¿Qué son las pilas de hidrógeno y cómo se utilizan en las motos?

Estas fuentes de energía han aparecido como una alternativa a los motores de combustión y a las baterías eléctricas.

Las pilas de hidrógeno pueden ser el futuro de la automoción. Fuente: iStock/hopsalka
Las pilas de hidrógeno pueden ser el futuro de la automoción. Fuente: iStock/hopsalka

Aunque se lleva tiempo hablando de las pilas de hidrógeno como fuentes de energía para las motocicletas, conviene conocer en qué consisten y cómo se puede aplicar su uso en estos vehículos.

Por lo tanto, antes de nada hay que apuntar que una pila de hidrógeno es, básicamente, un dispositivo capaz de convertir en energía eléctrica la energía química que genera el hidrógeno.

Ventajas y desventajas de la pila de hidrógeno

Antes de pasar a comentar cómo se utilizan en las motos, hay que señalar las ventajas y desventajas que aporta este método.

Entre las primeras hay que mencionar que con ellas se eliminan las emisiones de gases contaminantes, ya que el vapor que sale cuando se emplean es de agua, puesto que es lo que se produce cuando se suma el hidrógeno al oxígeno. Otro beneficio es que resulta muy eficiente, más que los motores de combustión al eliminar algunos pasos que son requeridos para generar energía cinética. Por otro lado, no cuenta con ninguna parte móvil, tal y como ocurre con los motores tradicionales de combustión.

Claro que no todo son ventajas, este tipo de pilas tienen unos costes muy elevados, no es sencilla de almacenar y transportar y, claro está, es altamente inflamable, lo que provoca que todavía se tenga cierto respeto a su uso masivo.

La pila de hidrógeno en las motos

Para apuntar cómo está evolucionando su uso en el sector de las motos, no hay más que echar un vistazo a la patente de motocicleta impulsada por una pila de hidrógeno que Honda ya lanzó en el año 2017, abriendo un melón en el que otros muchos fabricantes se han fijado.

Y es que para muchos de ellos el futuro no solo pasa por la energía eléctrica (por mucho que les pese a la mayoría de moteros del mundo), sino que la pila de hidrógeno también puede tomarse muy en serio como alternativa a las baterías generadoras de electricidad. No en vano, ofrece las ventajas antes citadas.

Hidrógeno, la clave de estas baterías. Fuente: iStock/Lea Toews
Hidrógeno, la clave de estas baterías. Fuente: iStock/Lea Toews.

¿Cómo funciona la pila de hidrógeno?

Realmente el funcionamiento es tan básico como complicado de poner en práctica. De hecho, todo surge de la unión de hidrógeno y oxígeno (da como resultado agua), aunque en el caso de la pila se sitúa cada elemento a cada lado de la misma, es decir, en polos contrarios. De esa acción se crea una corriente eléctrica que se emplea para alimentar el motor y la batería del propio vehículo. En cuanto a las fuentes de las que se alimenta la pila, esta almacena el hidrógeno, mientras que el oxígeno lo extrae del mismo aire. Por supuesto, hay que tener en cuenta que la pila de hidrógeno ofrece energía hasta que se vacía (se puede volver a cargar).

Finalmente, cabe señalar que la compañía Segway ha dado a conocer recientemente la Apex H2, una moto con un aspecto casi futurista que quiere poner a la venta en el año 2023. Esta moto funcionará con una batería basada en celdas de combustible de hidrógeno

Aún no se ha dado a conocer cuál será la autonomía de esta futura moto, aunque sí algunas características, como una potencia de 80 CV, una velocidad punta de 150 km/h y una aceleración de 0 a 100 en menos de 4 segundos.

Archivado en:

Moto que utiliza hidrogeno como combustible. Fuente: iStock/ISvyatkovsky

Relacionado

El hidrógeno como combustible: ¿presente o futuro?

Derbi Boulevard de hidrogeno

Relacionado

Derbi Boulevard de hidrogeno

Scooter eléctrico para la ciudad. Fuente: iStock/VSargues

Relacionado

Ventajas de usar el scooter eléctrico

Los mejores vídeos