Andrea Iannone y Álex Rins prueban la "impresionante" Suzuki GSX-R1000R

Ambos pilotos coinciden en el calificativo empleado para la nueva joya de Hamamatsu.
Nacho González -
Andrea Iannone y Álex Rins prueban la "impresionante" Suzuki GSX-R1000R
Andrea Iannone y Álex Rins prueban la "impresionante" Suzuki GSX-R1000R

El circuito de Phillip Island, donde del 15 al 17 de febrero tendrán lugar los próximos test de pretemporada de MotoGP, ha sido el escenario elegido por Suzuki para dejar a sus dos pilotos de la categoría reina, Andrea Iannone y Álex Rins, probar sendas Suzuki GSX-R1000R de calle días antes de volver a subirse a sus GSX-RR.

El mal tiempo no fue óbice para que el italiano y el español pudiesen comprobar de primera mano la similitud de dicha máquina con sus GSX-RR, cuya tecnología ha servido de inspiración para la GSX-R1000R, de 1.000cc y 203 kilos de peso que fue presentada en el Intermot de Colonia a finales de 2016; que Sergio Romero pudo probar recientemente y que, en un futuro próximo, podría retornar al mundial de Superbike.

"Para ser una moto de fábrica, la GSX-R1000R me ha impresionado", confiesa Andrea Iannone. "El motor es muy potente, pero la entrega de potencia es fácil de manejar y suficientemente segura para pilotos no experimentado, pero al mismo tiempo agresiva para los más cualificados", explica el italiano.

"El manejo es excelente. Una vez más, Suzuki ha demostrado su capacidad de hacer motos fáciles de pilotar, con reacciones suaves y buena agilidad. Lo más impresionante es la velocidad en curva en circuito, me ha recordado al de la GSX-RR de MotoGP", reconoce 'The Maniac'. "También me han gustado las marchas, el cambio rápido es muy suave y permite un paseo muy cómodo", concluye el flamante fichaje de los de Hamamatsu.

"El manejo de la GSX-R1000R es impresionante", coincide Álex Rins. "Es fácil de pilotar, te da una gran confianza en el tren delantero, y permite empujar a casi cualquier piloto, o simplemente divertirse. La potencia del motor es impresionante, pero al mismo tiempo muy suave y manejable", asegura el piloto español.

"En general, las reacciones de la moto son previsibles y eficaces. Se siente como una moto de carreras, muy estable en frenada. Tiene una excelente velocidad en curva y la potencia de giro es impresionante, lo que permite disfrutar del placer de pilotar", concluye el 'rookie'.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...