Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

Yamaha ofrece a los pilotos de 125, y los participantes en su YZ 125 bLU cRU CUP una baza ganadora con el kit de preparación GYTR..
Marcos Abelenda. Fotos: Diego Rojo. Colabora: Javi Martínez y Circuito de Yunquera de Henares. -
Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing
Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

Yamaha continúa dando pasos para reconquistar su parcela en las categorías de base del motocross. Y lo está haciendo con loable esfuerzo y mucho acierto. La casa de Iwata se ha dado cuenta de lo que otras marcas europeas ya sabían, pero la mayoría de las japonesas ignoraban, y es que resulta ventajoso el ganarse la confianza de los pilotos en edades temprada, para que cuando sean adultos mantengan su fidelidad con las motos azules más grandes. Éstas, por cierto, es posible hacer con ellas en su versión 2018 a unas tarifas bastante rebajadas: YZ 65 '18 (4.299 €), YZ 85 '18 (4.599 €), YZ 125 '18 (7.399 €), YZ 250 '18 (8.199 €), YZF 250 '18 (6.499 €) e YZF 450 '18 (7.999 €).

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

En apenas un año se ha renovado la YZ 85 y se ha lanzado una nueva YZ 65, por lo que Yamaha tiene por fin una gama de motos de cross de competición plena y completa –sin olvidar las PeeWee y las TTR-, para que los chavales puedan pilotar motos azules con ruedas de tacos desde los 3 años hasta que cuelguen las botas. La firma de los diapasones también ha comprendido que en las categorías de base los motores de dos tiempos todavía tienen una gran relevancia, más que los de válvulas, por su menor coste y también por lo didáctico de su conducción. Por eso, y también a diferencia de las otras marcas japonesas, Yamaha ha tenido a bien el volver a «mancharse» las manos trabajando y diseñando nuevos motores de dos tiempos. ¡Bravo!

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

Algo que se refleja perfectamente en la clase de 125, una categoría clave en la progresión de un piloto de cross, normalmente para chavales de entre 14 y 16 años. El «octavo de litro» supone un lógico y necesario salto intermedio entre las motos de 85 y las 250 4T, pues en ocasiones estas últimas casi duplican las prestaciones, el peso y el tamaño de las «ochenta». Yamaha se propuso fomentar esta clase con un conveniente lavado de cara a su YZ 125 en 2015 –que afectaba en mayor medida a la ciclística-, así como con la puesta en escena de interesantes iniciativas como la YZ 125 bLU cRU Cup, incluyendo valiosos descuentos para los pilotos que deseen inscribirse en dicha Copa. Además, también se ha trabajado en el desarrollo de una serie de componentes especiales que agilizan y garantizan el proceso de preparación de la YZ 125 para alta competición.

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

Kit YZ 125 GYTR: «plug and play»

Ese es precisamente el objetivo de este artículo, pues hemos tenido la ocasión de probar una YZ 125 dotada de kit completo de motor GYTR. Una preparación que ya catamos puntualmente en algunas presentaciones, pero que nunca habíamos podido analizar en detalle en nuestro propio terreno y con las herramientas de medición de nuestro Centro Técnico. Se trata de un kit desarrollado directamente por Yamaha, de ahí su denominación GYTR (Genuine Yamaha Technology Racing) estrenado hace un par de temporadas pero que se revisa y se mejora cada año.

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

En su versión de 2018, el kit consta, en primer lugar, de un grupo térmico totalmente modificado, con cilindro trabajado internamente –nuevos ajustes en 2018-, culata especial revisada con nuevo culatín, pistón completo y, también como novedad, nuevos «flaps» especiales para la válvula de escape YPVS. También se ha mejorado la admisión con una caja de láminas V-Force y kit de carburación con diferentes chiclés y aguja –diseñada específicamente para esta preparación-. No acaban ahí los componentes del kit, pues también incluye un rotor magnético con mayor inercia –más par-, sistema de escape completo GYTR, CDI reprogramable, tapa de encendido en fibra de carbono y arandelas para precargar los muelles de embrague. El kit GYTR no incluye mejoras para el apartado ciclo de la YZ 125, no obstante, los inscritos en la YZ bLU cRU Cup reciben además como regalo un kit de adhesivos oficiales y una funda de asiento Blackbird.

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

El coste del kit GYTR asciende 2013,22 euros (más IVA), que a algunos les pueda parecer algo elevado. No obstante, se debe señalar que si empezamos a calcular el valor de cada componente por separado –cilindro, escape, pistón, culata, caja de láminas- se llega a la conclusión de que el precio en realidad está bastante ajustado para lo que ofrece. Además, como podréis ver por los resultados obtenidos en nuestro Banco de Potencia, el kit GYTR consigue una mejora clara en las prestaciones de la «octavo de litro» japonesa, con una ganancia de casi tres caballos de potencia máxima. 37,9 caballos a 11.005 rpm., y 2,3 kgm de par a 10.920 rpm., son las prestaciones que este motor ha rendido en nuestro Banco de Potencia.

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

Es verdad que alguno de esos preparadores «gurú» de motores 2T pueden ser capaces de obtener tal mejora con menos coste, aunque también os aseguramos que por nuestras manos han pasado más de una YZ con preparaciones «caras» que ni se aproximan a este rendimiento. Ese nos parece el gran beneficio del kit GYTR, que se trata de una preparación «plug and play», con la que se obtiene una ganancia segura sin tener que realizar inventos –porque además su instalación no es compleja-. También se debe considerar que al decantarnos por el kit estamos adquiriendo una serie de componentes que se sustituyen por los originales, de forma que éstos podríamos venderlos o «ahorrarlos» para el momento de tener que vender la moto. Por último, os recordamos que Yamaha ofrece facilidades de compra de la moto y el kit para los participantes en la YZ 125 bLU cRU Cup.

