Yamaha Ténéré 700 2019, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

La nueva Ténéré 700 ha respondido con creces a la gran expectación que ha generado en los últimos meses y ha dejado claro que Yamaha ha acertado con ella. Empujada por el musculoso bicilíndrico de la saga MT-07, posee una estética muy auténtica que recuerda a las motos de rally. En su precio ajustado se encuentra otro de sus grandes atractivos.

La nueva Yamaha Ténéré 700 es una trail muy auténtica con la que se puede disfrutar mucho en carretera y en un uso off road.
La nueva Yamaha Ténéré 700 es una trail muy auténtica con la que se puede disfrutar mucho en carretera y en un uso off road.

Este año tenía una fecha marcada en el calendario. Era la de la presentación dinámica de la nueva Yamaha Ténéré 700. No me la quería perder bajo ningún concepto y así ha sucedido. Los rumores iniciales la situaban en Marruecos, aunque finalmente la cita ha sido en la ciudad tarraconense de Tortosa, conocida como la capital del Bajo Ebro.

Y la verdad es que el escenario elegido ha sido perfecto porque durante dos días he completado cerca de 500 km a los mandos de la nueva trail de Yamaha, de los cuales más de la mitad han sido off road, llegando hasta la comarca de Los Monegros y recorriendo algunos de los caminos por los que discurre la mismísima Baja Aragón. Además, el itinerario marcado ha sido muy variado y se ha adaptado a la perfección a las características de la que es, probablemente, la novedad más esperada de 2019.

Además, tengo que citar que en los cerca de 30 años que llevo acudiendo a presentaciones de motos, no recuerdo haber hecho tantos kilómetros durante el estreno dinámico de un nuevo modelo. Y tengo que reconocer que Yamaha ha creado un excelente producto. Tras dos intensos días la nueva Ténéré 700 me ha dejado muy buen sabor de boca.

Yamaha Ténéré 700 2019, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

La nueva Yamaha Ténéré 700 es una trail muy completa con un espíritu muy aventurero.

Aparte de ser una moto bonita y cuidada en muchos detalles, sorprende por lo bien que se comporta en carretera y por sus buenas aptitudes camperas. Se pude decir que en vez de cruzarse en algún punto, las dos líneas van paralelas y, según convenga, se pueden elegir recorridos que tengan solo asfalto o solo tierra, o mezclarlos en mayor o menor medida.

Por tanto, esta Yamaha es una trail verdadera, una moto que recupera el espíritu de las trail de épocas pasadas, pero adaptada a los tiempos modernos que vivimos, aunque sin excesivas complicaciones en el apartado electrónico, al contar solo con el obligatorio ABS, eso sí, desconectable.

La nueva Yamaha Ténéré 700 es una moto bonita y cuidada en muchos detalles

No se puede empezar a hablar de la nueva trail de Yamaha sin hacer un repaso rápido a la denominación Ténéré, y a lo que ha significado y simboliza para la marca. Todo comenzó en 1983 cuando la firma de Iwata puso en escena una moto réplica con la que competía al máximo nivel en el París-Dakar genuino.

Para denominarla escogió la palabra Ténéré, famosa por dar nombre uno de los desiertos más grandes del mundo y en el que se habían disputado algunas de las etapas más duras del citado rally africano. Aquella Ténéré 600 monocilíndrica fue la primera de una estirpe que luego dio paso a la bicilíndrica XTZ750 Super Ténéré y a la también monocilíndrica 660 Ténéré, que tras varias versiones y algún paréntesis, se mantuvo en el mercado hasta la llegada de la Euro4 en 2017.

Además, no hay que olvidar que en 2010 se puso en escena la XT1200Z Super Ténéré, una sofisticada maxitrail que ha llegado hasta nuestros días sin grandes cambios. Así que la sociedad entre Yamaha y la denominación Ténéré ha cumplido ya más de 35 años, y lleva camino de cumplir muchos más, pues todo apunta a que con la recién llegada Ténéré 700 tenemos moto para rato.

Yamaha Ténéré 700 2019, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Estéticamente es una moto muy lograda que recuerda a las motos de rally de última generación.

Yamaha Ténéré 700, ¿Cómo es?

Aunque muchos elementos como el motor y otra serie de componentes son “made in Japan", la nueva Ténéré se fabrica en la factoría que Yamaha posee en la localidad francesa de San Quintín. Su bicilíndrico en paralelo de 687 cc es el mismo que utiliza la MT-07, aunque con modificaciones en los sistemaa de inyección y de refrigeración, y en la caja de admisión, que es nueva en su totalidad.

