Entrevista a Pol Espargaró

Pol Espargaró comenzó el año como favorito y después de ocho carreras está a 23 puntos de un sólido Scott Redding. Pero Pol no se rinde y ahora que ha recuperado la senda de la victoria, cree que se puede remontar.

Texto: José Maroto. Fotos: Gold&Goose -
Entrevista a Pol Espargaró
Entrevista a Pol Espargaró

Tras batallar la pasada temporada con Marc Márquez hasta las últimas carreras y empezar el año ganando en Qatar, todo apuntaba a que 2013 sería «coser y cantar» para Pol Espargaró. Pero los nuevos Dunlop a los que le ha costado adaptarse, dos caídas y un crecido Scott Redding en su momento más bajo le hicieron verse a 47 puntos del británico que encadenó dos victorias consecutivas en Francia e Italia en el momento más bajo del español. Pero en los test del lunes posterior a Mugello comenzó a ver la luz al final del túnel junto a su equipo. Pero además de la mejora en su moto y su pilotaje, los intentos de juego psicológico de Redding han surtido el efecto contrario y han motivado más a Pol. Redding celebró su victoria en Mugello sacando bola, respondiendo a las declaraciones de Pol la semana anterior en las que decía que no veía tan al británico. Más aún el «Never Give Up» entre interrogantes en su casco en Montmeló, utilizando con ironía el lema de guerra que Pol lleva en su AGV y tatuado en su antebrazo derecho. Eso encendió a Espargaró, quien con dos victorias consecutivas, en Montmeló luchando con Tito Rabat y en Assen en un precioso mano a mano con Redding ha comenzado la remontada. Siguen separándole 23 puntos, pero Pol cree es posible.

La desventaja con Redding son 23 puntos… ¿La remontada es posible?
«Sí, por supuesto. Es una remontada que se prevé larga y no va a ser fácil. Llevamos un par de carreras en las que hemos recortado 23 puntos y parece que aún estamos muy lejos. Esto irá para largo, pero aun ahí, no lo veo tan complicado como mucha gente lo ve. Cuando estábamos a 47, que eran casi dos carreras, ahí sí que estaba complicado. Pero viendo lo que hemos recuperado en poco tiempo, si seguimos trabajando como hasta ahora, aunque sea de cinco en cinco, creo que podemos recuperar los puntos».

¿Si después de la pretemporada que hiciste y ganar en Qatar te dicen que después de 8 GGPP ibas a estar a la caza de Scott te lo hubieras creído?
«No me lo hubiera creído, estar tan lejos a mitad de temporada de Scott, que el año pasado no lo hizo muy bien… nunca te esperas que las cosas vayan así. Creo que el Mundial perfecto no existe, pero es cierto que teníamos pensado otro inicio de temporada. Pero debemos adaptarnos a las situaciones. Este año hemos tenido un cambio de neumáticos que nos ha afectado muchísimo y hemos tardado mucho en adaptarnos».

Los neumáticos han sido el mayor problema. ¿Cómo han cambiado y cómo te has ido adaptando?
«El primer cambio han sido los neumáticos, en la pretemporada Dunlop ya nos dio algo para probar y mi sensación fue la misma, igual de mala. No solo nosotros, todos los pilotos estamos rodando un segundo más lentos en todos los circuitos y esto es significativo. Hay pilotos que se adaptan mejor o peor, yo soy muy agresivo con el gas, tengo un tacto un poco “duro” y con un neumático que patina me cuesta mucho más conducir “finito”. Scott quizás ha salido un poquito más beneficiado en este aspecto, pero también creo que para ganar un título hay que saber adaptarse y superar los palos que te vas dando durante la temporada. Y eso es lo que estamos haciendo».

Ya no se ven tantas derrapadas entrando en las curvas como en el pasado. ¿Es eso lo que piden los nuevos Dunlop?
«El neumático nos ha forzado a ser más finos tanto al frenar como al acelerar, tenemos que conducir de una manera mucho más fluida y sin ser tan agresivos con el gas, sin abrir tan bruscamente. Hay que conducir un poco más como una Superstock, como si fuera una moto de calle».

