commuters» que van a diario del extrarradio a la ciudad y viceversa, para quienes un 125 se queda muy corto. Hasta ahora Scomadi tenía una 250 y la acogida fue tan buena que decidieron hacer una serie limitada de 300 con una decoración especial. Esta también se vendió muy bien y esa es precisamente la razón por la que es el elegido para completar el catálogo.

El hermano mayor de la saga se encuentra muy avanzado en su desarrollo, a falta de encontrar un propulsor que lo anime. Se están viendo diferentes opciones pero en su web afirman que será «un motor de cuatro tiempos e inyección electrónica de 300 cc fabricado en Italia». Ojalá sea así, porque además de que le dará al scooter un toque italiano (que siempre es un atractivo extra), supondría una garantía de calidad y fiabilidad. Así que si al final es así, será una gran noticia.

Publicidad

Mínimas diferencias

Hemos traído a estas páginas los dos modelos que ahora mismo Scomadi tiene a la venta en España. El 50 y el 125. Por fuera, las diferencias entre ambos son casi inapreciables, sin embargo sí las hay. En primer lugar el precio... El ciclomotor está a la venta por menos de 1.500 euros, una gran noticia para los chicos y chicas que quieren un scooter con un toque retro, pero no tienen los tres mil euros que cuesta una Vespa, Lambretta o similar. Mientras que la 125 se va hasta los 2.450. Aquí la diferencia con la competencia es menor, pero sigue siendo más barato y ofrece una calidad de acabados digna.

La cincuenta no es es solo más pequeña en cilindrada. Es también más reducida por fuera, aunque la diferencia es tan mínima que es prácticamente inapreciable: es unos milímetros más corta entre ejes y más compacta de dimensiones generales, pero vamos, puestos uno al lado del otro cuesta encontrarles las diferencias.

Sí las notarás en los componentes, por ejemplo, la TL 50 monta un disco de freno delantero más pequeño y tambor en la rueda trasera. El motor es de aire y carburado en ambos casos, el 50 desarrolla una potencia máxima de 4 CV, que le permite alcanzar 72 km/h (deslimitado) y la TL 125 llega a los 9 CV y 93 km/h (cifras reales). La diferencia es muy notable entre ambos, especialmente en la aceleración desde parado, en la que el 125 consigue un buen registro. El ciclomotor es mucho más perezoso a la hora de mover los 105 kg (verificado en orden de marcha) que da en la báscula.

Publicidad

Estos Scomadi, para ir alimentados por carburador (lo que se supone mayor gasto de combustible), no son muy tragones. La buena noticia es que ambos tienen un depósito de 11 litros con los que puedes hacer tranquilamente más de 270 km con el 125 y más de 300 con el cincuenta antes de pasar por la gasolinera.

En marcha, como decíamos, el 50 se muestra algo perezoso, aunque el 125 empuja con bastante brío desde el primer golpe de gas. Es una pena que la carrocería sea tan ancha a la altura de las piernas pues, al ser también un pelín alto de asiento, hace que las personas de corta altura lleguen con más dificultad al suelo. Como espacio de carga disponemos de una guantera en el escudo y una amplísima plataforma, que te permite llevar las bolsas de la compra, y una parrilla portabultos trasera. La instrumentación es completamente digital, huyendo de la típica esfera analógica de este tipo de scooter de corte clásico. La suspensión delantera es de tipo «rueda tirada» con bieletas, eso sí, con doble amortiguador para aportar mayor rigidez al conjunto. Detrás montan doble amortiguador con regulación en precarga de muelle.

En definitiva, estos Scomadi son lo que ves, dos modelos ciudadanos con una estética que llama la atención y un funcionamiento que invita a relajarse, disfrutar de la compañía y, por qué no, tomarse un capuchino en tu terraza favorita. ¡No tengas prisa por llegar a casa!

Publicidad

Conclusión

Acabamos de bajarnos de la 50 y la 125 y ya estamos impacientes por poder subirnos a la Scomadi Turismo Leggera 300, que llegará en breve al mercado español. Todavía es una incógnita qué motor montará, pero será un scooter que no dejará a nadie indiferente, eso seguro. Mientras tanto, nos entretendremos con sus dos hermanos pequeños, protagonistas de esta prueba. El 50 es igualmente un scooter de diseño, pero de carácter más económico que el 125. Y eso se nota en sus componentes, más sencillos, buscando un precio de derribo con el que competir en un mercado copado por Vespa.

Publicidad

Por su parte, el 125 nos ha sorprendido gratamente. En ocasiones probamos scooter retro traídos de Asia que no dan la talla. Sin embargo, los Scomadi tienen una calidad muy digna, se nota que el diseño y las especificaciones técnicas se marcan desde el Reino Unido. Además, el importador en nuestro país (Scomadi Ibérica – Motorien, S.L.U.), con red de ventas en España y Portugal, es de la máxima solvencia, lo que garantiza una atención al cliente de primera.

Publicidad
Te recomendamos

Una vez conocidas todas las novedades que las marcas tienen preparadas para 2019, lle...

Participa en nuevo sorteo de Deus ex Machina y puedes ganar este conjunto de tres pre...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...