Vectrix Electric

Prueba del primer scooter 100% eléctrico. ¿Qué te parecería poder usar un scooter que corre como un 400, no necesita carné y gasta menos de medio euro cada 100 kilómetros? ¿Y si además te decimos que no hace ruido y es limpio, porque es eléctrico? Pues entonces ya sabrás que estamos hablando del Vectrix.
Josep Mª Armengol (Director de SCOOTERMANIA) / Fotos: Lluis Llurba -
Vectrix Electric
Vectrix Electric

Y además

El Vectrix Electric es el primer scooter grande cien por cien eléctrico, con tecnología americana, diseño italiano y montaje al norte de Alemania (Polonia), y que desde hace poco está disponible en España. Al contrario que otros modelos, este Vectrix es el primer scooter, o moto, pensado desde cero para ser de propulsión exclusivamente eléctrica. Por eso su chasis, en aluminio, está hecho alrededor del elemento principal, la batería, alojada en el suelo del scooter.

La suspensión delantera y dirección cuenta con una horquilla tradicional, y un disco de freno también normal, mientras la suspensión trasera es un basculante de aleación ligera que incorpora en el propio buje de la rueda trasera el motor eléctrico, que además de propulsarnos tiene funciones de freno motor (recargando la batería) y, para cuando hay que pararse del todo, tiene otro disco de freno.

Esta sencillez de diseño y mecánica es una de las ventajas de la propulsión eléctrica: este scooter, desmontado entero, son menos de 300 piezas, cuando sólo el motor de un scooter tradicional puede tener más piezas. Aparte de los elementos de desgaste como ruedas o pastillas de freno, no hay otros elementos que necesiten revisión, y la electrónica de control del motor y de carga es como la de cualquier coche moderno, fiable y que sólo necesita eventuales actualizaciones.

Las dimensiones del Vectrix son equivalentes a las de un scooter mediano o grande y como ellos es cómodo para piloto y un pasajero, y ofrece un hueco bajo el asiento capaz para un casco integral y algo más.

En marcha

Contacto, inicialización del cuadro de instrumentos, frenamos con ambas manetas y la palabra «GO» en el cuadro indica que ya «está arrancado»… sin el ruido de ningún motor, claro. Basta abrir gas y salimos catapultados, si aceleramos con ganas está claro que las prestaciones son superiores a los habituales scooter 125, pero cuando la aguja del velocímetro llegue a los 100 km/h se quedará allí, actuando un «corte» o limitación voluntaria que permite al Vectrix estar homologado para llevarse «sin carné».

Pero la aceleración lo hace claramente más rápido y ágil que cualquier 125, incluso más que los 250, y sólo nos acompaña un leve zumbido, similar el del «metro» a velocidades bajas pero que se convierte en «AVE» si el tráfico se despeja y llegamos a su máximo.

El acelerador «bidireccional» es otra ventaja, pues el freno motor permite que vayamos sorteando el tráfico urbano sólo a base de abrir gas, o «cerrarlo» según sea necesario, y sólo tocaremos las manetas de freno cuando haya que detenerse de repente. Cuanto menos toquemos los frenos, más durará la batería que llevamos a cuestas de «níquel metal hidruro» gracias a esas recargas frenando… y nos conviene aprovecharlo, porque la autonomía es correcta, pero no excelente: en torno a 30 o 40 km a ritmo rápido, hasta el doble rodando más tranquilos.

La estabilidad es impecable, y sólo a baja velocidad o en parado notaremos el peso (aunque la suave marcha atrás ayuda mucho), pues en marcha el buen tacto general, la excelente respuesta del motor «silencioso» y la rigidez de chasis nos hacen darle una nota muy alta a este scooter, eléctrico o no.

Coste

¿Y cuánto cuesta todo esto? También en eso es innovador Vectrix, puesto que no se vende como los demás scooter, sino que el comprador, podríamos casi decir «usuario», elige un «plan»: siempre pagaremos 48 cuotas (4 años) y podemos elegir desde la más baja de 268 euros (incluyen garantía y mantenimiento esos cuatro años) hasta la mayor de 326 euros (que además incluye frenos, neumáticos y seguro con robo e incendio).

Además de este coste, el único gasto adicional que tendremos es la electricidad necesaria para cargarlo: dado que la autonomía no es muy grande habrá que enchufarlo cada noche, y tal vez también de día. El cargador (incorporado) consume en torno a 1’5kW y, si la batería está descargada, en dos horas quedará al 80 por ciento.

Teniendo en cuenta la autonomía media que nos da una carga y que cada kWh de electricidad doméstica cuesta unos 8 céntimos de euro, hacer 100 kilómetros con un Vectrix viene a costar apenas 70 céntimos de euro, y si las cargas son con tarifa nocturna eso baja a unos 40 céntimos de euro.

Tecnología

¿Tiene sentido un scooter eléctrico en 2008? En mi opinión, hace ya años que tenía sentido y la gente de Vectrix ha sido lo bastante valiente como para ponerse a demostrarlo, porque la tencología que tiene este scooter está disponible desde hace más de cinco años a bajo coste.

Con la tecnología de hoy (baterías de litio), tendríamos el doble de autonomía y lamitad de tiempo de carga, prestaciones superiores y la mitad de peso, pero… también costaría en torno a un 50 por ciento más, y eso ya no le interesaría a casi nadie.

Pero con esta tecnología, tenemos un scooter que corre más que cualquier 125 aunque pueda llevarse también sin carné, que a largo plazo habrá costado menos y que, sobre todo, es limpio, silencioso y moderno. Y ésa es la palabra clave: sentado en el Vectrix, cruzando la ciudad, sientes que estás varios pasos por delante de quienes te rodea: algunos se dan cuenta que llevas algo «raro», sin escape ni ruido ni humos, otros ni siquiera lo perciben, pero te aseguro que en cuanto lo pruebas te asalta la pregunta… ¿por qué no son todos los scooter, todos los vehículos urbanos, como éste?

No lo son porque no interesa: mientras los fabricantes puedan seguir explotando sus motores de gasolina, mientras el estado pueda seguir cobrando más de la mitad del precio de tu depósito en impuestos, seguirá habiendo pocos o ningún vehículo eléctrico.

Los scooter eléctricos no son el futuro, Vectrix demuestra que son el presente, y los que sigan más rápido sus pasos serán los que jugarán con ventaja cuando no haya otra forma de moverse.
Vectrix 3w

Electricidad sobre tres ruedas

Vectrix 3W Si el Vectrix Electric es poco exclusivo para ti la marca pondrá a tu disposición un Vectrix 3W, un Vectrix de tres ruedas. Con un sistema completamente diferente al del MP3 de Piaggio, la marca americana ha querido crear su propio concepto de estabilidad máxima basándose en un sistema de trapecios desarrollado en su día por Italjet en su Scoop.

El incremento de peso se hace notar, tanto en aceleración como en maniobrabilidad, pero las trazadas son más seguras y la frenada más efectiva. A baja velocidad le falta el tacto fino y preciso del MP3, pero conforme aumenta la velocidad se desenvuelve con soltura y con un comportamiento noble y estable. Su precio aún no ha sido definido pero se prevé que superará a su hermano de dos ruedas en 500 o 1.000 euros.

Vídeo-prueba Vectrix

Subir

Galería relacionada

Vectrix Electric

Te recomendamos

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...