¿Eso es lo que cambiaste en Mugello?
«Al tener una moto que patina tanto y es muy blanda, en Mugello trabajamos para hacer una moto un poquito más dura para intentar recuperar las sensaciones que tenía con el neumático del año pasado y encontrar más “grip”. Pero también degradamos mucho más el neumático, y ese es otro problema que ahora estamos intentando solucionar». 

Redding y tú estáis algo más destacados, pero también tienes a tu compañero Tito Rabat, que este año está yendo muy rápido. ¿Tito te puede ayudar a recuperar o te puede restar puntos?
«Yo siempre he dicho que tener un compañero que va rápido me va bien. Es algo que te motiva y te empuja, que alguien con lo mismo que tú rinda un poquito más te hace mejorar. Estamos en una etapa de crecimiento y seguimos aprendiendo, por eso tener a Tito dando caña y poniéndole muchas ganas nos ayuda para seguir mejorando».

¿De cara a final de temporada crees que Kallio pueda jugar a favor de su compañero Redding?
«A mi favor tengo que decir que Tito es ahora mismo mucho más rápido que Kallio. Tito es un piloto mucho más duro y si me tuviera que jugar una carrera con ellos, preferiría hacerlo con Kallio que no con Tito. Pero es un poco temprano para pensar en eso. No estamos tan escapados y lo mismo es Tito quien está luchando por el Mundial y soy yo quien tengo que echarle un cable. Y espero lo mismo de él. Somos compañeros de equipo y si toca nos ayudaremos».

¿Los intentos de Redding de hacer juego psicológico, como lo del «Never Give Up» entre interrogantes en su casco te han afectado de alguna manera, sea negativa o positiva?
«Creo que lo del “Never Give Up” le salió un poco “rana”. Principalmente porque llegar a mi casa y ver que alguien me pica de esa manera, me gustó. Ese rollo me gusta, la presión, que me piquen… me da más energía y más mala leche para mejorar. Cuando lo vi me dije: “No, aquí no me puedes vacilar de esta manera”. Me dio un poco de rabia y seguramente creo que me ayudó. Aun así creo que en Montmeló lo habríamos hecho bien, pero me dio un plus de rabia y fue un poco mejor. Le salió justo al contrario de cómo lo había pensado».

Scott es un poco de mensajes, en su pizarra le ponen «breath» o «want it» en cada carrera. ¿Qué te parece?
«Cada piloto es un mundo, cada piloto tiene unas necesidades y le van bien unas cosas u otras. A mí esas cosas no me funcionan… No sé, que me digan que respire a mitad de carrera… Incluso me iría mal y le tiraría un codazo a la pizarra. Pero si a él le relaja y le ayuda para motivarse y ganar, adelante, cada uno tiene su método».

Tu hermano Aleix está que se sale con su ART. Es el mejor piloto CRT de lejos. ¿Qué crees que haría, por ejemplo, con la moto buena?
«Me gustaría verlo y me gustaría que Aleix algún día tuviera la oportunidad, aunque sea de subirse a una semioficial, para luchar y como premio al gran trabajo que está haciendo con la CRT. En la última carrera estaba luchando con Bautista, y se dice rápido, pero hacerlo es muy complicado. Pienso que cuando alguien hace bien las cosas se le tiene que premiar de alguna manera y Aleix se lo merece para seguir creciendo».

Y hablando de MotoGP. Todo el mundo da por hecho, casi hasta el propio Poncharal, que estarás en Tech3 la próxima temporada. ¿Te ha podido presionar un poco que se hable tan rápido de 2014?
«No presiona, sino que yo creo que halaga. Estamos aún a mitad de temporada y dar por hechas las cosas no es bueno. Nosotros todavía estamos en Moto2 y queda mucho trabajo por hacer este año. A lo mejor sí saldrá esto de Tech3, ojalá, pero estamos hablando con varios equipos porque hay que valorar bien todas la opciones. Aun así no creo que se anuncie nada hasta final de temporada… Pero siempre es un halago que hablen de ti equipos de MotoGP, y más uno como Tech3 que lleva la mejor semioficial del campeonato».

