SX USA Glendale 2018, Eli Tomac empieza su racha

Segunda victoria consecutiva de Eli Tomac, que amenaza con iniciar una de sus rachas triunfales para recuperar su gran déficit de puntos.
Marcos Abelenda. -
SX USA Glendale 2018, Eli Tomac empieza su racha
SX USA Glendale 2018, Eli Tomac empieza su racha

El University Of Phoenix Stadium, en Glendale, Arizona, ha sido el escenario de la cuarta cita del Supercross de Estados Unidos 2018. Después de las tres primeras carreras, en las que se han visto unos circuitos de dificultad media -estrategia habitual para evitar las lesiones a las primeras de cambio-, en Glendale se veía por fin un trazado complicado, gracias también a las mayores posibilidades que permite su amplia superficie -sede habitual del equipo de futbol americano de los Cardinals-. Larga recta de salida, complicada sección de «whoops» y amplias «rhythm sections», han permitido ver interesantes luchas y variación de combinaciones.

SX USA Glendale 2018, segundo triunfo de Tomac

Cuando la bandera de cuadros cayó al final de la velada en Phoenix, los principales protagonistas tenían muchos motivos para estar satisfechos con su resultado, pero la mayoría también podía pensar en algunos fallos que les privaron de un actuación más brillante. Incluso, en el caso de Eli Tomac, que en Glendale lograba su segundo triunfo consecutivo, en un inicio de año que ha sido una auténtica montaña rusa para el de Kawasaki. Tras caerse y lesionarse en la cita inaugural de Anaheim I, cuando lideraba la carrera, Tomac se veía inmediatamente con un cero en su casillero, al que siguió uno más en Atlanta, al verse incapaz de competir por molestias en su hombro magullado. Cuando la temporada parecía enterrada para él, el de Colorado ha contestado con dos magistrales triunfo, en Anaheim II la semana pesada, y ahora en Glendale, incluso pese a no parecer estar recuperado al ciento por ciento. Así se evidenciaba por su carrea en Phoenix, en la que Tomac se hacía con el liderato en la primera vuelta y lograba una amplia ventaja antes del ecuador de la final. Sin embargo, de una forma bastante inusual en él, el de Kawasaki iba perdiendo fuelle, hasta casi ver cómo le cogían sus perseguidores y se le escapaba la victoria. Pero Eli lograba aguantar la presión y cruzar la meta en primera posición. Una situación de aparente peligro para sus rivales, pues si bien Tomac está actualmente a 36 puntos del liderato, el de Kawasaki se ha mostrado como el mejor en todas las carreras que ha terminado y ya sabemos que es bien capaz de encadenar una larga racha de victorias -como las 9 seguidas que sumó en 2017-.

La segunda posición ha sido para Justin Barcia, quien se ha confirmado como la auténtica revelación de la temporada 2018. Hay que recordar que Barcia no pisaba el cajón desde la temporada 2014, y en lo que va de año ya ha subido al pódium en tres de las cuatro carreras disputadas; y además lo está haciendo como piloto sustituto del lesionado Davi Millsaps en el equipo oficial Yamaha. En Glendale, Barcia volvía a salir en el grupo de cabeza y lograba situarse en segunda posición, antes de empezar a recortar distancias con Tomac hasta llegar casi a su rueda en las últimas vueltas. Gran actuación de Justin, sobre todo por su mejorado nivel físico y de pilotaje con respecto a otros años, aunque sin poder atrapar una victoria que tuvo muy al alcance de la mano.

La tercera posición era para el alemán Ken Roczen, su segundo pódium de 2018 tras terminar segundo en Atlanta. El de Honda ha mostrado posiblemente su mejor versión este año, sobre todo por un pilotaje más agresivo, decidido y arriesgado que en las citas anteriores. Está claro que Roczen no ha recuperado todavía su mejor pilotaje, no tanto por velocidad, sino por aquel estilo de conducción que posiblemente le situaban como el piloto más limpio, fluido, técnico y eficiente de todo el mundo, pero en Glendale ha dejado muestras de haber dado un paso más para recuperar su mejor nivel. Además, el alemán también ha expresado en varias ocasiones que esta temporada está tratando de proceder con calma en las carreras en las que no tiene su mejor día, para evitar cometer los errores que en el pasado le dejaron fuera de combate en las primeras citas. En Glendale, Roczen fue el piloto más rápido en la segunda parte de la final, logrando situarse tercero y recortar distancias con Barcia y Tomac, aunque su regular salida, desde la quinta posición, limitó sus posibilidades de victoria.

Día de altibajos, para el líder del campeonato, Jason Anderson, quien no pudo aprovechar su buena salida, en cuarta posición, para sumar su cuarto pódium del año y seguir afianzando su liderato. De forma un tanto inusual, el Husqvarna comenzó a perder posiciones en el primer tercio de la final, cayendo desde cuarto hasta octavo. La parte positiva es que Anderson pudo recuperar la concentración y volver a pilotar a su mejor nivel, ganando posiciones hasta la cuarta plaza final y limitando la pérdida de puntos en un «mal» día para él.

Los «whoops», el talón de aquiles de Musquin

También se han visto muchas luces y sombras en Marvin Musquin, otro de los favoritos al título al inicio del año que ya cuenta con un importante agujero de puntos en su casillero -35 puntos menos que el líder-, por culpa de una fuerte caída en la sección de «whoops» de Atlanta. Un problema con los «rizados», que el de KTM volvió a sufrir en Glendale, siendo claramente la parte del circuito en la que perdía más tiempo, incluso en comparación con pilotos de media tabla. Se trata de punto débil bastante incomprensible para un piloto tan técnico y preciso como Marvin, quien además ya lleva siete años corriendo supercross en Estados Unidos. Su talón de aquiles en los «whoops» relegó a Musquin a la cuarta plaza en Glendale, lo cual, dentro de lo malo, también tiene una lectura positiva: si en la zona de los rizados perdía incluso un segundo o más, pensad en lo rápido que iba en el resto del trazado para conseguir que sus tiempos fueran bastante parecidos a los del grupo de cabeza. Vista la situación del campeonato, y sabiendo que es muy improbable que un piloto cambie su pilotaje en plena temporada, las opciones de Musquin pasan por que los próximos circuitos no cuenten con una sección de «whoops» demasiado complicada, o bien por que sus rivales empiecen a fallar.

Por detrás de los cinco favoritos, Weston Peick sigue firmando un gran arranque de temporada, valiéndose de sus buenas salidas para rodar en el grupo de cabeza y conseguir buenos resultados -6º, en Glendale-, que le sitúan en una excelente cuarta posición provisional. También sigue destacando Justin Brayton, 7º en carrera y 6º en la tabla, sobre la Honda del equipo privado MCR. El segundo piloto oficial Honda, Cole Seely, estaba firmando una buena remontada hasta sufrir una caída en las últimas vueltas y verse relegado a la 12ª posición. Tampoco está siendo un gran arranque para otros hombres punteros, como Cooper Webb (8º) y Blake Bagget (9º).

El piloto español Joan Cros se estrenaba en el SX USA 2018 en Glendale, después de solo una semana de preparación en suelo norteamericano tras su lesión invernal, sin poder entrar entre los cuarenta mejores tiempos en entrenamientos que permiten disputar el evento nocturno.

En la clase de 250 Costa Oeste, el piloto de Yamaha, Aaron Plessinger, se hacía con su segundo triunfo del año, por delante de Shane McElrath, Adam Cianciarulo y Joey Savatgy. En la provisional, Plessinger lidera con un punto de ventaja sobre McElrath.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...