Cómo recorrer la gran duna de Marruecos

Al sur de este país africano hay una zona en la que se elevan dunas que alzancan los 150 metros de altura

Explorar la gran duna de Marruecos es una experiencia inolvidable. Fuente: iStock/LockieCurrie
Explorar la gran duna de Marruecos es una experiencia inolvidable. Fuente: iStock/LockieCurrie

Su nombre es Erg Chebbi y en realidad no es una duna, sino una zona situada en el sur de Marruecos que tiene una longitud de 22 kilómetros de longitud y 5 kilómetros de anchura y, como se puede suponer, contiene algunas de las dunas más espectaculares que pueden verse o, mejor aún, recorrerse en moto.

Un paraíso para el off road

La conocida como gran duna de Marruecos tiene este nombre porque en Erg Chebbi es posible encontrar dunas que alcanzan los 150 metros de altura. Esto hace que cualquiera que las recorra sentirá que está en medio de un mar de arena donde incluso es posible sentirse desorientado.

Sin embargo, eso no detiene a las decenas de motoristas que montan en sus motos de enduro o de motocross y se lanzan a recorrer la zona, teniendo como plato fuerte, el ascenso y descenso de esas impresionantes formaciones arenosas.

Antes habrán recorrido caminos de arena, rocosos, más o menos firmes… en los que no hay vegetación ni agua, y que ponen a prueba la capacidad del conductor para sortear todo tipo de accidentes geográficos y terrenos poco uniformes.

Motorista recorriendo Erg Chebbi. Fuente: iStock/Salvador-Aznar
Motorista recorriendo Erg Chebbi. Fuente: iStock/Salvador-Aznar

Dunas para expertos

Como se ha apuntado, el plato fuerte de esta excursión al sur de Marruecos, en pleno desierto del Sahara, son las dunas de Erg Chebbi. Sin embargo, solo son recomendables para motoristas experimentados, ya que el pilotaje debe ser preciso para no acabar en algunos de los pozos de arena que se forman a los pies de dichas montañas y de los que solo se puede salir con la suficiente pericia.

Eso sí, cuando se domina la técnica, las impresiones de quienes han surfeado estas formaciones de arena solo se pueden catalogar como inolvidables. Y es que ser capaces de rodar por las crestas de dunas que superan los 100 metros, mientras se dibuja un paisaje desértico de indudable belleza, es una sensación que cualquier amante del off road siempre querrá repetir.

Cómo ir a la gran duna de Marruecos

Quienes quieran disfrutar de esta experiencia deberán desplazarse hasta el sur del país, a unos 40 kilómetros de Erfoud, concretamente a las poblaciones de Hassi-Labiad y de Merzouga. En la zona, que se halla a unos 450 Km. de Marrakech, hay diversos establecimientos preparados para el turismo y para pernoctar, con lo que no se trata de ir “a la aventura”. Esta habrá que dejarla para el momento en que el motor ruge.

En qué época del año ir a Erg Chebbi

En cuanto a la fecha para internarse en este escenario de ensueño, hay que evitar los meses de julio y agosto si no se quiere pasar mucho calor, ya que en esa época las temperaturas pueden alcanzar los 50º durante el día, lo que supone un riesgo para el piloto y para la propia montura.

Además, es mejor comenzar la incursión en el mar de dunas a primera hora de la mañana, cuando las temperaturas son más frescas. Sin duda, ese día será inolvidable y la experiencia, única.

Archivado en:

La esencia de la Honda Africa Twin, en el desierto

Relacionado

La esencia de la Honda Africa Twin, en el desierto

Aventura en el desierto

Relacionado

Aventura en el desierto

Marruecos en Vespa.

Relacionado

Marruecos en Vespa (1ª parte)

Los mejores vídeos