Laia Sanz: “Estoy contenta, pero queda un largo camino y espero ir mejorando”

La piloto más laureada de la historia del Dakar afronta la edición 2021 con muchas incógnitas sobre su estado.

Laia Sanz en su preparación para el Dakar 2021
Laia Sanz en su preparación para el Dakar 2021

La española Laia Sanz disputará el Dakar 2021 con una GasGas en la que será su undécima participación, en la que su objetivo no será otro que mantener el pleno de ediciones finalizadas tras haber completado el diez perfecto el pasado 2020. No será una tarea sencilla, ya que durante este año ha sufrido la enfermedad de Lyme, de la que todavía se está recuperando tras pasar los meses más difíciles de su vida.

En las diez ediciones anteriores no solo terminó, sino que siempre lo hizo como la mejor mujer clasificada. Además, en las siete últimas lo ha hecho dentro del top 20 final, teniendo como mejor resultado el noveno puesto de 2015. Esta vez repetirá como única piloto de GasGas, marca perteneciente al grupo KTM que eligió a la española como bandera en el raid más popular del mundo:

Ha sido un año complicado para todo el mundo por el Covid, pero para mí ha sido especialmente difícil, primero por la lesión en la mano que me hice en el Dakar, que se alargó muchísimo, y luego por no encontrarme bien, que es mucho peor que tener una lesión”, explica Laia Sanz en el comunicado difundido por su patrocinador KH-7.

Laia Sanz llegará al Dakar 2021 tras sufrir la enfermedad de Lyme
Laia Sanz llegará al Dakar 2021 tras sufrir la enfermedad de Lyme

“Han sido meses muy duros, por no saber lo que me pasaba, con síntomas extraños y, una vez encontrada la causa, por lo puñetera que ha sido la enfermedad, que es difícil de eliminar y que te deja muchas secuelas. Estoy contenta de encontrarme mejor, pero todavía queda un largo camino y espero ir mejorando”, revela la piloto más laureada de la historia del trial, consciente de los riesgos que entraña la moto de campo pero que admite que jamás esperaba vivir algo así:

En nuestro deporte, estamos siempre en el campo y es fácil encontrarte zonas donde han pasado ovejas, y donde hay ovejas suele haber garrapatas, pero nunca piensas que te pueda pasar dos veces algo parecido y con tantas implicaciones para la salud”, reconoce la catalana, que no es la primera vez que Sanz llega al Dakar tras haber superado una enfermedad, ya que hace dos ediciones había sufrido Fiebre Q durante su preparación.

Compactado de imágenes Laia Sanz pre Dakar 2021 from Mediagé Comunicación on Vimeo.

Por eso, Laia Sanz ya solo piensa en el desafío que tiene por delante, si bien confiesa que no puede saber cómo se encontrará: “Me siento con ganas de correr este Dakar. El tema de las fuerzas, veremos… Hay días de todo: días en los que estoy bastante bien, pero otros en los que me da un buen bajón, así que veremos una vez allí cómo me siento. El Dakar es muy duro aunque estés perfectamente bien, así que habrá que ver cómo reacciona el cuerpo al esfuerzo”, prosigue Sanz, que ya ha podido retomar los entrenamientos para ir cogiendo sensaciones:

Estuve probando en el desierto, en Dubai, y estoy un poco sorprendida de lo bien que fue. Había tocado la moto de rally un par de días después del anterior Dakar, así que hace mucho. Empecé a entrenar de forma muy progresiva y los últimos días acabé con un buen feeling. No es tanto un problema de la falta de moto, sino cómo estará la salud y mi cuerpo durante el Dakar”, concluye.

Archivado en:

Laia Sanz repetirá con GasGas en el Dakar 2021

Relacionado

Laia Sanz sufre enfermedad de Lyme: “Los meses más difíciles de mi vida”

Laia Sanz ha ganado su décimo Dakar seguido (Fotos: GasGas / ASO).

Relacionado

Dakar 2020: El 10 perfecto de Laia Sanz y la reválida Original de Sara García

Los mejores vídeos