Honda Deauville

Prueba rápida de la Honda Deauville orientada al mercado de segunda mano. Una sport-turismo polivalente y perfecta para viajes de medio alcance.

Andrés G. Dorado -
Honda Deauville
Honda Deauville

La Honda Deauville encarna a la perfección el espíritu sport-turismo con grandes cargas de polivalencia, lo que le hace ser una moto que vale para todo, desde utilitaria hasta para viajar a donde te propongas.

Para ello cuenta con un motor bicilíndrico no demasiado potente (57 CV) -consume poco- pero que cuenta con un par considerable de 66,2 Nm a 6.500 rpm, lo que le hace tener un muy buen comportamiento en bajos y medios.

Destaca sobre todo por una postura de conducción muy agradable y un asiento cómodo que permite devorar kilómetros sin fatiga. El semicarenado y la pantalla regulable en altura ofrecen muy buena protección.

Viene de serie con maletas rígidas que forman parte del carenado, amén de dos guanteras para tener a mano pequeños objetos. Una capacidad de carga notable y que se ve favorecida por un inteligente sistema que hace que las maletas estén comunicadas entre sí, ya que permite meter objetos largos.

La transmisión por cardan es una ventaja a la hora de revisar su estado, además el tacto del motor en marcha puede darnos pistas del estado del mismo.

  • 1998. Nace a partir de la NTV650 Revere. V-Twin a 52º de 647 cc. Doble disco de freno. Maletas integradas.
  • 2006. Aumenta a 680 cc, inyección mejorada. CBS-ABS. Mayor capacidad en las maletas. Parabrisas regulable.
  • 2010. Inalterada tanto en motor como en parte ciclo, solo se añaden nuevos colores como el blanco.
  • Aunque no disponga de mucha potencia (57 CV), el par motor sí se acerca al de sus rivales de mayor cilindrada. Buenos bajos y medios con suavidad y buen tacto.
  • Las maletas vienen de serie y tienen una buena capacidad de carga, además están comunicadas entre sí.
  • La excelente ergonomía proporciona una postura de conducción muy cómoda. La protección aerodinámica, con un parabrisas muy efi ciente, hace el resto.
  • Al subir de vueltas, el motor produce vibraciones. No son excesivamentente molestas pero están ahí.
  • La instrumentación es casi en su totalidad analógica, un detalle de la no evolución con paso del tiempo. A pesar de ello la lectura es buena.
  • El cardán no es tan eficazl en las reducciones como la transmisión por cadena. Eso y unas suspensiones blandas le hacen penalizar en conducción alegre.
  • 1998-2002: 2.500-4.000 €.
  • 2003-2006: 3.500-4.800 €.
  • 2007-2010: 5.000-6.800 €.
Te recomendamos

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...