Motos que aprenden a hablar con los coches

Conneted Motorcycle Consortium (CMC) es un proyecto de colaboración entre todos los actores de la automoción para promover una movilidad conectada que mejore la seguridad.

MOTOCICLISMO

Motos que aprenden a hablar con los coches.
Motos que aprenden a hablar con los coches.

Connected Motorcycle Consortium (CMC) tiene por objeto establecer la colaboración entre fabricantes, proveedores, investigadores y asociaciones para hacer que los vehículos motorizados de dos ruedas formen parte de la futura movilidad conectada. El consorcio, que incluye a los fabricantes de vehículos y la Federación Internacional de Motociclismo (FIM), lanza un proyecto para que las motocicletas puedan comunicarse con otros vehículos. Se espera que la norma que se intenta establecer permite disfrutar de beneficios a largo plazo en materia de seguridad de las motocicletas y sus usuarios.

CMC es una organización sin ánimo de lucro establecida por fabricantes clave de motocicletas con el objetivo unilateral de promover y desarrollar Sistemas de Transporte Inteligente Cooperativo (C-ITS) a escala global. Este consorcio, creado en 2016, se conoce como Connected Motorcycle Consortium (CMC). El objetivo del consorcio es mejorar la seguridad y el confort de los motociclistas, un objetivo generalmente compartido por la FIM, que ha apoyado plenamente la iniciativa. Otros miembros del consorcio son los fabricantes, proveedores e investigadores de motocicletas.

La normativa, conocida como Especificación Básica de Sistemas de Transporte Inteligente Cooperativo (C-ITS) para motocicletas y otros vehículos motorizados de dos ruedas (PTW), se compone de un conjunto de documentos que abordan varios temas que incluyen condiciones de activación, precisión de localización, algoritmos y datos comunicados e interfaz de usuario y rendimiento de la antena. El CMC ha estado trabajando en alrededor de 30 aplicaciones diferentes para esta tecnología que van desde alertar a los motoristas sobre la oportunidad de encontrar un repostaje/recarga más cercano, a la tecnología de advertencia de punto ciego.

Al permitir que diferentes tipos de vehículos se comuniquen entre sí por primera vez, se espera que muchos accidentes simplemente puedan evitarse. Uno de esos accidentes más comunes es el escenario de "mirar pero no ver", en el que un conductor de automóvil realiza una maniobra ante una moto sin percatarse de su presencia. El estándar C-ITS significa que la motocicleta ahora podría alertar al automóvil de su presencia, lo que permitirá que el automóvil activara su sistema de frenado de emergencia autónomo (AEB).

Jorge Viegas, presidente de la FIM dijo: “La tecnología es difícil de integrar en las motocicletas, pero está claro que algunas tecnologías pueden ayudar a las motocicletas a compartir la carretera de manera segura. Enseñamos a los motociclistas sobre la importancia del contacto visual con otros usuarios de la carretera, pero permitir que las motocicletas 'hablen de automóviles' añade otro nivel de comunicación que inevitablemente salvará miles de vidas en las próximas décadas ".

Claire Depré, Jefa de Unidad de Transporte Sostenible e Inteligente, DG Movilidad y Transporte, ha felicitado a CMC “por el trabajo realizado, por aportar mucha más innovación y contribuir a la seguridad del sistema de transporte en general”.

 

Archivado en:

DUCATI MultistradaV4 development team  UC198153 High

Relacionado

Ducati Multistrada V4, la primera moto con radar

Los mejores vídeos