Citroën My Ami Buggy: el eléctrico más aventurero y que podrás llevar sin carné de conducir

El Citroën My Ami Buggy es la versión más especial, aventurera y diferente de la gama Ami, el pequeño eléctrico de Citroën que se puede pilotar sin carné de conducir. En Francia fue todo un éxito cuando se lanzó a la venta… ¿lo será también en España?

MOTOCICLISMO para Citroën

Así es el Citroën My Ami Buggy, una edición limitada del pequeño cuadriciclo eléctrico pensada para la ciudad... y la aventura.
Así es el Citroën My Ami Buggy, una edición limitada del pequeño cuadriciclo eléctrico pensada para la ciudad... y la aventura.

El Citroën Ami es un vehículo, cuanto menos, muy particular, muy especial. En muchas ciudades empezamos a ver circular este pequeño cuadriciclo eléctrico que tiene unas características que lo convierten en el mejor aliado para la movilidad urbana eficiente.

Aparte de ser protagonista en las ciudades, el Citroën My Ami lo será también en el E-Drive Challenge que se celebra en Madrid el próximo 1 de diciembre: el pequeño eléctrico protagonizará una de las cuatro pruebas que formarán parte de la gymkhana de la movilidad eléctrica.

Citroën Amy Buggy (2)
Citroën My Amy Buggy.

Pero el concepto Ami va mucho más allá: Citroën presentó hace no mucho una versión muy divertida llamada My Ami Buggy. Lo hizo en formato de “concept car”, pero poco tardó en anunciarse su versión para calle: en Francia, las 50 primeras unidades que se lanzaron se vendieron en menos de 18 minutos.

El Citroën Ami Buggy volverá a ser protagonista en el mercado muy pronto y podríamos verlo en nuestro país en unos pocos meses, en forma de edición limitada. Estas son las claves de este pequeño eléctrico aventurero que se puede llevar en España sin carné de coche.

Citroën Amy Buggy (4)
Citroën My Amy Buggy.

Citroën Ami Buggy: por qué es tan especial

El Citroën Ami Buggy es un pequeño cuadriciclo eléctrico de 2,40 metros de largo, 1,39 metros de ancho y 1,52 metros de alto. Tiene capacidad para dos ocupantes y, debido a su concepto de cuadriciclo, con su velocidad limitada a 45 km/h, está pensado para moverse principalmente por la ciudad, aunque también por carretera convencional debidamente por el arcén en las que se permita.

Como en el Ami convencional, esta versión Buggy también monta un motor eléctrico de 6 kW (8 CV) de potencia. Un cuadriciclo que cuenta con una autonomía homologada de 75 kilómetros, pero cuya carga completa de la batería en un enchufe doméstico dura solo cuatro horas.

En esta versión tan especial del Ami Buggy se piensa sobre todo en las escapadas y en el ocio más “campero”. Como puedes ver en las imágenes, se han suprimido las dos puertas y las dos ventanillas, instalando en su lugar una estructura tubular con bisagras. Tampoco hay techo rígido, y sí una capota de lona textil resistente e impermeable que incluso quitar, enrollar y guardar detrás de los asientos. Imagínatelo en un día de playa… y en la ciudad, evitando las restricciones de circulación y con aparcamiento gratuito en las zonas de estacionamiento regulado.

Citroën Amy Buggy (1)
Citroën My Amy Buggy.

Por fuera luce una atractivo y exclusivo color verde "Khaki", con detalles en amarillo brillante que dan vida a la carrocería y le dan al My Ami Buggy un aspecto brillante y alegre. En la placa frontal, los dos huecos están marcados con adhesivos amarillos intensos; este color también se puede encontrar en las flechas direccionales pegadas a los pasos de rueda. Estos elementos técnicos, como los que se utilizan en la aviación para indicar funcionalidad, son aquí puramente decorativos.

Hay también otros refuerzos en color negro para las molduras, defensas del vehículo y en los pasos de rueda. Tiene también un alerón en el techo y unas llantas de 14 pulgadas en color dorado perforadas y con tapas decorativas negras . Ya en el interior, manda la sencillez y el espacio: para dos ocupantes, con un habitáculo diáfano en sintonía con el exterior, con la naturaleza, con la aventura... y con un espacio de 63 litros justo delante del asiento del pasajero.

El cuadro de la instrumentación es digital y aporta la información básica para la conducción, mientras que hay un espacio adicional para encajar tu teléfono móvil y que haga las veces de pantalla central y conexión USB. Los asientos, revestidos de un tejido técnico revestido de negro realzado con costuras amarillas, invitan a los ocupantes a tomar asiento a bordo.

Como decíamos, el Citroën Ami Buggy es un cuadriciclo ligero que, en España, se puede conducir con la licencia AM: es decir, desde los 15 años es posible ponerse al volante de este vehículo.

Archivado en:

E-Drive Challenge, la gymkana de la movilidad eléctrica en la que tú puedes participar

Relacionado

E-Drive Challenge, la gymkana de la movilidad eléctrica en la que tú puedes participar