Helder Rodrigues triunfa y Price a punto de ganar el Dakar

Dakar 2016. Etapa 12: San Juan- Villa Carlos Paz. La penúltima etapa suele tener esa mezcla de resultados entre los que buscan amarrar lo logrado y los que aún ponen energía para pescar en la tensa calma. Helder Rodrigues, viejo zorro que suma con este nueve Dakar seguidos, acabándolos todos, ha ganado la etapa, primera del año, apretando la lucha por el tercer puesto del podium. Detrás acaba el líder Toby Price y cuarto llega quien acaricia el subcampeonato, Stefan Svitko.
Santi Ayala -
Helder Rodrigues triunfa y Price a punto de ganar el Dakar
Helder Rodrigues triunfa y Price a punto de ganar el Dakar

Hay tantos y tantos refranes que hablan que hasta el final nada está definido –hasta la espuerta todo es vendimia, hasta el rabo todo es toro, no vendas la piel del oso antes de cazarlo…- que todos tenemos claro esa realidad, expresada en términos reales o en metafóricos. Pero en el Dakar quizás la mente de los pilotos tiende a pensar lo contrario al entender que pasado el calvario de las etapas infierno uno tiene ya ganado el purgatorio en las jornadas finales. Máxime cuando el cuerpo suma más de ocho mil kilómetros en doce jornadas.

Por eso en estos días de cierre las contradicciones mentales son notorias entre los que creen que hay que seguir al mismo ritmo que al principio para acabar, los que piensan que hay rodar más conservadores y lo que consideran que es su momento de atacar.

Justo con esa idea rueda al final Helder Rodrigues. El portugués apenas ha destacado en la primera semana, aunque metido en el top ten, para en el inicio de la segunda comenzar su ataque. Espoleado por el objetivo del podium, impulsado por las bajas de rivales pro, en esta 12ª etapa ha forzado ritmo desde el principio para ganar –primera victoria del 2016, octava en su palmarés- adelantando a Price y Méo en la pista. El piloto nº1 en Yamaha sube al quinto de la general y está a cuatro minutos del tercer puesto del podium, objetivo posible. Cuanto debe lamentar ahora aquella penalización de cinco minutos del principio sin la cual ya sería tercero. Al principio no se le da importancia a esas sanciones pero al final, se lamenta uno de ellas, máxime cuando estamos en Dakar con las posiciones definidas en tan estrechos márgenes.

Así que Helder piensa apurar al máximo sus opciones y en la etapa final, abriendo pista, luchará en los últimos 180 km. Por ganar y ser bronce absoluto –sería su tercer podium, como en los dos anteriores, siempre en el tercer escalón-.

Buena jornada para el líder Toby Price que llega con los deberes bien hechos al final, con 37 minutos de ventaja sobre el segundo, pero que no se relaja y sigue a ritmo de ganador, sorteando dificultades como la lluvia y el barro que de nuevo han aparecido, así como los ríos crecidos. Segundo hoy, Price ha estado bien escoltado por Antoine Méo, al que KTM le ha demandado que cubriera las espaldas de australiano. Y así lo estaba hasta que se perdió en un waypoint, tuvo que volver a recuperarlo y dejó a Price solo. Lo malo para Méo es que quiso recuperar y a 40 km. de la meta, yendo rápido se encontró con un rasante, según él no señalizado en el road book, frenó fuerte y se le fue de adelante, saliendo disparado por encima del manillar. Fuerte caída, quizás con una muñeca tocada, pero que le hace perder el podium que ocupaba, dejándose 38 minutos en la etapa. ¿Hasta el final no se acaba, verdad?

La pelea por el bronce se la juegan, junto al luso Rorigues, dos sudamericanos: el chileno Pablo Quintanilla –ahora, tercero- y el argentino Kevin Benavides, cuarto. En el inicio ni el de Husqvarna ni el de Honda podrían haber pensado en esta opción, dado el plantel de punteros que habría, sobre todo Kevin, debutante en la prueba. En los 180 km. Finales deberán defender sus posiciones, pues Benavides tiene a solo un segundo a Helder, mientras que Quintanilla disfruta de un colchón, no muy grueso, de cuatro minutos.

Al igual que su compañero en Yamaha Rodrigues, Adrien Van Beveren ha logrado al final su mejor resultado de etapa, quinto, manteniendo un séptimo puesto general que, de no ocurrir nada extraño, tiene asegurado.

Como también tiene asegurado y bien ganado su octavo puesto Gerard Farrés, hoy octavo de etapa aún sufriendo una caída, novena ocasión que se mete en el top ten en este Dakar tan brillante que está haciendo en el que se mantiene como primer español.

Con el cansancio en el cuerpo y aunque pesan los kilómetros, la ilusión sigue moviendo y azuzando a Armand Monleón que está impactando con sus parciales, llevando su KTM privada del equipo polaco Warsaw a meta en ¡séptima posición! Y, lo que es más destacado aún, colocando décimo de la general.

No tan bien le han ido las cosas a su paisano Jordi Viladoms, ambos son de Igualada, Barcelona y la primera moto que tuvo Armand a los 4 años fue una Italjet 49 que pertenecía a Jordi. Viladoms ha llegado 18º, está 15º y aprovecha la prueba para sumar experiencias dado que su físico no le ha permitido alegrías.

Físico que también acaba maltrecho es el de Laia Sanz. Dolorida tras su caída de ayer –esguince de ligamentos de la clavícula- y con la fiebre de sus anginas aún presente, la catalana, Campeona del Mundo de Trial y Enduro, ha terminado 14º y sigue acariciando su objetivo de acabar entre los quince mejores –ahora es 16ª-. Laia no olvida el lema que lleva grabado en una pulsera que le regaló su padre hace años “quien tiene la voluntad tiene la fuerza” y así espera terminar su sexto Dakar consecutivo.

Iván Cervantes ha seguido su buen rumbo hacia el final del Dakar, evitando echar al traste todo lo conseguido, con un óptimo parcial de 13º -17º scratch-, si bien ha tenido un momento singular que ha pagado con novatada “en un control de velocidad nos han desviado, pero el avisador seguía encendido y yo he seguido rodando a 50 km/h, cuando el resto me pasaban a fondo. Viladoms me ha avisado y he retomado ritmo. Aunque luego, queriendo recuperar, me he salido en una curva, sin consecuencias”.

Antonio Gimeno (21º/ 24º scratch) se mostraba feliz, no es para menos, con su Dakar, sobre todo al superar a varios pilotos oficiales. También gran etapa de Marc Solá (34º) a pesar de sus dolores en el pie dañado días atrás.

Por cierto que la nota impactante del día la ha puesto el piloto Sherco Alain Duclos. Se había parado a reparar su moto, puso el casco en el suelo, y delante de sus narices, se lo robaron.

Restan 180 km. para acabar, trámite para la mayoría, aunque con esa pizca de incertidumbre para evitar pasar por el sufrimiento desgarrador del abandono el último día para disfrutar de la gloria de terminar en Rosario.

Esa que buscan nuestros heroicos pilotos: los murcianos Carlos y Domingo Fernández, los catalanes Rosa Romero, Dani Oliveras y Enric Martí así como el madrileño Julián García Merino.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...