¡Sorpresa! Viajar por Túnez y la Triumph Tiger 1200

Túnez nos ha sorprendido en nuestro viaje en ruta con la Triumph Tiger 1200 Desert Edition. El final de la ruta nos ha mantenido en el interés de ver y sentir el país tunecino en primera persona, en moto por sus carreteras y pistas. Abriendo su historia y disfrutando de la espectacular riqueza monumental, mucho de ello Patrimonio de la Humanidad. País y moto, dos sorpresas.

Raúl Gutiérrez

TUNEZ TRIUMPH
TUNEZ TRIUMPH

Divulgando sobre Túnez y trasladando ideas, imágenes, momentos… Rodando en moto en las etapas finales de este viaje de descubrimiento de Túnez pensaba en la revelación que ha sido este encuentro con un país bien conocido de nombre, que nos parece lejano de España pero no lo está tanto, y que cuando lo nombramos nos evoca buenas vibraciones a los amantes de la aventura y a los que gustan de descubrir historia y tradición.

Escribiendo sobre Túnez me sigo quedando con ese sentir de un país con un legado histórico soberbio, mucho de él visible y perceptible con los sentidos. En la ruta que hemos hecho no ha quedado nada de lo importante de Túnez sin visitar y poco por saborear. Porque, como todo buen país que se precie, la gastronomía propia es otro de los aspectos destacados y de los motivos para disfrutar del viaje.

Si no has estado en Túnez, y llegas a él de oídas, no para de sorprender la amabilidad de la gente así como la sintonía con una sociedad que aboga por la modernidad mezclada con tradición. Un país en el que por ejemplo, a nivel industrial, los procesos de mecanización no se han implantado por completo, lo que permite que haya productos con entidad propia gracias a la elaboración manual.

TUNEZ TRIUMPH
TUNEZ TRIUMPH

Localidades como Nabeul son famosas por sus múltiples actividades artesanales y sus productos naturales: espartería, destilación de perfumes a partir de la flor de azahar o de jazmín, bordados, hierro forjado, alfarería, cerámica… Las especias son ingredientes que no pueden faltar en la gastronomía tunecina. En los zocos puedes encontrar especias tan variopintas como la cúrcuma, harissa o tabil que aportan un toque diferente a sus platos.

En muchos lugares de Túnez se celebran sus tradicionales mercados, una ocasión ideal para adquirir frutas y verduras, ropa, perfumes o piezas de artesanía y cerámica… Lugares de bullicio en los que también te identificas con su cultura y con su forma de vida.

Contrastes

La historia de Túnez te enseña maravillas como el anfiteatro de Oudhna datado en el siglo I, y que te hacen viajar al tiempo en el que el poderoso Imperio Romano dejó su sello allí.

Lo mismo sucede en Sbeïtla –también lo veréis escrito el nombre como Sbeitka- donde las ruinas romanas presentan una maravillosa estampa. Ciudad situada en el centro de Túnez fue una importante ciudad romana convertida más tarde en ciudad bizantina ¡Un pedacito de Roma en Túnez! Sbeïtla conserva los restos romanos de la antigua ciudad de Sufétula, que data del siglo I. Porque justamente el centro oeste tunecino es uno de los lugares arqueológicos más importantes del norte de África. Su mayor exponente es la ciudad de Sbeïtla, una de las "villas de oro" del África romano-bizantina. Sbeïtla es conocida como la ‘Villa de Oro’ por sus impresionantes ruinas de color dorado. Sus templos son restos romanos del siglo I y son considerados unas de las maravillas arqueológicas mejores conservadas de Túnez.

¡Es hora de hacer un alto en el camino! En el centro de Túnez se encuentra Gafsa, una tierra de oasis donde relajarse y perderse por sus más de 100.000 palmeras. Los oasis siempre se asocian a puntos de descanso, donde el agua pone contraste con el desierto. Incluso hay punto como Chebika donde hay una auténtica ¡cascada! situada en su oasis. Nada de espejismos. Esos marcados contrastes de Túnez se pueden observar en este oasis de Chebika, donde la vegetación se abre camino entre las rocas.

