Cómo transportar tu moto

Llevar la moto en un remolque o furgoneta es un acto que los moteros solemos hacer, pero hay muchas dudas sobre estos temas, ¿sabes cuanto cuesta poner la bola al coche? ¿remolque abierto o cerrado? ¿Y a qué velocidad debes ir? Arrojamos luz a todo aquello que quisiste saber y no te atreviste a preguntar relacionado con el transporte de tu moto.

Andrés G. Dorado. Fotos: Juan Sanz -
Cómo transportar tu moto
Cómo transportar tu moto

No se si alguna vez has hecho eso de ir a unas tandas en circuito montado en tu moto. En la ida no hay problema, de hecho estás ilusionado por el evento y poder rodar a placer en pista. Durante, qué te voy a contar. Pero la vuelta… es matadora, juras comprar un remolque a cada kilómetro que pasa. Para transportar tu moto tienes dos opciones: contratar un servicio de transporte -es caro, pero está bien si solo lo vas a hacer puntualmente-, o buscarte la vida.

En este segundo caso tienes dos opciones: utilizar un remolque o una furgoneta. Las dos son perfectamente válidas pero tienen sus pros y sus contras. Muchas cuestiones legales, como la velocidad máxima o la documentación que debes tener en regla, se pasan por alto y pueden acarrear elevadas sanciones por parte de las autoridades. El «si lo hace todo el mundo y nunca pasa nada» es válido hasta que pasa y a nadie le hace gracia tener que pagar una multa de 3.000 euros por el simple hecho de llevar una moto en una furgoneta sin el debido trámite en regla. El transporte de motos es muy habitual en las modalidades off-road -en el caso del motocross no te queda otra al no estar las motos matriculadas-, también las motos de competición en general y deportivas en particular a pesar de estar matriculadas para tandas libres y rodadas. A continuación, te desgranamos los medios más utilizados para transportar motos, cuánto cuestan, los riesgos, la documentación necesaria y algunos trucos que seguro te harán la vida más fácil, y sobre todo, los trayectos más seguros sin tener la mosca detrás de la oreja por aquello de «¿estará todo en regla?»

Es el método más sencillo y barato de transportar una moto. Uno básico -para una sola moto- viene a costar unos 500 euros nuevo. Si te vas a uno de tres carriles y rueda grande rondará los 1.500 euros. Hay mucha variedad y tipos, con ruedas de diferente medida, enganches, etc. Normalmente se tratan de remolques ligeros, es decir, aquellos cuya MMA es menor de 750 km, y tienen la velocidad restringida a 90 km/h en autovía y a 80 km/h en carretera.

El conjunto del vehículo y el remolque no debe exceder en ningún caso los 3.500 kilos. Desde hace muy poco todos los coches que tiren de un remolque deben llevar obligatoriamente un extintor, la rueda de repuesto del remolque es opcional; la del coche, obligatoria.

¿Cómo atar la moto al remolque?

1. Lo primero es enganchar el remolque a la bola del coche. Colocas el enganche, pones la cadena de seguridad -por si falla el enganche principal- y enchufas el cable de las luces. Es importante verificar que el enganche está perfectamente fijado. El mando de accionamiento suele tener unas marcas que confirman la posición correcta.
2. Normalmente los remolques vienen con rampa, hay que quitarla y ponerla en el carril que corresponda. ¡Ojo con las motos deportivas! Algunas tienen la quilla muy baja y rozan al subirlas, en ese caso habrá que calzar la rampa con algo para reducir el ángulo de inclinación.
3. Una vez arriba, colocar la rueda al final del carril y está bien poner algo -una goma, por ejemplo- que accione la maneta derecha para que la moto no se mueva y ya de paso elimine las burbujas de aire del circuito hidráulico del freno. Lo suyo es que alguien sujete la moto lo más recta posible, si no tienes a nadie cerca puedes inclinar un poco la moto, poner una de las cinchas y con cuidado poner la otra; si la moto tiene pata de cabra la puedes usar.
4. Por lógica cuanto más arriba pongas la cincha más estable quedará la moto. Puedes poner la cincha en la tija inferior y comprimir la suspensión, aunque es un sistema con detractores ya que se corre el riesgo de romper los retenes de la horquilla. No hace falta comprimir mucho la horquilla para que la moto que bien fijada. Nosotros recomendamos utilizar el anclaje de las pinzas radiales. Las dos cinchas delanteras son las más importantes, recomendable usar de tipo carraca al ser más fiables.
5. Si se puede, es mejor utilizar las barras propias del remolque -las más gruesas- como punto de anclaje para las cinchas, que los soportes propios para ellas ya que son mucho más resistentes
6. Hay que poner dos cinchas en la parte trasera. Es recomendable utilizar partes de la moto fijas como el basculante -en este caso los agujeros del basculante nos vienen que ni pintados-. También se pueden utilizar -si tiene- los soportes de las estriberas del pasajero. Evitar las superficies cortantes en favor de las redondeadas, con el traqueteo del viaje la cincha puede cortarse.
7. Si con las cuatro cinchas puestas ves que la rueda delantera no llega al tope metálico, no dudes en poner una cincha, es importante.
8. Cuando ya esté la moto bien sujeta, debes recoger lo que ha sobrado de cada cincha. La puedes enrollar y acabar con un par de sencillos nudos.
9. Si tienes exceso de equipaje y no te cabe dentro del coche puedes atar los caballetes, las ruedas o los bidones -llenos o vacíos- en el remolque siempre y cuando vayan perfectamente atados.

