Aleix Espargaró y las tres últimas barreras de Aprilia en MotoGP

El español está cada vez más cerca de traspasar los muros que le quedan a la marca de Noale.

Aleix Espargaró ha estado realmente cerca de llevar a Aprilia al podio en este 2021
Aleix Espargaró ha estado realmente cerca de llevar a Aprilia al podio en este 2021

MotoGP cumple 20 temporadas en este 2021 y a lo largo de las mismas son bastantes las marcas que han pasado por la categoría reina (muchísimas contando las CRT). De todas ellas, hay una en la que la relación entre el esfuerzo invertido y los resultados cosechados no ha sido del todo satisfactorio, algo que parece estar cerca de cambiar. Esa marca es Aprilia.

De las seis actuales es la única que no solo no ha ganado, sino que nunca ha estado ni cerca. De hecho, los 5,164 segundos que tardó Aleix Espargaró en cruzar la meta del Gran Premio de España respecto a Jack Miller fue la menor distancia al ganador en la historia de Aprilia en MotoGP.

La RS-GP ha dado por fin el paso que llevaban años esperando y el piloto de Granollers se está encargando de ponerla siempre en la zona delantera de las carreras. Tras cuatro carreras, Espargaró ocupa la séptima posición de la clasificación con 35 puntos, los mismos que tienen a Aprilia en la cuarta plaza de constructores por delante de Honda y KTM. Por contextualizar: en 2020 Espargaró logró 42 puntos y Aprilia acabó con 51.

Se puede decir que, a través del binomio formado por Aleix Espargaró y la RS-GP, la marca de Noale ya se ha asentado en la élite de MotoGP; y desde ahí, ya pueden afrontar el asalto hasta la cima. Para ello tienen que cruzar tres barreras.

Cruzar el top 5

Desde hace casi dos décadas, el top 5 se ha convertido en un muro invisible para Aprilia, cuya aventura en la nueva categoría arrancó con un octavo puesto de Regis Laconi con la RS3 Cube en la cita inaugural de Suzuka 2002; un resultado que no mejoraron hasta exactamente un año después, cuando Colin Edwards finalizó sexto en el Gran Premio de Japón de 2003. Eso sí, a 29 segundos del ganador.

Colin Edwards fue sexto en Suzuka 2003 con la Aprilia RS3 Cube
Colin Edwards fue sexto en Suzuka 2003 con la Aprilia RS3 Cube

Ese sexto puesto ha sido el tope desde entonces. Tras irse a finales de 2004, Aprilia regresó después de una década: en 2015. Lo hizo con una RS-GP sin desarrollar con el objetivo de evolucionarla desde dentro, por lo que no extrañó que en ese primer año no pasaran del décimo puesto, alcanzando la séptima plaza en la siguiente temporada.

Para volver al sexto puesto hubo que esperar a 2017, y de nuevo en la primera carrera del año: el GP de Qatar, con Aleix Espargaró a 7,661 segundos del ganador; un resultado que igualó ese mismo año en Aragón, esta vez a 6,962 segundos; y en 2018 también en Aragón a 9,396 segundos. También sexto entraría Andrea Iannone en Australia 2019 pero a más de 15 segundos.

Tras un 2020 difícil, Aleix Espargaró se ha reencontrado con esa sexta plaza en las dos últimas carreras: a 8,885 segundos en Portimao y los mencionados 5,164 segundos que se dejó en Jerez. Es decir, ya son cinco las veces que el de Granollers se ha quedado a las puertas de un top 5 que Aprilia todavía no ha cruzado. Todo apunta a que 2021 será el año.

Volver al podio

Sin embargo, a nadie se le escapa que ese muro del top 5 no es más que una frontera imaginaria que está un poco antes de la barrera real, física y tangible: el podio. El sueño de los de Noale no es otro que acceder al cajón de MotoGP, y en este 2021 se están ganando el derecho a soñar.

Volviendo a los números: Aleix Espargaró acabó a dos segundos y medio del podio en Jerez, y todo eso teniendo en cuenta que perdió tiempo detrás de Fabio Quartararo, lo que le costó perder dos plazas ante Joan Mir y Takaaki Nakagami, que acabó a menos de siete décimas del tercer puesto.

Valentino Rossi, Jeremy McWilliams y Kenny Roberts Jr luchan en Donington 2000
Valentino Rossi, Jeremy McWilliams y Kenny Roberts Jr luchan en Donington 2000

Cuando estás luchando en esos grupos, el podio puede llegar en cualquier momento. Un momento que en Aprilia llevan tiempo esperando. Concretamente desde el 9 de julio de 2000. Aquel día es recordado en la historia del motociclismo por ser el primer triunfo de Valentino Rossi en 500cc, pero al mismo tiempo también fue el día del quinto y (hasta ahora último) podio de Aprilia en la categoría reina con el tercer puesto del británico Jeremy McWilliams a lomos de la RSW.

Cinco podios que siempre fueron terceras posiciones: en Assen 1997, el italiano Doriano Romboni abrió la veda, y dos años después fue Tetsuya Harada el que subió al último escalón del cajón tanto en Le Mans como en Donington. Finalmente, el mencionado Jeremy McWilliams lo hizo dos veces en 2000: Mugello y el mencionado Donington, donde se quedó a menos de un segundo de la victoria.

La ansiada victoria

Reencontrarse con el podio en categoría reina es para Aprilia, a la vez, fin y medio. Es lo que sucede para cualquier marca que este en clara progresión como es su caso: el día que llegue el podio correrá el champán en Noale, pero al día siguiente ya estarán pensando en ir más allá y buscar la victoria.

Aprilia no volvió a MotoGP con el objetivo de conformarse con volver al cajón de la clase reina, y la mejor prueba es que acaban de renovar su contrato para seguir hasta 2026 y, sobre todo, que a partir del próximo 2022 serán equipo de fábrica a todos los efectos tras haberse servido de la plaza del Gresini desde 2015, compitiendo hasta ahora como equipo independiente.

Y es que la ausencia de victorias de Aprilia en la categoría reina contrasta con su impresionante dominio en las categorías ligeras durante los noventa y la primera década del siglo XXI. No en vano, Aprilia es la tercera marca con más victorias de la historia del Mundial: 294 por las 508 de Yamaha y las 801 de Honda. Por lo tanto, es la firma europea más laureada de la historia, por delante de los 275 triunfos de MV Agusta.

Maverick Viñales consiguió la hasta ahora última victoria de Aprilia en la carrera de 125cc de Valencia 2011
Maverick Viñales consiguió la hasta ahora última victoria de Aprilia en la carrera de 125cc de Valencia 2011

Lo curioso es que, mientras Honda tiene triunfos en siete categorías distintas, Yamaha en cinco, MV Agusta y Suzuki en cuatro; todos las victorias de Aprilia se han repartido en dos categorías: 250cc, donde con 143 triunfos son la tercera marca más laureada; y 125cc, donde sus 151 victorias solo son superadas por las 164 de Honda.

La desaparición de dichas categorías secó la producción de victorias de la firma italiana, cuyo último triunfo fue el de Maverick Viñales en Valencia 2011 (la última carrera de la historia del octavo de litro); y que al no estar presente en Moto3, para reanudar dicha cuenta solo cuenta con MotoGP. Quién sabe si, una década después de la 294, Aleix Espargaró será el autor de la 295.

Aprilia será equipo oficial de MotoGP en 2022, con Aleix Espargaró como uno de los pilotos

Relacionado

Aprilia renueva con MotoGP hasta 2026 y tendrá equipo oficial desde 2022

Los mejores vídeos