Drones de la DGT: características, dos tipos, cómo se usan y qué multas ponen

Te explicamos cómo funcionan y qué multas pueden imponer los drones de la Dirección General de Tráfico.

Autopista.es

Explicación del funcionamiento de los drones de la DGT
Explicación del funcionamiento de los drones de la DGT

En 2019 la Dirección General de Tráfico añadió los drones a su lista de herramientas para control de las carreteras, y desde el pasado 2020 -una vez superada la fase de control- ya nos pueden multar, aunque todavía no cuentan con las especificaciones técnicas para sancionar los excesos de velocidad.

Hace medio año eran once los drones con los que contaba la DGT para las tareas de vigilancia, pero para 2021 se añadirán hasta 28 drones más: 20 de ellos tendrán como objetivo la mencionada función de controlar el tráfico, quedando los otros ocho para tareas de formación.

Drones DGT: ¿Cómo son y qué tipos hay?

Estas son las características de los drones de la DGT:

  • Tienen cámaras ópticas de alta definición.
  • Alcanzan un rango de visión de hasta dos kilómetros.
  • Llegan a una altura máxima de 150 metros.
  • Controlan un radio de 500 metros.
  • Hay dos tipos distintos:
    • Matrice 200: Color negro y 6,2 kilos de peso.
    • Phantom 4: Color blanco y 1,8 kilos de peso.
Así son los drones de los que dispone la Dirección General de Tráfico
Así son los drones de los que dispone la Dirección General de Tráfico

Drones DGT: ¿Qué multas ponen?

Pese a que uno de sus usos es el de controlar y vigilar desde el cielo el tráfico de las carreteras, los drones de la Dirección General de Tráfico también ponen multas. Como ya hemos dicho todavía no sancionan por exceso de velocidad, pero sí lo hacen en cuatro casos:

  • Utilización del móvil al volante.
  • Uso incorrecto de sistemas de retención como cinturón, casco o sillitas.
  • Distancia de seguridad al adelantar ciclistas.
  • No respetar las marcas longitudinales o las señales de la vía.

Drones DGT: Protocolo de utilización por los agentes

El protocolo de utilización cuando se establece una zona de trabajo con los drones está estandarizado, según cuenta 20minutos.es. El proceso es el siguiente:

  1. Elección del tramo a controlar, llevado a cabo por los jefes provinciales de Tráfico, los Centros de Control de la DGT y los subsectores de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.
  2. Establecimiento de un punto seguro para la instalación de la furgoneta de la Unidad de Medios Aéreos y poder despegar el dron con seguridad.
  3. Montar y calibrar el dron in situ contando con la dirección y la fuerza del viento.
  4. Dos operadores realizan la operativa:
    1. Uno maneja el dron, que sobrevuela las inmediaciones de la carretera a un máximo de 120 metros de altura, sin interferir en la vía ni en lugares estratégicos.
    2. El otro es el operador de cámara y se encarga de observar y controlar las maniobras de los conductores.

Si se produce una denuncia por la infracción del conductor, la multa puede notificarse en el momento si es posible detener al vehículo que ha cometido dicha infracción.

En estos vídeos tienes ejemplos de cómo la DGT opera con sus drones.

Relacionado

Multas importantes por ir en moto por ciudad a 40 ó 50 km/h por los nuevos límites

Los mejores vídeos