También el sistema de escape es específico y monta un piñón de ataque con un diente menos (15 en lugar de 16). Declara 73 CV a 9.000 rpm y 6,9 kgm a 6.500 rpm, por lo que no hay apenas diferencias en los valores máximos. Si es cierto que la velocidad máxima es inferior, anunciando 185 km/h.

Gracias a los 73 CV anunciados la Ténéré 700 es capaz de alcanzar los 185 km/h de velocidad máxima

El chasis de doble cuna continua de acero es totalmente nuevo y se ha desarrollado especialmente para la Ténéré 700. Se ha buscado que sea ligero, compacto y estrecho, al tiempo que robusto y con una flexibilidad homogénea. Anuncia un peso de solo 17,8 kg y cuenta con un resistente subchasis soldado y preparado para recibir el peso de dos ocupantes y maletas. El basculante también es específico y en su caso es de dos brazos reforzados de aluminio.

Las suspensiones se han confiado a KYB y son de una calidad elevada. La horquilla invertida con barras de 43 m y un recorrido de 210 mm permite regular los hidráulicos en ambos sentidos, además de incluir una válvula para el sangrado del aire. El amortiguador se acompaña de sistema progresivo y permite ser regulado en tres vías, con mando para la precarga y permitiendo un recorrido de 200 mm al eje trasero.

Por su lado, los frenos cuentan con componentes Brembo, con dos discos lobulados de 282 mm y pinzas de dos pistones paralelos en el tren delantero. Las llantas de radios montan neumáticos con cámara en medidas 90/90-21" y 150/70-18".

Otros aspecto dignos de mención son la instrumentación digital de estilo “rally", el robusto manillar de diámetro diferenciado, la gran pantalla con deflectores laterales, los cubremanos, el grupo óptico delantero formado por cuatro grandes led o el depósito de 16 litros, que según el consumo medio de 5,4 litros/100 km obtenido durante esta presentación a ritmo alto, consiente una autonomía próxima a los 300 km.

También son interesantes las asas que incluye por debajo de la aleta trasera, los cuatro ganchos para poder fijar algo de equipaje sobre la zona del asiento del pasajero, el protector de aluminio para los bajos o los estribos de tipo off road con gomas fácilmente extraíbles. Otro detalle reseñable es la posibilidad de variar ligeramente la altura de la aleta delantera para solventar problemas en zonas embarradas.

Yamaha Ténéré 700 2019, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Sobre la instrumentación hay una barra que permite anclar GPS, cámaras u otros dispositivos.

Yamaha Ténéré 700, Accesible y agradable

Al acercarse a ella por primera vez si es cierto que llama la atención su altura general, pero luego no es tanta cuando le pasamos la pierna por encima y nos sentamos sobre su asiento. El conjunto es estrecho y si mides en torno a 1,80 m puedes llegar prácticamente con las dos plantas de los pies al suelo. Tras girar la llave de contacto y pulsar el botón de arranque, la puesta en marcha es inmediata. El motor apenas transmite vibraciones y el sonido ronco que emana por su escape es bonito y muy poco molesto. La verdad que el bicilíndrico en paralelo es un motor muy logrado para su cilindrada, como ya nos ha demostrado en las MT-07, XSR700 y Tracer 700.

El funcionamiento de la caja de cambios es otro de sus puntos fuertes, y las distintas operaciones se realizan con suavidad y sin apenas cerciorarnos, con un recorrido de palanca corto y un embrague que se presiona sin esfuerzo, como he comprobado en esta “larga" y exigente presentación, en la que nunca he sentido fatiga en mi antebrazo izquierdo.

El bicilíndrico de 689 cc funciona de manera ejemplar y empuja con muchas ganas desde muy bajo régimen

El “CP2" de Yamaha con las muñequillas de su cigüeñal desfasadas a 270º es un propulsor ejemplar, respondiendo con mucha limpieza y rapidez desde muy bajas vueltas, empujando con fuerza a medio régimen y manteniéndose cómodo cuando se exprime al máximo, con el corte de encendido próximo a las 10.500 rpm.

En esta primera toma de contacto ha dejado claro que es un motor que se adapta de maravilla a las características y aspiraciones de la nueva Ténéré 700. La verdad es que no se echan en falta más prestaciones en un uso por pistas o en carreteras con muchas curvas. Mas ben diría que todo lo contrario, en especial en conducción off road, donde hay que saber dosificarse, teniendo en cuenta que aunque no es una trail pesada, si es cierto que su peso anunciado asciende hasta los 204 kg en orden de marcha y en algunos momentos si se notan.

Yamaha Ténéré 700 2019, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Tanto en carreteras con muchas curvas, como en pistas, es difícil echar de menos más prestaciones a los mandos de la Ténéré 700.

