KTM 125 SX Hardworkbikes , juguete para adultos

Las motos de cross de 125 están habitualmente asociadas a quinceañeros o aficionados que empiezan. No obstante, son pocos los usuarios veteranos que encuentran en las 125 el juguete que más les divierte… Entre ellos, el apasionado usuario Pau Badiella, que nos presenta la espectacular preparación que ha hecho en su KTM 125 SX.

KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella
KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella

Desde este medio hemos dado testimonio de la tendencia que en las últimas campañas se aprecia en el nivel popularidad y las prácticas de uso de las 125 de motocross. Hace una década, cuando realizábamos una prueba o una comparativa con motos de esta cilindrada, inmediatamente recurríamos a pilotos de entre 15 y 17 años, pues este era el rango de edad predilecto de sus potenciales usuarios. Algo que, en realidad, seguimos haciendo, pues no es menos cierto que en la mayoría de certamenes oficiales se establece esos rangos de edad para la categoría.

No obstante, desde hace un par de temporadas también venimos incorporando un matiz de contraste con pilotos más veteranos y experimentados. No lo hacemos por capricho, sino por apreciar que en los circuitos estaba empezando a crecer ese tipo de uso. Hablamos de un perfil de usuario quizá ya retirado de la competición, o al menos de la de primer nivel estatal, y que en su máquina de cross busca simplemente el mayor aporte de diversión posible. No son pocos los que, pese a tener en su garaje una 450 «para diario», también guardan a su lado una 2T para los días «de fiesta», ya sea una 250 o, cada vez más, una 125.

KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella
KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella

Esta corriente se veía claramente reflejada a finales del año 2019 con el evento organizado por Edgar Torronteras en San Martin de la Vega, Madrid, el All Stars, donde casi dos centenares de pilotos, la mayoría de ellos ya retirados de la alta competición, se lo pasaron en grande a los mandos de sus 125. Para que os hagáis una idea, en dicha prueba había clase para pilotos jóvenes, que apenas llenaban un tercio de la parrilla, mientras que para la clase de los mayores tuvieron que hacer hasta tres grupos diferentes… En el plantel de inscritos había grandes pilotos de motocross español como el propio Torronteras, la saga Bernárdez (Abel, Moisés y Aaron), Josep Alonso, Alejandro Pérez Mataix, Álvaro Lozano, Javi Fernández, Carlos Bravo, Xavi Galindo, Javier Remacho, Cristóbal Guerrero, Román Pérez, Francisco José Millán y un largo etcétera en una auténtica fiesta del motocross español.

Sin medias tintas

Entre todos ellos también estaba el experimentado piloto catalán Pau Badiella. Algunos de los lectores más fieles quizá lo reconozcan, pues ya nos visitó hace unos años con su Honda CR 250 ´88 y su Honda CRF 450 ´15, o tambien por las recientes pruebas que ha protagonizado su hijo, el pequeño Pepe Badiella. El caso es que Pau se decantó por hacerse con una 125 por los motivos que él mismo nos explica: «llevaba tiempo con una 450, pero como ya había dejado de correr pensé que quería quitarme el gusanillo de volver a tener una 125, para divertirme. Algo que sea ágil y puedas jugar con ella. Así que me compré una KTM 125 de 2020, y justo entonces salió lo de que se iba a organizar el All Stars. Eso me calentó aún más y entonces decidí que tenía que hacerle una preparación “full”, jejeje».

Aunque el catalán lo dice en tono de broma lo cierto es que no está muy lejos de la realidad, puesto que su SX 125 cuenta con unas modificaciones de muy alto nivel, que para desentonaría en el exigente Campeonato de Europa de la disciplina. Para la preparación del motor, Pau ha recorrido a un taller de mucha confianza… «Hace unos años monté un taller en compañía de Paco Vidal, muy amigo mío, y cuyo padre fue mecánico del mundial de velocidad para Barros y Garriga. La tienda se llama Hardworkbikes, y aunque ya no formo parte, pues ya lleva solo Paco, siempre voy a que me preparen allí las motos. Así que cuando llegué pedí que pusieran mi KTM como las 125 del Mundial, jejeje».

Como buen dos tiempos, el motor no se ha librado de las caricias de la lima en la culata, el cilindro y los cárteres.

La preparación del grupo térmico ha contemplado cuantiosas horas de trabajo en la culata, el cilindro, los cárteres y el carburador para dejar las superficies en perfecto estado, buscando así optimizar el flujo de la mezcla. También se ha recurrido a un conjunto de escape HGS y un CDI GET con dos mapas, además de modificar el embrague mediante otros muelles y una tapa Hinson en busca de un tacto más suave y mayor resistencia –la tapa tiene mayor capacidad de aceite-.