TUNEZ TRIUMPH
TUNEZ TRIUMPH

Gigante palmeral también hay en el oasis de Tozeur y no muy lejano se encuentra el oasis de Tanerza, protegido detrás de una cadena de montañas. ¡Oasis a los que merece la pena acercarse y disfrutar del momento de relax con las fotos más bonitas de Túnez! Numerosas instantáneas en las que la presencia de la Triumph Tiger 1200 Desert Edition implementaban la imagen. Entre jaimas y arena en el desierto de Túnez, donde el sol tiene una fuerza misteriosa y la tranquilidad del desierto es un lugar perfecto para encontrarse con uno mismo. Estar en el desierto es sentir el frío, el calor, las estrellas, el silencio, sentir la paz, el amanecer, el atardecer, sentirte a ti mismo, sentir a tu moto como compañera de viaje, sentir la pobreza y la riqueza, la grandiosidad, y la pequeñez...

Diversidad

El sentimiento de que en Túnez conviven paisajes muy diversos (del desierto árido a los bosques verdes, de las zonas de playa a la montaña) se completa cuando visitas el inmenso lago salado de Chott el Jerid. El gran lago salino de Túnez y el más grande de África ¡un lugar único en el mundo! Una inmensa superficie de color blanco que deja los sentidos pétreos, como si el cuerpo quedara en salazón, imperturbable al paso del tiempo. Superficie salada por la que apetece caminar o pasear pero que la prudencia pide no hacerlo, sabiendo además que la sal tiene cosas muy buenas pero también otras menos beneficiosas en forma de oxidación de las partes metálicas.

Hablando de contrastes de escenarios, la cara más verde de Túnez se encuentra en Tabarka. Un lugar para los adeptos al glof, amantes de la naturaleza, apasionados de los deportes acuáticos... con algunas de las mejores playas de arena y aguas cristalinas. Aunque hablando de playas Djerba es un paraíso de playas idílicas, donde pueden encontrarse espectaculares hoteles de costa. Al sureste de Túnez, Djerba se establece como un lugar maravilloso por su calma y decorado paradisíaco, donde contemplar la vía láctea que hace su aparición estelar en las noches oscuras de Djerba. El atardecer es uno de los momentos más especiales que se pueden vivir en Túnez. Un instante que se convierte en pura magia. ¡Qué bellos son los colores del atardecer y la tranquilidad que se respira!

¡Hay colores más allá del ocre en Túnez! Pura vegetación frente al mar en la laguna de Bizerta.

TUNEZ TRIUMPH
TUNEZ TRIUMPH

Hacia el al sur de Túnez se encuentra Chenini, enclavado en la ladera de una cadena montañosa, un pueblo bereber con casas excavadas en las mismas rocas. Encajadas en las abruptas montañas y las vistas desde sus ventanas son simplemente magníficas. ¡Digno de visitar! Chenini se integra a la perfección en el marco natural en que se encuentra. Un lugar de contrastes, protegido por antiguas fortificaciones y agrestes rocas.

No quiero olvidarme de otro lugar imponente en Túnez: el yacimiento arqueológico romano de Dougga es uno de los más espectaculares que puedes encontrar allí. Dougga es una antigua ciudad en el noroeste de Túnez clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Cuenta con un teatro romano sensacional en el que se mantiene la actividad y se representan diferentes obras de teatro clásico, especialmente en el mes de junio. Aunque, como en tantos sitios, el Covid ha parado la actividad y Dougga espera recuperar su tradición teatral pronto.

Interminable

Túnez tiene innumerables rincones para conocer. Con la Triumph 1200 y su poderoso motor tricilíndrico hacer turismo se convierte en un arte maravilloso, y tras dos semanas de rodad el confort que hemos podido tener con ella es soberbio, gracias a elementos como su asiento de mullido exquisito, la ergonómica posición de conducción y la cúpula eléctrica regulable. Hasta en algunos momentos de cierto frescor matinal hemos hecho uso de los puños calefactados, aprovechando sus tres niveles diferentes de calor.

