Álex Márquez: De Marc he aprendido a siempre querer mejorar, tener la ambición a tope

La entrevista a Álex Márquez el día en el que se convirtió en Campeón del Mundo de Moto3
José G. Maroto. Fotos: Gold & Goose -
Álex Márquez: De Marc he aprendido a siempre querer mejorar, tener la ambición a tope
Álex Márquez: De Marc he aprendido a siempre querer mejorar, tener la ambición a tope

¿Sabías que Rins te iba a hacer de escudero o te ha sorprendido?

No, no, sí lo sabía. KTM llevaba ya tres o cuatro carreras dando órdenes de equipo y reuniendo a sus pilotos por las tardes, y lo decidimos con el equipo y se le propuso a Rins si estaba de acuerdo en ayudar en todo.

¿Qué has sentido al atravesar la meta después de tanta presión durante el fin de semana?

No bueno, difícil al final no, ha sido como un fin de semana más, me lo he tomado con mucha calma y sabíamos que había sesiones que sufríamos más que en otras, pero con temperatura en la pista sabíamos que teníamos un “set up” muy bueno para la moto y que podíamos ser más constantes. En la última recta sabía que tenía a alguien detrás porque lo escuchaba un pelín pero he tirado al máximo y cuando he pasado la línea de meta, me ha costado unos segundos asimilar un poco lo que se había ganado pero cuando he visto a todo el equipo colgado en el muro he dicho, “he ganado”, me he quedado un poco en estado de shock.

¿A partir de la victoria en Montmeló empezaste a pensar que podías luchar por el título?

Lo hemos pensado todo el año, es verdad que en las primeras carreras tuvimos más problemas que en otras, pero hemos trabajado para intentar ganar cada carrera, para intentar ser muy competitivos y al final en Montmeló esa victoria fue muy bien porque veníamos de Mugello, que nos tiraron y para la moral del equipo, la mía, la de Honda para seguir mejorando la moto esa victoria fue muy importante y Assen después también, ganando dos consecutivas pues fue bien para nosotros ya que no perdimos la esperanza en ningún momento y esos dos resultados fueron el trampolín para luchar.

¿En qué ha consistido la ayuda de Marc durante estas semanas...?

Bueno, a veces me ha puesto también un poco nervioso, todo hay que decirlo. Por las noches venía a verme y le decía “me voy dormir Marc, mañana hablamos” (sonrisas), pero al final lo que me ha dicho siempre es que disfrute. Pero este fin de semana me ha ayudado muchísimo, me ha transmitido mucha confianza y eso es muy importante cuando estás en una situación así para intentar ganar el título y me ha dado muchos consejos, ayer con Emilio hablaron, cada uno dio su opinión y bueno al final más o menos quedó clara la estrategia pues sabíamos que durante la carrera podría haber muchas situaciones diferentes y había que tener estrategias, ya que no hay un guión hecho así que había que improvisar, pero como sabíamos que estábamos fuertes. Estas situaciones las hemos llevado con más tranquilidad y con buena letra.

¿Cómo recuerdas los fines de semana en el Moto Club Segre cuando eras pequeño?

Bueno siempre era muy especial, aunque he de reconocer que era un poco patata, al menos cuando era pequeño, pero me divertía muchísimo con mi hermano, con toda mi familia, era un poco como un juego, como ir de vacaciones y hacíamos como 20 vacaciones durante todo el año porque había como 20 carreras. Íbamos allí a pasarlo bien, a disfrutar con la familia, con mi hermano....

¿Alguna vez pensaste que en el futuro seríais campeones los dos hermanos?

No, no lo recuerdo pero seguro que jugando con las motos quizás en algún momento pudimos decir alguna cosa similar.

¿El año que viene compañero de Tito en Moto y en un futuro te ves con tu hermano en MotoGP?

Tito desde el primer momento quería que el segundo piloto del equipo fuera yo y cuando lo hicimos oficial estaba contentísimo pues somos amigos y hay una compenetración muy buena. No quiero pensar en el futuro, quiero disfrutar de este título como se merece así que veremos qué sucede en el futuro.

¿En qué te ha insistido más tu hermano durante todo este tiempo y qué es lo que más has aprendido de él?

Lo que más he aprendido de él en el entrenamiento, en el gimnasio, en el motocross, en todo, es que hay que dar el ciento por ciento, siempre querer mejorar, siempre querer más pues para un piloto es muy importante, tener siempre la ambición a tope y eso es lo que más me ha enseñado. Disfrutar de las carreras, el año es muy largo y hay que disfrutar los buenos y malos resultados.

Honda te dejará probar la MotoGP como premio. ¿Si vas bien piensas subir con Miller?

Cuando fuimos a Japón Nakamoto me lo dijo, bueno dijo que fuese Rins o yo, si alguno ganaba el Mundial nos dejaba probar la MotoGP. Así que me dije, me tengo que espabilar que la tengo que probar. Al final es un regalo muy bonito.

¿Cuánto ha endurecido la temporada pelear por el título a la vez que había que desarrollar una moto?

Bueno, no ha sido fácil, pero al tener un equipo tan competitivo, tan bueno, y a una fábrica detrás que te apoyaba mucho y que tiene mucha experiencia con las motos, pues ha sido todo mucho más fácil. Cada pieza que llegaba iba un pelín mejor, sabíamos que era mejorable, pero también muy competitiva, y que nos podíamos pelear con las KTM de tú a tú.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...