BMW K100 Impuls K101, producto de la mezcla de artistas y preparadores

Desde Múnich, nos llega una BMW muy particular que busca dar una vuelta más de tuerca al diseño original de la K100.
Carlos Domínguez -
BMW K100 Impuls K101, producto de la mezcla de artistas y preparadores
BMW K100 Impuls K101, producto de la mezcla de artistas y preparadores

La BMW K100 no suele ser la primera opción cuando se opta por utilizar una BMW retro. La balanza se inclina normalmente por los motores boxer refrigerados por aire que se montaron en motos como la R100, en principio porque desde un punto de vista estético dan un toque especial con los cilindros saliendo por los costados de la máquina. La K, por su parte, buscaba romper con lo que se había visto hasta entonces y buena parte de la inspiración de aquel propulsor llegó del motor con refrigeración líquida de un Peugeot 104 que llevaba los cilindros colocados casi en horizontal. Esa estética tan particular definió la figura de la K100, especialmente cuando iba desprovista de carenado. Para el proyecto de Impuls, unos preparadores de Múnich que llevan relativamente poco tiempo entre nosotros, se pensó precisamente en maximizar ese aspecto y formar con ello la BMW K101.

La K101 es el resultado de la colaboración entre Impuls, personificado en las figuras de Philipp Wulk y Matthias Pittner, y Fabian Gatermann, un artista alemán que tras estudiar en Comunicación y Bellas Artes en Viena cursó un máster en diseño en Colonia. Desde entonces ha realizado distintos trabajos pero sin tocar el sector automotriz, siendo esta su primera incursión. "Cuando Philipp y Matthias me hablaron sobre la posibilidad de hacer un prototipo con ellos, tuve primero que investigar los principios y estéticas del motociclismo para entender de qué se trataba", comenta Gatermann. A los tres pasos básicos en el diseño de motos (boceto -> diseño 3D -> producción de componentes), Fabian añadió dos más extra. "Primero volví a escanear la moto para sacar un modelo en 3D y calcular el número de polígonos de la malla. Luego volví a modificar la estructura y dibujé el boceto a partir de ella".

Aunque de la BMW K100 de 1985 original no queda prácticamente nada, sigue siendo un modelo reconocible al instante gracias precisamente a que no esconde el motor de cuatro cilindros. Depósito, asiento (creado por Ralf Richter) y colín (y el subchasis) se han rediseñado para dar ese aspecto más rectilíneo. Otros componentes simplemente se han sustituido por piezas completamente nuevos o llegados de otras donantes: detrás por ejemplo se optó por la llanta de una BMW R100R con basculante de K1100 con pinza Brembo de R1150, delante por la de una R1150 GS. Del manillar, manetas y demás detalles frontales así como de las estriberas se ha encargado ABM.

El proyecto se realizó en 2015 y desde entonces ha aparecido en distintos y variados eventos pero la reciente publicación de un corto con está máquina protagonista la ha devuelto a la escena online.

Galería relacionada

BMW K101 por Impuls

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...