Otro cambio llamativo lo encontramos en la caja del filtro, pues se ha tapado la parte superior, la que está bajo el asiento, adaptando una placa fabricada en fibra de carbono. Dicha tapa sujeta también el CDI GET, sustituyendo a la original que, por si no lo sabíais, está abierta en la SX 125 y prácticamente «desocupada» ya que es la misma que en las SXF 4T pero sin el soporte de la batería del arranque eléctrico.

KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella
KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella)

El apartado ciclo también presenta modificaciones interesantes, sobre todo en cuanto a las suspensiones. La horquilla delantera mantiene la estructura principal de la WP XACT original, aunque poco más… El sistema neumático AER se ha descartado en favor del material de la firma italiana Sphere. Se tratan de unos cartuchos presurizados con muelles metálicos que sustituyen el mecanismo original neumático. Tanto la instalación como la puesta a punto de los settings a los gustos de Badiella se ha realizado en TNT Suspensions. Lo mismo que en el amortiguador, trabajado por TNT, incluyendo la instalación de una cámara de gas personalizada y de mayor tamaño.

Otras mejoras funcionales las encontramos en las estriberas Scar en titanio, el manillar Renthal Twinwall y la funda de asiento Selle Dalla Valle, aunque en la KTM «47» también es patente el mimo que ha tenido Badiella para dotar a su máquina de una imagen muy cuidada. No solo por los adhesivos diseñados por el endurista Joan Jou, de Living This Bikelife, sino también por el pintado del chasis en naranja, como las Factory Edition, y el anodizado en bronce presente en los soportes del motor, los de las pinzas de freno e incluso las botellas de la horquilla. El celo de Pau se nota hasta en los pequeños detalles, como el protector de la bomba de freno delantero en fibra de carbono o la espuma anti-barro en los orificios de los ejes de las ruedas y la puntera del pedal de cambio.

PEGADA

Después de admirar en parado a nuestra protagonista y ver cómo Badiella se divertía con ella en la sesión fotográfica, por fin nos tocó a nosotros el turno de salir al recreo. El momento de disfrute llega de forma inmediata, pues el puesto de mandos ofrece una configuración soberbia, mejor incluso que la SX 125 de las tiendas, por la menor altura del manillar, la firme sujeción de las estriberas y lo acertado del asiento -con mejor agarre y contorno que el original-. Además, la maneta de embrague propone un tacto absolutamente de mantequilla, para manejar incluso con el dedo meñique. Tras una simple patada al pedal de arranque, el motor de la KTM de Badiella nos deleita con su agudo carraspeo, y es que hay pocos sonidos en el mundo mejores que el de una 125 bien afinada como esta.

KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella
KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella

Nos ponemos en movimiento y lo primero que nos llama la atención es que, ¡sopresa! no nos castañean los dientes ni nos traquetean las muñecas al pasar por encima de los baches. Las suspensiones trabajadas por TNT Suspensiones superan con holgura al material de serie tanto en confort como en sensibilidad. Algo especialmente claro en la horquilla, incluso aunque el propio Badiella nos revela que él gusta de tarados firmes, porque «yo piloto agresivo, apoyando fuerte, y necesito que la horquilla aguante». Es cierto que la horquilla de la KTM 47 trabaja desde arriba, sin grandes hundimientos al apoyar en curva y gran eficacia en impactos fuertes. Pero este en realidad también ocurre con la WP original, aunque nuestra invitada presenta unos primeros milímetros de recorrido claramente más absorbentes, lo que se traduce en confort y tracción.

El amortiguador también replica en parte la propuesta del material de serie, con un comportamiento más suave que el tren delantero, para mejorar con ello la estabilidad en recta. En la SX de Badiella se aprecia una respuesta con ese estilo, pero nuevamente ante un tacto inicial más preciso y endurecimiento más progresivo, sin afectar a la firmeza final que de hecho es mejor que de serie -menos suelta y más controlada-.

Al salir de las curvas, cuando el dedito empieza a aproximarse a la maneta de embrague, el motor sorprende con una alegre patada

Francamente, nos has gustado mucho las suspensiones de esta moto porque respetan la filosofía del chasis KTM pero lo consiguen con un comportamiento más refinado y eficaz. El bastidor lo agradece sin ninguna duda, pues con esta 125 podemos hacer lo que queramos dentro del circuito, puntuando con sobresaliente tanto en agilidad como en estabilidad. Así lo explica Pau: «en el aire la giras como quieres, en las curvas te metes como nada porque tiene poco freno motor, la cambias de rodera como si nada porque frena muy poco… Es muy, pero que muy divertida».

