Cómo eliminar restos de adhesivos de la moto

Cuando limpiamos la moto, eliminar viejos adhesivos y restos de su pegamento puede ser un problema.
Josep Armengol -
Cómo eliminar restos de adhesivos de la moto
Cómo eliminar restos de adhesivos de la moto

Una de las cosas que a veces debemos afrontar cuando limpiamos nuestra moto, es aprovechar para eliminar algún adhesivo que el tiempo y los elementos hayan degradado (el sol en particular es muy cruel con la tinta y el plástico de muchas pegatinas). O quizás fuimos muy entusiastas en su momento de algo o alguien, como un piloto, y las circunstancias han cambiado y preferimos cambiar de decoración nuestra moto... O, a lo mejor, hemos cambiado de patrocinadores y nos toca eliminar los anteriores para colocar los nuevos. Todos estos casos pasan por eliminar el adhesivo y, además, los restos de pegamento que muy seguramente quedarán una vez quitada la parte de plástico de éste. 

Lo primero para facilitar la eliminación de cualquier adhesivo es intentar aplicar un calor moderado: esto ayudará a que se ablande el pegamento y en algunos casos sólo con esta ayuda es posible eliminar el adhesivo y su pegamento dejando en carenado perfecto. También conviene recordar que, si nuestro carenado está pintado (no es plástico tintado o una laca resistente) y el adhesivo está encima, no es difícil que nos llevemos la capa de pintura con el adhesivo, y si nuestra intención era colocar otro encima (como con un "cambio de patrocinadores"...) esto no será muy grave pero si queríamos dejarla limpia... ¡sí! ¿Cómo lo calentamos? Muy sencillo, con un secador de pelo, y sin acercarse demasiado ni ponerlo muy fuerte de calor.

Una pistola de aire caliente (las que se usan en talleres o para decapar pintura) podria ser demasiado potente y quemar la superficie, pero un secador de pelo suele tener márgenes de temperatura menos extremos y será menos agresivo. Le daremos aire caliente al adhesivo moviéndolo en círculos y cuidando de no calentar demasiado (que pueda tocarse con la mano unos segundos sin quemarse).

En caliente empezaremos a levantar el adhesivo y veremos cómo la cola caliente permite quitarlo suavemente. Si es necesario podemos ayudarnos con una paleta, pero nunca metálica que arañaría el carenado de la moto: podemos usar una paleta de madera o de plástico resistente al calor, de las usadas en la cocina.

Cuando hayamos eliminado el adhesivo, posiblemente nos quedarán restos de pegamento: para esto, mucho cuidado con usar ningún disolvente (acetona, alcohol, aguarrás, etcétera) porque la mayoría son muy agresivos con la laca y pintura del plástico, de hecho incluso alguno que aparentemente no deje rastro luego podrían aparece aureolas o zonas mates debido a su acción química a largo plazo. ¿Con qué podemos eliminar los restos de pegamento? Pues con un aceite tipo WD40 es una de las cosas que consigue hacer muy bien: echamos una pequeña cantidad, frotamos con un trapo y veremos cómo se elimina el pegamento de forma casi mágica del carenado de la moto. Además nos permitirá frotar bien una vez eliminado el pegamento, dejando un acabado pulido de la pintura, y si queremos después darle un lavado a la moto o a esa parte, remataremos el trabajo.

Te recomendamos

Con dos modalidades para elegir: 23,5 y 13 kilómetros....

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...