Yamaha Ténéré 700, Para todo

Una vez circulando con la ayuda del motor, llama la atención lo fácil que es mantener el equilibrio a muy baja velocidad con los pies apoyados en los estribos. El manillar es ancho y la posición de nuestro cuerpo con el asiento de serie no está especialmente adelantada. Así tenemos una gran sensación de amplitud al ir sentados y también al ponernos de pie, permitiendo que nos movamos hacia delante o hacia atrás sin ningún tipo de problemas. La verdad es que la ergonomía está muy lograda, tanto para hacer kilómetros cómodamente sentados, como para ir de pie durante largos trayectos por pistas.

Además del elevado confort de marcha, otro de los puntos fuertes de esta Ténéré es la buena protección que nos brinda su frontal, resguardándonos bien desde la cabeza hasta las rodillas, manos incluidas. Igualmente el agradable funcionamiento de su propulsor contribuye a que hacer kilómetros con esta “francesa" sea placentero independientemente del recorrido o del ritmo escogido.

Los Pirelli Scorpion Rally STR que calza de serie te hacen dudar en un principio sobre su comportamiento en carretera. Pero la desconfianza inicial dura poro tiempo, porque su agarre es sorprendente y no muestran vicios extraños, permitiéndonos fuertes apoyos y cambios de dirección agresivos sin ningún tipo de problema.

También la horquilla se muestra un poco blanda en su recorrido inicial, pero una vez habituados, el ritmo alto que permite mantener esta Yamaha por todo tipio de carreteras es algo que te sorprende muy gratamente. Además, la capacidad de absorción de las suspensiones es tan elevada que muchas veces no es necesario evitar los baches y los puedes pasar por encima con alegría. También la frenada ofrece un tacto inicial algo falto de mordiente, pero esto es algo que se ha hecho así de manera premeditada, para poder desconectar el ABS al circular por pistas y evitar en gran medida bloqueos indeseados.

Con una misma puesta a punto, Yamaha ha logrado que la Ténére 700 vaya bien en asfalto y en uso off road

Las mismas buenas maneras con las que nos obsequia sobre asfalto, nos las ofrece también al circular por pistas. Además, Yamaha ha conseguido que una misma puesta a punto vaya bien en los dos terrenos, pudiendo salir de uno y entrar en otro sin problemas y sin necesidad de tocar nada. Está claro que esto no ha tenido que ser fácil, pero a base de probar y de hacer muchos kilómetros sobre un sinfín de superficies, se ha conseguido que el conjunto se muestre equilibrado en todos ellos.

Si es cierto que los 204 kg se notan cuando los caminos que escogemos son muy técnicos, y también se pueden echar en falta unos neumáticos con unos tacos más marcados, pero tengo que reconocer que tal y como viene de serie, se trata de una moto muy bien preparada y apta para desenvolverse con ella en distintos ambientes.

A la hora de escoger alguno de sus accesorios y si con ella se va a hacer un uso mayoritario por campo, tengo que comentar que el asiento Rally opcional es un elemento muy a considerar. Además de más plano, alto y cómodo, su curvatura superior nos coloca más adelantados sobre la moto, y esto permite que nos manejemos mejor en caminos revirados con cierta complicación, especialmente cuando estos son en subida.

Yamaha Ténéré 700 2019, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

El bien estudiado frontal de la Ténéré 700 ofrece una gran protección al piloto.

Yamaha Ténéré 700, Conclusión

La Ténéré 700 me ha dejado claro que la espera bien ha merecido la pena. Además de estar lograda en el aspecto estético, es un conjunto muy completo y equilibrado. Su bicilíndrico es un ejemplo de buen funcionamiento, sin transmitir apenas vibraciones incluso en momentos de máxima exigencia, con una respuesta muy limpia y mostrándose muy “lleno" a medio régimen para sus 689 cc.

También es muy cómoda y protege bien, manejándose con facilidad para tratarse de una moto que supera los 200 kg en orden de marcha. Y luego posee unas suspensiones de calidad que trabajan bien, algo muy importante en una trail con grandes aspiraciones aventureras. Y si a todo esto añadimos un precio atractivo, fijado en 9.499 euros durante su campaña de lanzamiento, la verdad es que pocas cosas se le pueden criticar a la nueva Ténéré 700, una de las motos más esperadas, sino la que más, de esta temporada.

Yamaha Ténéré 700 2019, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

La nueva Yamaha Ténéré 700 va a estar dispionible en tres decoraciones.

Ficha técnica Yamaha Ténéré 700

Nuestros destacados