Consejos y recomendaciones

- Por norma general por donde pasa el coche pasa el remolque. Ten esto en cuenta a la hora de maniobrar por sitios estrechos como garajes comunitarios.
- Conduce suavemente, sobre todo si llevas dos motos pesadas en el remolque. No es habitual pero en curvas rápidas puede volcar. He visto alguno volcado y mejor no te cuento cómo quedaron las motos…
- Deja el coche con el remolque siempre en un lugar visible o en un parking vigilado. Con poner otro coche con bola al lado, pueden enganchar el remolque y llevárselo.
- No comprimas mucho la suspensión delantera con las cinchas, te cargarás los retenes de la horquilla.
- Si llevas dos motos intenta cruzar las cinchas, es decir, la cincha interior átala al otro lado del remolque.
- Mira las presiones de las ruedas, pierden menos que las de los coches pero pierden.
- Las ruedas del remolque deben tener un poco de holgura, pero no demasiada. Pon especial en esto sobre todo cuando el remolque tenga unos años.
- Guardar el remolque suele ser un problema recurrente, se puede tumbar y apoyarlo contra una pared de tal modo que quede una rueda debajo -contra el suelo- y la otra arriba.

Llevar la moto en una furgoneta es sin duda el modo más fácil y seguro de transporte, pero no todo es tan bonito, hay una serie de restricciones importantes que mucha gente desconoce y que pueden acarrear graves sanciones por parte de las autoridades.

Lo que debes saber
- Lo primero es diferenciar el tipo de furgoneta. Si está destinada y homologada para un uso privado -pagas menos impuestos-, normalmente tienen ventanas traseras y asientos -aunque sean desmontables-, no hay restricciones en cuanto a la carga que se lleve dentro. Son como turismos. Si es una furgoneta comercial -denominada técnicamente vehículo mixto adaptable-, o sea, las que no tienen ventanas y van con la caja tapada, se necesita una tarjeta de transporte específica para el tipo de mercancía que vas a transportar. Si no la tienes solo podrás llevar dentro tu moto y acreditar, si te lo requieren, con los papeles que está a tu nombre. No puedes llevar la moto de otra persona a no ser que tu tarjeta de transporte sea específica para llevar motos. Si dispones de esa tarjeta pero transportas otro tipo de mercancía -tienes la furgoneta homologada para llevar fruta y te pillan con motos dentro-, la multa es de 3.000 euros.
- Las furgonetas comerciales tienen limitada la velocidad a 100 km/h en autopista y 90 km/h en carretera.
- Hay un tercer tipo de furgonetas mixtas llamadas combi, son las que tienen la caja la mitad con ventana y la otra mitad tapada. En principio se pueden catalogar como uso privado aunque puede haber excepciones.
- En las furgonetas de alquiler no hay problema ya que tienen ya todos los permisos para transportar lo que cada uno quiera durante el periodo de alquiler.
- Con el carné de coche -el B- se pueden llevar furgonetas de hasta 3.500 kilos, tengan uno o dos ejes detrás.
- Dentro la carga tiene que ir bien fijada, por esto también te pueden sancionar. Se puede llevar combustible dentro del depósito de las motos y también en bidones específicos -no valen botellas de plástico ni garrafas de anticongelante reutilizadas, por ejemplo- siempre que el total no exceda de 300 litros.

El mundo del remolque para motos ha alcanzado un nivel de especialización muy alto. En la cima se encuentran los remolques carrozados. Entre las cosas buenas se encuentra la seguridad -la moto nunca se puede caer aunque se rompan las cinchas-, el que no se ve lo que llevas dentro y además no es accesible para los amigos de lo ajeno, ya que van cerrados con llave. Lo no tan bueno es que son caros -uno decente rondará los 6.000 euros- y pesados, con lo que necesitarás un coche potente para tirar de ellos. Aquí hay que tener en cuenta la MMR (Masa Máxima Remolcable) del vehículo. Lo puedes consulta en la ficha técnica del coche. Cada coche, dependiendo de su peso y potencia, tiene una MMR diferente. En caso de tirar de un remolque no ligero -los que con su carga sumen más de 750 kg- la velocidad queda limitada a 80 km/h en autopista y 70 km/h en carretera.

Los remolques grandes como el de la foto cuestan en torno a 10.000 euros. Tienen capacidad para tres motos deportivas y hueco suficiente para guardar además los monos, bidones, cajas de herramientas, etc. Este en concreto dispone además de un depósito propio de agua, tres tomas de corriente y un maletero aparte para guardar más cosas. Tiene doble eje trasero, freno de emergencia y un sistema de frenado automático en el enganche para que no se embale en las cuestas abajo.

En España no es un vehículo muy utilizado para llevar motos, entre otras cosas porque se debe utilizar un pick up muy grande para que quepa, por ejemplo, una moto deportiva. Se suele utilizar para motos de campo, más ligeras y de escasa longitud. También para quads.

 

Galería relacionada

Pick up para transportar tu moto

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Esperada y valorada en el universo trail la última propuesta de Yamaha con su Ténéré ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...