Toby Price, el gigante del Dakar que ha convertido el podio en su vivac particular

La efectividad del piloto australiano es inaudita en la era de igualdad que vive la prueba.
Toby Price, el gigante del Dakar que ha convertido el podio en su vivac particular
Toby Price da por bueno el tercer puesto final en el Dakar 2020 (Fotos: KTM).

No deja de resultar irónico que, en el año que Toby Price no ha conseguido defender su corona –y en el que KTM ve truncada su demoledora racha de victorias consecutivas en el Dakar (18 entre 2001 y 2019)-, el gigante australiano haya inscrito su nombre con letras de oro en la historia del raid logrando algo completamente inédito en las cuatro décadas que contemplan a a la prueba de motociclismo offroad por excelencia.

Son varias las estadísticas que le encumbran, pero es mejor ir por las más terrenales hasta llegar a la que le hace único: para empezar, Toby Price es solamente el noveno piloto en la historia de la prueba en subir cinco veces al podio, y ya ha igualado a mitos de la prueba como Cyril Neveu, Richard Sainct o Fabrizio Meoni, quedándose a un solo podio del tercer puesto histórico de dicho ránking que ahora mismo comparten Stephane Peterhansel, Edi Orioli y Jordi Arcarons. Solo tienen más de seis Marc Coma (7) y Cyril Despres (10).

Más madera: es el cuarto que ha logrado subir al podio en cinco de seis ediciones seguidas tras Jordi Arcarons (5/5 entre 1992 y 1996), Richard Sainct (5/6 entre 1999 y 2004) y Cyril Despres, que logró diez podios seguidos entre 2003 y 2013.

Pero lo más impresionante de Price es que ha conseguido subir al podio en cinco de sus seis primeras participaciones. Eso es algo que, sencillamente, no había conseguido absolutamente nadie en toda la historia. Nadie. Es, por lo tanto, el piloto que menos ha tardado en pisar cinco veces el podio final del Dakar.

Publicidad

2020 no ha sido su año, lo cual también resulta irónico: por primera vez en tres años llegaba a tope al Dakar. La lesión de muñeca que le acompañó durante la edición 2019 era historia, como también lo era la terrible fractura de fémur (¡se lo destrozó en cuatro partes!) que se produjo en 2017, cuando sufrió una terrible caída en el lecho de un río y de la que tardó casi un año en recuperarse después de haber llegado a temer por su vida cuando un posible coágulo en el pulmón le causó unas extrañas convulsiones en el hospital de La Paz.

Toby Price, el gigante del Dakar que ha convertido el podio en su vivac particular

Toby Price debutó en 2015 subiendo al podio al acabar tercero.

En este 2020 los problemas han sido de otra índole: el primero, hay que reconocerlo, es el nivel exhibido por Ricky Brabec, que ha demostrado que puede ser el gran incordio de Price a medio plazo. El segundo, la mecánica: el cuarto de hora que se dejó en la sexta etapa, cuando estuvo un buen rato parado hasta que Andrew Short le dio su rueda, fue un lastre de minutos muy difícil de recuperar. El tercero, la anulación de una etapa y el recorte de otras dos: se quedó sin tiempo para remontar.

Pese a todo, tercero. Por tercera vez, se encuentra en el escalón más bajo del cajón. En las otras dos ocasiones, al año siguiente acabó en lo más alto. Dejando de lado el horrible 2017, las cinco veces que ha terminado la prueba en seis intentos lo ha hecho subido en el podio final.

Publicidad

Lo que para la inmensa mayoría de competidores es el sueño de una vida, que algunos como Joan Barreda o Adrien Van Beveren llevan años persiguiendo sin conseguirlo, para el gigante de KTM se ha convertido en poco menos que una rutina.

Si en el fútbol se llamaba la media inglesa a ganar en casa y empatar fuera, casi se puede decir que Toby Price ha inventado la media australiana en el Dakar: cuando no le sucede nada se lleva la victoria final sin paliativos. Cuando no, acaba tercero. Y seguramente es ahí donde resida su grandeza.

Igual que sus triunfos finales llegaron de muy distinta forma –en 2016 apabulló ganando cinco etapas y venciendo con casi 40 minutos de ventaja mientras que en 2019 solamente ganó la etapa final a la que llegó con apenas un minuto de renta-, sus terceras posiciones también han llegado en muy distintas circunstancias:

En 2015 era un rookie que fue de menos a más hasta acabar a 23 minutos del ganador y colarse en un podio al que no estaba invitado junto a Marc Coma y Paulo Gonçalves, lo que le valió fichar por KTM oficial. En 2018, tras un año en blanco por la rotura de fémur, llegó sin rodaje y de nuevo acabó tras una KTM (Matthias Walkner) y una Honda (Kevin Benavides), de nuevo a 23 minutos del ganador; y en este 2020 se ha quedado más lejos del ganador que nunca: a 24 minutos.

En los cinco Dakar que ha acabado nunca se ha quedado a más de 25 minutos de ganar, ni se ha bajado del podio, que prácticamente ha convertido en su vivac particular. Y aunque ya esté escuchando los cantos de sirena de los coches, la estadística dice que en 2021 le toca ganar.

Toby Price, el gigante del Dakar que ha convertido el podio en su vivac particular

Toby Price y KTM festejan el tercer puesto en el Dakar 2020.
Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La propuesta de Yamaha en el segmento trail con su Ténéré 700 está calando hondo en e...

La leyenda italiana del motociclismo visitará el Salón Comercial de la Motocicleta de...

Deja volar tu imaginación y diseña la moto de tus sueños en una nueva edición del con...

La marca renueva su gama con un casco urbano ideal para motos naked y vintage, muy mo...

Sin asistencia técnica ni ayuda externa, pero con el apoyo de Motul que ha proporcion...