Estamos totalmente de acuerdo con el piloto catalán, pues también creemos que su KTM es un juguete. Aunque, ¡ojo!, que se trata de uno para adultos, ya que dentro lleva pura dinamita…

KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella
KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella

«Al preparar el motor buscamos en primer lugar que tuviera mucha potencia -nos explica Badiella-. Pero resultó que solo iba arriba, y luego fuimos jugando con el reglaje de la válvula de escape y cambiando el desarrollo para que la moto desde medios ya empiece a correr. Yo creo que ha perdido un poco de bajos con respecto a la de serie, pienso que por el escape, pero a partir de medias vueltas es un avión. Es cierto que con la 125 voy unos 4 segundos más lento con mi 450, pero es que la diversión se multiplica por 400. Esos 4 segundos que pierdes los ganas en disfrute».

El motor responde inicialmente como en la SX de las tiendas, con un empuje en bajos correcto, aunque con una carburación más afinada y además un accionamiento más suave en el mando del gas. Eso sí, ya en la transición de bajos a medios empiezas a notar lo bueno.

Es justo en ese momento a la salida de las curvas, empezando a acercar el dedito a la maneta de embrague, cuando la mecánica se anticipa con una pata de potencia sorprendente. De medios en adelante este motor es una «bomba», con gran sensación de caballería pero sobretodo muy amplia, que se extiende durante un amplio rango de revoluciones hasta una estirada final realmente elástica. Se trata de un propulsor que te rejuvenece, pues no gusta de parcializar el gas sino de andar ligero, y es entonces cuando muestra todo su potencial. Cuando confías en esta mecánica no es solo que aporte diversión por su «cabreado» carácter, sino que también se traduce en eficacia por poder prescindir del embrague en curvas de segunda e incluso las de tercera.

Valoración

Lo mejor:
  •  

    Motor muy completo

  •  

    Gran mejora en las suspensiones

Mejorable:
  •  

    Preparación costosa

  •  

    Bufanda de escape voluminosa

 

Propietario

Pau Badiella

Llevaba muchos años pilotando siempre una 450, pero cuando surgió la carrera All Stars me apetecía tanto ir que me hice con una 125. Entonces nos liamos a hacer una preparación «full». Como ahora ya no corro en serio quería una moto para divertirme de verdad. Es cierto que se va más lento que con la 450, pero te aseguro que me lo paso muchísimo mejor.

KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella
KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella

 

PREPARACIÓN

Motor

  • Motor preparado por Hardworkbikes: cilindro, cárteres, culata y carburador modificados.
  • CDI GET con dos mapas de motor y botón de cambio en el manillar.
  • Conjunto de escape HGS.
  • Pistón Vertex.
  • Embrague con muelles más blandos y tapa Hinson con mayor capacidad de aceite.
  • Mando de acelerador pulido –por dentro y por fuera-.
  • Caja del filtro modificada, con tapa en fibra de carbono para tapar la entrada que superior que hay de origen y orificios de entrada practicados en el lateral derecho.

Parte ciclo

  • Horquilla WP XACT AER con cartuchos hidráulicos Sphere preparados por TNT Suspensions, que anula el sistema neumático y monta muelles de acero. Botellas originales con tratamiento anodizado en color bronce.
  • Amortiguador WP XACT preparado y con cámara de gas de TNT Suspensions.
  • Estriberas en titanio sobredimensionadas Scar.
  • Manillar Renthal Twinwall con puños Odi.
  • Funda de asiento Selle Dalla Valle.
  • Chasis pintado en naranja.
  • Soportes de motor, tensores de cadena y soportes de pinzas de freno anodizados en color bronce.
  • Protector de bomba de freno delantero en fibra de carbono.
  • Esponja anti-barro en ejes de ruedas y palanca de cambio.
  • Kit «holestho» Scar.
  • Adhesivos personalizados por Living This Bikelife.
KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella

Galería relacionada

Fotos KTM 125 SX Hardworkbikes

Archivado en:

Yamaha YZF 450 Mastercross

Relacionado

Yamaha YZF 450 Mastercross, preparación exclusiva

Gama KTM SX 2021, novedades y precios

Relacionado

Gama KTM SX 2021, novedades y precios

Nuestros destacados