Segunda mano: Suzuki GSR600 [2006-2011]

Llegó al mercado para ocupar el espacio que existía en el catálogo de Suzuki entre la SV, bicilíndrica, y la Bandit, también tetracilíndrica, pero con menos ganas de marcha que esta GSR600, una naked con mucho recorrido.

Marcos Gil -
Segunda mano: Suzuki GSR600 [2006-2011]
Segunda mano: Suzuki GSR600 [2006-2011]

Salió antes que la B-King, pero basada en el proto de ésta, que finalmente llegó al mercado después… y no cuajó de la forma que lo hizo su versión a escala. La verdad es que con la GSR600, Suzuki no es que inventara nada nuevo. La fórmula de utilizar un motor de deportiva correspondiente a la generación precedente a su llegada al mercado (GSX-R de 2005) y confeccionar a su alrededor una naked con dotes deportivas era algo que, por ejemplo Honda, ya llevaba explotando con su Hornet durante casi una década. Sin embargo, a diferencia de aquella y de otras rivales como la Fazer de Yamaha, la GSR podía presumir de no recurrir a un modesto chasis de espina central o un «vulgar» doble cuna de acero. En su lugar, la GSR ofrecía un más exclusivo y moderno chasis de doble viga fabricado en aluminio, a juego con su también visualmente «potente» basculante con refuerzo superior. Motor y chasis de deportiva, y una estética totalmente diferente a la de la competencia En este sentido, lo cierto es que Suzuki estuvo acertada, y aprovechando la gran expectación que generaron los bocetos y el prototipo de la impresionante B-King, basó el diseño de la GSR en el de la musculosa maxinaked. Curiosamente, la versión acabó teniendo mayor éxito comercial que el diseño original.

La evolución de la GSR desde su primera versión hasta la última, es pequeña en relación a la que otros modelos han experimentado. Es cierto que a ello ha contribuido la escasa longevidad de esta moto, pero también lo es que ya desde la primera, Suzuki acertó y únicamente tuvo que poner su atención en limar cuatro aristas que afeaban su obra primigenia para mantenerla vigente. Es más, yo diría que si en 2008 en lugar de retocarla, hubiera modificado de forma sustancial sus formas, habría sido todo un descalabro porque para entonces su estética ya había creado una buena legión de seguidores. Gracias a rasgos tan particulares e inequívocamente GSR como la configuración del escape bajo el colín, o los intermitentes integrados en la carcasa del depósito de combustible; una ecuación llamada a tener éxito que ha conseguido crear fieles y orgullosos seguidores a pesar de que no haya sido un modelo con una larga trayectoria en el mercado, debido a la decisión de Suzuki de sustituirla por la 750.

2006

[599 cc / 98 CV / 183 kg]

Motor GSX-R 600, chasis y basculante de aluminio, escape con salida doble bajo el colín, quilla, suspensiones regulables (precarga delante; precarga y extensión detrás), intermitentes integrados en el depósito.

2007

[599 cc / 98 CV / 183 kg]

Pocos meses después de aparecer en el mercado, Suzuki comenzó a ofrecer la versión dotada de sistema antibloqueo en sus frenos que se mantuvo vigente hasta el fin de la comercialización del modelo.

2008-2011

[599 cc / 98 CV / 183 kg]

Dos temporadas después, la marca introduce algunos leves cambios de detalle como son unos nuevos espejos y la inclusión de una pequeña cúpula sobre el panel de instrumentos para derivar algo el aire. Entre los nuevos colores, Suzuki ofrece una decoración especial Limited Edition.

2012

[749 cc / 108 CV / 211 kg]

La sucesora y actual baluarte de las siglas GSR sigue en parte la esencia de la 600 ofreciendo un conjunto homogéneo, agradable y válido para casi todos. Sin embargo, tiene una orientación más «austera»: chasis de acero, por ejemplo.

Manual de servicio en mano, la Suzuki GSR600 no es una moto complicada de mantener por ti mismo, pero para ser una naked, tampoco es destacable su accesibilidad mecánica. Las tapas laterales salen fácilmente, para lo bueno y para lo malo, al estar fijadas por velcro, al igual que el asiento, mucho más fácil de quitar y poner que en muchas motos. Con la herramienta original y maña puedes salir del paso en situaciones no muy complicadas. Suzuki recomienda seguir una tabla de mantenimiento basada en revisiones con 6.000 km de intervalo.

1.000 km o a los 2 meses de uso, se reemplaza el aceite y su filtro, se inspeccionan el ralentí, el juego muerto del acelerador, la cadena de transmisión, los rodamientos de la dirección, y se comprueba el par de apriete de los tornillos y tuercas del tubo de escape y del chasis.

6.000 km, realizar revisión del estado del filtro de aire, de las bujías, del conducto de combustible, del funcionamiento del acelerador y del embrague, de los manguitos de refrigeración, de la cadena de transmisión. Inspección de los frenos, del ralentí, del estado del líquido de frenos. Apriete de tornillos de chasis. Cambio de aceite.

12.000 km o cada dos años, se repiten los puntos de la revisión de los 6.000 y además: se sincroniza la válvula de escape, se revisa el sistema PAIR (admisión de aire), se cambia el refrigerante y el líquido de frenos, se lubrica y revisan los rodamientos de dirección y el funcionamiento de las suspensiones.

18.000 km, se reemplaza el filtro de aire, el aceite y su filtro y el resto de los puntos de la revisión normal de los 6.000 km.

24.000 km o cada 4 años, se cambian los latiguillos de freno, las bujías y se inspecciona la holgura de las válvulas. Resto de puntos de la revisión de los 12.000 km.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Esperada y valorada en el universo trail la última propuesta de Yamaha con su Ténéré ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...