¿Crees que la Yamaha sería la moto perfecta para debutar en MotoGP?
«Podría serlo. No lo sé porque nunca he cogido una moto que corra más que la Moto2 y no sé cómo reaccionaría sobre una moto con tantos caballos, ni sé cómo funcionan. Pero por lo que veo desde fuera es que la Yamaha parece la moto menos complicada y que es la mejor semioficial que hay. Smith está aprendiendo aún, pero Crutchlow está haciendo una temporada mágica luchando con los oficiales, como el otro día con Marc, hasta la última vuelta. Esto demuestra que con el gran nivel que tiene Crutchlow, que no sé si alcanzaremos nosotros, la Yamaha es una gran moto».

También Cal Crutchlow ha estado mandando mensajes a Yamaha y a su equipo utilizando los rumores de tu fichaje… ¿Qué te parece lo que ha hecho Cal?
«Sinceramente, un poco de niño pequeño. Primero porque aún no hay nada firmado de lo que voy a hacer el año que viene. A lo mejor lo sabe mucha gente, pero él sería el último, porque es piloto y no es su trabajo. Su trabajo es ir en moto. Creo que las rabietas de niño pequeño que ha tenido no tocaban y más conmigo, porque yo no tengo culpa de que no tenga una moto oficial, ni de sus problemas con Yamaha. A lo mejor él no jugó bien sus cartas el año pasado firmando solo un año cuando Tech3 le ofrecía dos… ahora no tendría ese problema. Me decía que yo le echaría fuera del equipo… Pero esa no es mi intención. Yo solo intento subir al mejor equipo posible. Mejor le irá si sigue haciendo lo que está haciendo, luchando por el podio con su moto, que es un gran trabajo».

¿Qué te parece la temporada que está haciendo Márquez?
«Muy buena. Es indudable que solo luchar con Dani y con Jorge tiene que ser un privilegio, porque es hacerlo contra la élite, contra los mejores del mundo. Por solo hacer eso ya le honra muchísimo, pero aparte está luchando por el campeonato. Es complicado porque tienen mucha experiencia y eso le ha llevado a cometer errores, pero está haciendo una temporada genial y mágica. Está en uno de los mejores equipos y con una de las mejores motos, pero tiene que seguir creciendo y está haciendo una temporada muy buena».

Tú que le conoces bien y sabes que no se conforma nunca con nada, ¿le ves luchando por el título ya este año?
«Sí, aún quedan muchas carreras y no está lejos. Está a una carrera de Dani y más cerca de Jorge, no es mucho lo que los separan. Hay que esperar porque es muy largo, pero de momento está luchando por el campeonato».

¿Eso te motiva o te presiona para cuando llegues tú?
«Me motiva. No sé si tendremos las mismas condiciones para poder hacer lo que él está haciendo. Estar en un equipo oficial y con una moto oficial te da más alas. No sé si las diferencias entre oficiales y semioficiales son muy grandes, pero está claro que algo distinto hay. Aun así lo que está haciendo Marc es muy bueno. Nosotros el año pasado estuvimos luchando con él en casi todas, hicimos carreras muy bonitas luchando juntos y verle hacerlo así de bien nos da energías para seguir trabajando y para subir a MotoGP con ganas de estar luchando».

¿Te falta un poco Marc en Moto2 para ponerte las pilas y darte caña como el año pasado, o está bien donde está?
«Scott ya me está dando caña… Scott está haciendo una temporada muy buena, está siendo muy regular y aún no ha pinchado en ninguna carrera. Marc y yo nos ayudamos mutuamente para ir creciendo el año pasado, pero esta temporada no me faltan alicientes para seguir haciéndolo y ya tenemos que recuperar puntos a Scott. No hace falta más gente».

MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

El Circuit de Barcelona-Catalunya habilitará una tribuna para los aficionados de la m...

Una revista especial con más de 450 modelos de motos de todas las cilindradas y categ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...