¿Cómo hacer el cambio del líquido refrigerante de la moto?

Para hacer este mantenimiento con total seguridad el motor de la motocicleta debe estar en frío

Tanque del líquido refrigerante de una moto. Fuente: iStock / philipimage
Tanque del líquido refrigerante de una moto. Fuente: iStock / philipimage

Puede que uno no sea muy dado en esto de la mecánica cuando llega el momento, por ejemplo, de hacer el cambio del líquido refrigerante de la moto. Este es un compuesto de agua destilada con diversos aditivos para actuar en las zonas más frías. Es en esos casos cuando gracias a este elemento anticongelante se evita que las temperaturas bajo cero que puedan afectar a la moto acaben dañando los elementos del sistema de refrigeración de la misma.

De otro modo, lo que hace es mantener la moto a una temperatura que oscila entre los 85ºC y 95ºC y con la que el motor estará funcionando a pleno rendimiento. En resumen, en base a su importante función, conviene saber los consejos básicos para hacer dicho cambio antes de que sea demasiado tarde. 

Una moto congelada. Fuente: iStock / flyparade
Una moto congelada. Fuente: iStock / flyparade

¿Cuándo hacerlo

La recomendación es que no pasen más de dos años sin que ese líquido refrigerante de la moto se cambie. Pero, no está de más que siempre que sea conveniente y necesario se esté al tanto de manera periódica para evitar el desgaste de este componente o bien si hay alguna fuga del mismo. Con el tiempo, el líquido refrigerante se va degradando y va perdiendo parte de sus funciones y sus cualidades, además de que se desgasta debido a la evaporación cuando el motor está en marcha. 

¿Cómo cambiar el líquido refrigerante de la moto?

Partiendo de esta base, el proceso de cambio no requiere de mayor complejidad y para ello lo primero es tener a mano los utensilios o herramientas que se van a necesitar. Esto es: un cubo para vaciar ese líquido que se va a cambiar, la herramienta necesaria para aflojar el tapón de vaciado, el nuevo líquido anticongelante, además de un embudo que puede ser de utilidad.

Hay que verificar, también, que el motor está en frío y la motocicleta en posición vertical. De lo contrario, existirá el riesgo de que el líquido refrigerante salga con demasiada violencia por la boca del radiador como consecuencia de la diferencia de presiones que hay entre el interior y el exterior y pueda provocar quemaduras.

Listo todo, el siguiente paso es limpiar bien la bomba de agua que suele estar en la parte inferior del circuito de refrigeración. Esta tarea se puede hacer bien con agua a presión o con algún tipo de producto o aceite especial para ello. Una vez hecho esto, se procede a abrir el tornillo de vaciado para que el líquido viejo vaya saliendo y vaya cayendo a la cubeta habilitada al efecto (para no manchar todo el suelo). Si este tarda en salir siempre se puede echar mano de un truco: abrir la tapa del radiador e incluso inclinar un poco la moto. 

Con todo el líquido antiguo fuera se pone de nuevo el tornillo y se echa el nuevo por el tapón del radiador. Eso sí, en este paso conviene ser muy paciente y hacerlo sin prisa. De lo contrario, podrían formarse burbujas de aire dentro de motor.

Una vez rellenado ese depósito, es el turno de encender el vehículo para comprobar que todo va correctamente al tiempo que algunas de esas posibles burbujas de aire van saliendo. Terminado este paso, lo último es echar líquido en el vaso de expansión para reponer el refrigerante.

Archivado en:

Cómo cambiar el aceite de la horquilla

Relacionado

Cómo cambiar el aceite de la horquilla

Cómo cambiar el aceite del motor de tu moto

Relacionado

Cómo cambiar el aceite del motor de tu moto

Cómo desmontar los tornillos atascados en tu moto

Relacionado

Cómo desmontar los tornillos atascados en tu moto

Los mejores vídeos