Así llegamos hasta Kairuán (Kerkouane) que recibe el apodo de "ciudad de las trescientas mezquitas" si bien su Gran Mezquita destaca sobre todas ellas como lugar de culto. Es una de las joyas del patrimonio tunecino, de noche su Gran Mezquita es objeto de atención gracias a la iluminación que destaca su belleza en medio de esta urbe situada al noreste de Túnez. La antigua capital de los emires aglabíes, donde autenticidad rima con hospitalidad, repleta de historia y monumentos. Un pueblo que se creó por las acampadas en la ruta hacia la Meca en los orígenes del Islam. Su Mezquita es la tercera más importante en santidad, sencilla y majestuosa, y su Medina es muy bonita y grande. Además de tener la riqueza por el agua, con sistema de sifones inspirados en los romanos y adaptado. Kairuán llegó a tener gran población.

Buen sitio para degustar una de las delicias de la gastronomía tunecina: el brik. Una especie de empanadilla rellena de distintos ingredientes como huevo, cebolla, pimienta negra, perejil, sal, limón, atún y aceite. ¡Qué hambre!

TUNEZ TRIUMPH
TUNEZ TRIUMPH

De Medina a Medina… y tiro porque me toca, nuestro viaje acaba donde empezó en Túnez, la capital. Que tiene el mismo nombre del país y conocer su Medina es uno de los grandes atractivos de la ciudad, especialmente si lo haces desde sus azoteas. Si lo experimentas.... ¡sabrás por qué! Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la Medina de Túnez es una visita obligada para conocer la historia de la ciudad, recorrer sus laberínticas callejuelas y perderse por sus zocos y mezquitas.

Y en Túnez acabamos el viaje visitando el Museo Nacional del Bardo uno de los más bonitos del mundo e impactantes. Los mosaicos romanos, junto con las colecciones púnicas, sirve para conocer la riqueza histórica y cultural del país.

Con un millar de obras en su haber el Museo Nacional del Bardo, que tiene una arquitectura palaciega de lo más particular, es una de las visitas obligadas en todo viaje a Túnez, con la mirada se descubren cosas realmente admirables. Mirar, ¡ejercicio a poner en práctica en el museo!

TUNEZ TRIUMPH
TUNEZ TRIUMPH

Disfrute

Desierto, playas, puertas, tradición, cultura, naturaleza, lugares de cine… ¡Grandiosos Túnez! El transitar por Túnez cautiva y más aún hacerlo con la Triumph Tiger 1200.

La posición de conducción de la moto permite no cansar el paso de los kilómetros, muy confortable, más con los asientos “confort” de sensacional mullido que lleva la moto. El motor tricilíndrico se está mostrando poderoso para rodar, con un medio régimen sensacional y un sonido de motor embaucador. El puesto de mando siempre nos aporta lo que esperamos, resultando muy útil la cúpula de regulación eléctrica –única que lo monta en su segmento- con la que vamos cambiando la incidencia del viento según necesidades, así como el campo de visión. En pista, por ejemplo, la bajamos a la posición inferior, todo ello sin parar, en marcha, mediante el pulsador correspondiente. Y la suspensión WP semiactiva, modificable en marcha, es otro de los elementos cautivadores de la Tiger 1200 para poder ir encontrando el setting adecuado en todo momento, sin parar ni tocar nada, salvo el mando de regulación.

La opción de neumático para el compromiso de pista/carretera ha sido la del nuevo Continental TKC 70 Rocks. Y en la semana que llevamos de recorrido se ha confirmado como la opción acertada, pues tiene el tacto perfecto para la carretera, hacia donde más orientado va su diseño, y la suficiente capacidad off road, con un taco no tan alto como el TKC 80, pero con buen apoyo campero. Y además, su resistencia al desgaste parece óptima, sin acusar de más el paso de los kilómetros. Incluso en las zonas de arena de desierto, que algo hemos pisado, sin meternos en líos, el neumático ha cumplido su papel, aprovechando además la eficacia de la Triumph Tiger 1200 que con su modo de conducción «Off-Road Pro» aporta gran eficacia por la forma de respuesta del motor y por tener bajo mínimos la actuación del control de tracción y del ABS.

TUNEZ TRIUMPH
TUNEZ TRIUMPH

 

TUNEZ TRIUMPH

Galería relacionada

Viaje Túnez en Triumph Tiger 1200 Semana 3

TUNEZ TRIUMPH TIGER 1200

Galería relacionada

Viaje Túnez en Triumph Tiger 1200 Semana 2

TUNEZ TRIUMPH

Galería relacionada

Viaje Túnez en Triumph Tiger 1200

Archivado en:

Los mejores vídeos