Álvaro Bautista: Estoy deseando subirme a la 1000cc

El salto del piloto español de Suzuki a Honda es ya una realidad. Aunque hasta el momento solo ha tenido una oportunidad de probar la RC212V, Álvaro Bautista se concentra en mirar al futuro de la categoría MotoGP 1000.

Venancio L. Nieto Fotos: Gold & Goose -
Álvaro Bautista: Estoy deseando subirme a la 1000cc
Álvaro Bautista: Estoy deseando subirme a la 1000cc

Comenzó una arriesgada aventura con Suzuki en su paso a MotoGP en 2012. No solo se trataba de una categoría superior, sino que Bautista también se estrenaba con una moto que en teoría no estaba al nivel de Honda, Yamaha o Ducati, y además para trabajar con un equipo británico.

Pero el toledano salvó las dos temporadas más que honorablemente, avanzando en el desarrollo de la Suzuki, así como en la puesta a punto, hasta que en la parte final de la temporada 2011 ya estaba habitualmente en el segundo grupo de carrera. Solo unos días después de acabar la temporada, se anunció su futuro inmediato con Honda y Gresini en MotoGP, aunque no sin cierta incertidumbre antes de confirmarse.

¿Es cierto que te ibas a quedar con Suzuki por presiones externas? ¿Cómo se desbloqueó la situación?

«Todo ha sido difícil porque Suzuki estaba intentando conformar su proyecto para el próximo año, pero iban a empezar la temporada con la moto de 800 y yo prefería que fuera con la 1000. Lo único que podían ofrecerme era la 800. A partir de ahí buscamos una alternativa para poder estar con una 1000 desde el principio. Cuando teníamos una buena opción para irme con otro equipo, todo se bloqueó y no sé muy bien por qué, si por política o porque Honda quería ayudar a Suzuki. Así que el domingo después del GP de Valencia todo lo que se había avanzado había quedado bloqueado. Hablé con mucha gente, entre ellos con Carmelo Ezpeleta, para saber cómo estaba la situación. Ésta solo se desbloqueó después de sentarme a hablar con Shinichi Sahara, el máximo responsable de Suzuki en las carreras, y dejar clara mi posición. Yo no tenía la ilusión necesaria para estar una temporada corriendo con la 800 mientras los demás pilotos tenían las 1000. No me sentía igual que antes, cuando sabía que empezaba al menos en igualdad de condiciones que el resto de los pilotos. Al decirle esto él entendió que no me podía quedar en Suzuki y entonces las puertas se abrieron para volver a negociar».

¿Por cuánto tiempo has firmado con Gresini y con qué material exactamente?

«El acuerdo con Gresini es por una temporada y el material que tendremos será el mismo para todos los pilotos al comienzo. El plan es que las cuatro motos de Honda en parrilla sean idénticas. Está claro que según vayan llegando las evoluciones, los primeros que tendrán ese material serán los pilotos del equipo Repsol».

¿Tenías ganas de pilotar una moto, digamos, más convencional como puedan ser las Honda o Yamaha?

«Es cierto que tenía ganas de probar una moto distinta para saber cómo iba, pero apenas pude rodar en realidad con la Honda porque dispusimos de menos de una jornada con ella. Hasta casi el mediodía no pude salir a pista».

¿Las primeras sensaciones con la Honda?

«Sobre ella pude comprobar que se trata de una moto distinta que se pilota de una forma diferente. La unidad que probé era la que había tenido Aoyama esta temporada, con electrónica y caja de cambios distintas a las de los pilotos oficiales, pero aun así tuve muy buenas sensaciones porque percibí un gran potencial. Tampoco pretendía sacar conclusiones de esa prueba, simplemente tener una toma de contacto».

Después de dos temporadas con una moto más complicada como la Suzuki, ¿estabas cansado de una montura que, siendo oficial, estaba a menudo por detrás en términos de rendimiento de las motos de Honda y Yamaha?

«La Suzuki era todo lo que yo tenía, pero estaba contento porque estábamos haciendo un buen trabajo. Cada vez iba mejor y si la próxima temporada Suzuki hubiera podido tener la 1000 desde el principio, me hubiera quedado con ellos casi seguro porque estábamos haciendo una buena moto. Quizá no estaba a la altura de las Honda o las Yamaha, pero cada día íbamos a mejor y eso era lo que a mí se ilusionaba. Gracias al trabajo del equipo y al mío, cada día estábamos más cerca. Estoy convencido que de haber seguido en esa línea, al final habríamos estado con ellos. En ese sentido me quedo muy satisfecho. Nunca nos resignamos a tener una moto inferior, al contrario, mejorar nos motivaba mucho».

 

¿Lo mejor de la etapa con Suzuki?

«El trato con un equipo inglés me ha permitido mejorar mucho el idioma y desenvolverme, mientras que al nivel técnico he comprendido mis necesidades para rodar rápido sobre una MotoGP, que era completamente nueva para mí. También he aprendido a transmitir los detalles de puesta a punto que me iban mejor».

¿Lo peor? ¿Estar solo en el desarrollo de la moto?

«Suzuki tenía como probador a Nobuatsu Aoki, pero sus tiempos no eran como los de un piloto en activo. A veces me traían nuevas piezas que le habían gustado a Aoki, pero después yo no sacaba la misma conclusión rodando más rápido. Por una parte era yo el que estaba para evolucionar la moto, pero por otra la evolución se hacía pensando en mis preferencias y conforme a lo que yo pedía, algo que hubiera sido imposible hacer con otra fábrica. Desarrollar yo solo la moto ha sido, en realidad, algo positivo porque se hacía para mí. Está claro que aún quedaba camino por recorrer y detalles por pulir, pero con ella cada vez me sentía más a gusto».

¿Dónde crees que deberías estar en 2012 con el material que tendrás?

«Es muy difícil contestar a algo así. Todo será nuevo para mí, la moto, el equipo con el que deberé entenderme para transmitirles información y hasta la cilindrada. Con una misma 800 habría tenido alguna referencia, pero al menos sé que partiremos con un buen material base y espero que pueda estar a un nivel más alto que en los dos últimos años. Pero todavía queda un largo invierno por delante en que también deberé trabajar mucho, porque desde luego esto no va a ser llegar y conseguir grandes resultados desde el primer momento. El nivel en MotoGP es muy alto y habrá pilotos con la misma moto que yo y más experiencia. Intentaré adaptarme lo antes posible y mejorar rápidamente. Mi objetivo como piloto es dar un paso adelante y creo que es posible conseguirlo».

¿Crees que te divertirás más con la 1000 que con la 800?

«Realmente no sé lo que me voy a encontrar, pero está claro que la 1000 tendrá más potencia y por eso quizá no sea necesario un paso por curva tan rápido para mantener el régimen óptimo del motor. Supongo que cambiará la forma de pilotar respecto a la 800. Estoy deseando subirme a ella para cambiar el chip y pilotar la 1000 como es debido».

Te recomendamos

Con dos modalidades para elegir: 23,5 y 13 kilómetros....

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...