Yamaha YZF 450 2018, novedades

Yamaha ha confirmado oficialmente la completa renovación de su mayor moto de cross, la YZF 450 2018, en la que cambia prácticamente todo.
Marcos Abelenda. Fotos: Yamaha. -
Yamaha YZF 450 2018, novedades
Yamaha YZF 450 2018, novedades

Fiel al conocido ciclo de renovación cada cuatro años de los fabricantes japonesas, la marca de los diapasones ha desvelado lo que se sabía como un secreto a voces, la completa renovación de la Yamaha YZF 450 2018 -la última renovación entera data de 2014-.

Motor, chasis, carrocería, arranque eléctrico, depósito… Casi todo cambia en la MX1 azul, que además sorprende con algunas innovaciones tecnológicas. Las muchas novedades que luce la YZF 450 ’18, tanto en el motor como en el aparto ciclo, dejan clara una cosa, que Yamaha ha escuchado a los clientes y probadores de las anteriores versiones y se aplicado a fondo para mejorar los puntos débiles.

Yamaha YZF 450 2018, nuevo motor

Uno de los primeros cambios lo encontramos en la mecánica, y sin necesidad de mirar dentro de sus tripas, sino incluso en la posición que ocupa en el chasis, todavía con el cilindro inclinado hacia atrás, pero ahora con menor ángulo, buscando así mover el peso ligeramente hacia delante. Esto se combina con la sustitución de los soportes del motor, claramente diferentes los de la culata, pues ya no sujetan a ésta por la parte delantera, sino por la trasera, con el fin de alterar la rigidez del conjunto chasis-motor y con ello el comportamiento dinámico.

La Yamaha YZF 450 ’18 también luce novedades dentro del motor en sí, como una culata más ligera -se mantiene su exclusiva admisión frontal-, unos árboles de levas con distinto «timing», nuevo cigüeñal, pistón rediseñado, sistema de escape y nueva inyección con cuerpo Mikuni de 44 mm. –antes, Keihin-. Con todo ello, la marca anuncia un óptimo compromiso entre prestaciones y facilidad de uso. En la nueva 450 azul también se han realizado otros cambios en favor de la fiabilidad mecánica, con revisiones en el cambio –piñones con mayor superficie de contacto-, el embrague –componentes reforzados- y los radiadores –distinta posición y salida de conductos-.

La Yamaha YZF 450 2018 adopta un interesantes sistema para modificar los mapas del motor desde el teléfono móvil

Otras dos novedades destacadas en la Yamaha YZF 450 2018, las encontramos en la instalación de un sistema de arranque eléctrico, con batería de litio-ion y sin arranque a pedal, cuya adopción no implica mayor peso según la marca -se anuncia el mismo peso que para el modelo de 2017, con unos 112 kilos con depósito lleno-. También es llamativo el estreno de un sistema para modificar los mapas de la ECU mediante una aplicación para teléfonos móviles. Una solución que se adopta por primera vez en una moto de cross de serie, aunque ya se había visto en la industria auxiliar –GET ofrecía un sistema parecido para sus centralitas-.

Yamaha YZF 450 2018, chasis rediseñado

Los técnicos de la firma de los diapasones también han seguido el clamor popular a la hora de mejorar el comportamiento del apartado ciclo. En primer lugar, se ha intentado corregir la ergonomía del conjunto con una carrocería más esbelta y un nuevo depósito de gasolina –ubicado entre el subchasis, igual que antes-, que ahora es de 6,2 litros de capacidad –antes, 7,5 l.-, y por lo tanto más compacto y estrecho. Pero también se ha buscado corregir el «feeling» del tren delantero –ligero e impreciso, en generaciones anteriores-, tanto con la reubicación del motor, como hemos dicho antes, como modificando el propio bastidor.

El nuevo chasis presenta un diseño claramente diferente, sin la «S» que marcaban anteriormente las vigas, sino un trayecto más recto desde el soporte del amortiguado hasta la pipa de dirección, aproximándose en parecido al resto de chasis doble viga de las motos de cross japonesas –en concreto, se asemeja bastante, estéticamente, al de las KXF de 2012 a 2015-. El nuevo chasis también exhibe diferencias en la cuna del chasis y el tirante de refuerzo delantero, aunque no se anuncian cambios para el basculante, las bieletas, ni el subchasis.

No obstante, sí se ha rediseñado el asiento, que resulta más plano y, sobre todo, más bajo en la parte trasera, en hasta 20 mm. en comparación con el modelo anterior -en el que algunos pilotos llegaban a jugar con las bieletas y el subchasis, por resultar precisamente demasiado alta de atrás-.

Otra de las peticiones del gran público, se ha visto cumplida en que Yamaha ha mantenido el material Kayaba en las suspensiones, alabadas en los últimos años por ser las mejores de su clase. De cara a 2018, simplemente se ha revisado la puesta a punto de la horquilla y especialmente el amortiguador. También se mantiene sin cambios los frenos Nissin, pero sí hay variaciones en la estética e la 450 azul, por la mencionada carrocería de nuevo diseño, los adhesivos revisados y las nuevas llantas anodizadas en azul.

Éstas dos últimas modificaciones, son precisamente los únicos cambios que presentan el resto de integrantes de la gama Yamaha de motocross 2018, tanto la YZF 250 de 4T, como la línea Yamaha YZ 85, 125 y 250 2T. Todas ellas estarán disponibles en los concesionarios a partir del mes de agosto, a un precio todavía sin confirmar, aunque sí se ha desvelado que será posible probarlas, todos los interesados, en la futura edición del Yamaha MX Pro Tour 2018 –fecha a determinar-.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...