Víctor Rodríguez disputará el Mundial de Supersport 300 en 2020 con una Kawasaki

El joven piloto español correrá con una Ninja 400 enrolado en las filas del equipo italiano 2R Racing.

Víctor Rodríguez durante el BSB Motostar Moto3 2019 (Fotos: BSB / FIM CEV Repsol).
Víctor Rodríguez durante el BSB Motostar Moto3 2019 (Fotos: BSB / FIM CEV Repsol).

El español Víctor Rodríguez disputará la temporada 2020 del Campeonato del Mundo de Supersport 300 sobre una Kawasaki Ninja 400 después de fichar por el equipo italiano 2R Racing como compañero del italiano Alessandro Zanca. Por lo tanto, sustituirá al belga Livio Loi, que era quien aparecía en las listas provisonales de inscritos difundidas por el WorldSBK.

Esto supondrá el estreno a nivel mundialista del piloto natural de Piedralaves, que durante las últimas temporadas ha repartido su tiempo entre el British Superbike y el FIM CEV Repsol. Su mejor año fue 2018, cuando se proclamó campeón del BSB Motostar Standard y subcampeón de la European Talent Cup, donde se quedó a solo cinco puntos de Xavi Artigas tras lograr una victoria y tres podios en la copa monomarca.

El pasado 2019 dio un salto hacia delante en ambos campeonatos: en el FIM CEV subió al Mundial Junior de Moto3 de la mano del Team Laglisse y tuvo un gran estreno metiéndose en el top ten pero se quedó sin moto tras la segunda cita, volviendo en Aragón dentro del equipo Fundación Andreas Pérez 77.

Todavía más duro fue tener que parar en el BSB, ya que había pasado de la clase Standard a Moto3 dentro de la categoría Motostar y, después de lograr un gran doblete en Knockhill que le situaba tercero en la general, tuvo mala suerte en algunas carreras y se distanció ligeramente de la lucha por el título, pero todavía conservaba sus opciones intactas cuando después de una lesión en la mano tuvo que renunciar a terminar la temporada al cerrar el equipo para el que estaba corriendo.

Víctor Rodríguez disputará el Mundial de Supersport 300 en 2020 con una Kawasaki

Víctor Rodríguez ganó la carrera de Valencia para ser subcampeón de la ETC 2018.

Todo eso ya es historia. En este 2020, Victor Rodríguez cambiará de campeonato y también de maquinaria, pasando de Moto3 a Supersport 300 con una Kawasaki Ninja 400, la moto que ha ganado los dos últimos títulos mundiales de la mano de sus compatriotas Ana Carrasco en 2018 y Manu González en 2019.

Estoy muy contento con la oportunidad que me han dado", cuenta el abulense a Motociclismo. “Después de la temporada 2018, en la que fuimos campeones del BSB y subcampeones de Europa, el 2019 empezó bien con el décimo puesto en Estoril después de salir el último por problemas en la moto, pero al final todo se torció y no pudimos terminar ni el BSB ni el FIM CEV", recuerda Rodríguez.

Para este 2020 la cosa tampoco estaba nada clara: “Este año pintaba peor, ya que ofertas teníamos pero nos faltaban patrocinadores… lo típico. Además, cuando casi lo teníamos cerrado con un equipo hubo un problema con su patrocinador y no llegó nada" relata Rodríguez, que asegura que desde que el 2R Racing se puso en contacto con él todo ha ido sobre ruedas hasta anunciarse su llegada.

El piloto castellanoleonés es consciente de que no será un reto sencillo, ya que tendrá que adaptarse a la Ninja, por lo que afronta el curso con cautela: “Es mi primera temporada con estas motos, el objetivo es aprender y mejorar cada salida a pista", admite, si bien confía en poder acortar los plazos de aclimatación para empezar el año de la mejor forma posible: “Es una moto muy distinta a la Moto3 o a la Talent, al principio es rara pero estamos haciendo una adaptación express para llegar preparados al cien por cien", concluye.