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

Más y mejor

Para la prueba de la YZ 125 nos desplazamos al histórico y precioso circuito de Yunquera de Henares, en Guadalajara. Allí nos espera, para ayudarnos en la sesión de fotos, el joven piloto local Javier Martínez, habitual en los certámenes regionales de Madrid, Castilla-León y Castilla La Mancha, quien este año debuta en la clase de 125 precisamente a los mandos de su YZ 125 privada. Su padre Manuel Mellao nos habla de la nueva montura de su hijo en unos términos que, en realidad, hemos escuchado infinitas veces antes sobre la Yamahita: «por ahora estamos encantados con la YZ, sobre todo alucinados por la fiabilidad de la moto, pues apenas hemos tenido que tocarle un tornillo. Por ahora tan solo hemos cambiado un pistón y el motor va perfecto». Mellao no acaba tan «contento» con nosotros al final de la jornada, al ver cómo su hijo Javier se queda impresionado con el kit GYTR y trata de convencer a su padre de que él quiere uno igual para su YZ…

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

Bromas aparte –aunque la anécdota es totalmente verídica-, lo cierto es que el kit oficial consigue una mejora integral en nuestra protagonista. En primer lugar, nuestra protagonista nos engatusa con un sonido sencillamente espectacular, gracias a una carburación finísima. En acción, el motor plantea un tacto de acelerador especialmente directo y alegre, sin apenas el mínimo retardo ni síntomas de ahogo a bajas vueltas. Un característica general de esta moto, que además de destacar por sus vigorosas prestaciones también las combina con una facilidad de uso impresionante, poco habitual en monturas de 125. A la salida de las curvas, la YZ GYTR ofrece una eficacia excelente, sin exigir apenas abuso con la maneta de embrague, pues el motor se siente siempre dispuesto a superar la zona de pereza en bajos con mucha rapidez. En realidad, estas aptitudes también se encuentran en la YZ 125 original, pero el kit las realza todavía más con un golpe de gas fabuloso, casi propio de una 150.

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

El medio régimen también sale beneficiado, en forma de una subida de vueltas más rápida, amplia y continuada, transmitiendo más capacidad de recuperación que tolera cambios de marcha anticipados sin tener que llegar al corte. No obstante, si optamos por estrujarlo hasta el final, es cuando descubrimos el aspecto más mejorado de la YZ GYTR, pues la gama alta de revoluciones resulta claramente más capaz, con clara sensación de más caballaje, mejor aguante arriba y una estirada más prolongada -¡casi mil revoluciones más!-. Aun sin parecer la típica 125 excesivamente puntiaguda y tipo «misil» arriba, el incremento de prestaciones nos deja con una sensación mucho más plena sin echar algo más en falta. En realidad, de esta moto nos ha encantado precisamente ese equilibrio entre grandes prestaciones combinadas con una soberbia facilidad de aprovechamiento. La YZ GYTR no solo corre más que la estándar, sobre todo corre mucho mejor. Por eso mismo, nos parece una preparación recomendable no solo para jóvenes pilotos que estén compitiendo, sino también para esos usuarios más «maduros» que quieran añadir un extra de energía y diversión a sus YZ 125.

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

Como antes comentábamos, el kit no incluye mejoras ciclo, por lo que comportamiento es el mismo que el modelo de serie, aunque nosotros hemos agradecido el excelente agarre de la funda Blackbird. El bastidor de la YZ 125 se caracteriza por una manejabilidad magistral, fruto de su cortísima distancia entre ejes -1.450 cm, 50 menos que la mayoría de motos grandes- y también de su bajo peso -89,2 kilos, en la línea de la competencia-. La azul gira en las curvas con solo pensarlo, y en todo momento permite una gran sensación de dominio y agilidad, aunque también es cierto que el tren delantero llega a moverse un poco en zonas muy rápidas y rotas. Las suspensiones también puntúan con sobresaliente, gracias a una óptima sensibilidad y capacidad de absorción, pese a contar con unos tarados tirando a suaves que los «junior» más rápidos querrán intentar corregir con una mínima preparación y personalización, algo que en realidad se puede aplicar a todas las motos del mercado. Los frenos no están faltos de potencia y resistencia, pero ante el conocido tacto blando y con recorridos largos de las motos azules

Yamaha YZ 125 GYTR, prueba racing

Lo mejor:
  •  

    Mejora global

  •  

    Motor potente y fácil

  •  

    Sonido espectacular

Mejorable:
  •  

    Precio del kit

  •  

    Estabilidad del chasis

  •  

    Reglaje suspensión blando

También te puede interesar

Probamos la nueva gama de motocross Yamaha 2019, con importantes novedades en las YZ 250 F, YZ 85 e YZ 65.

Los jóvenes pilotos de mx que compiten en la categoría de 125 tienen en la YZ 125 Cup una gran oportunidad, no solo de progresar en su trayectoria junto a los mejores profesionales, sino también de disfrutar de grandes ventajas, premios, descuentos y regalos.

Te recomendamos

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...

Que la capacidad de carga no sea un problema. Bolsas, baúles, maletas, alforjas, moch...

La tercera edición del BMW Heritage Custom project se ha llevado a cabo con mucho éxi...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...