Entrevista a Marc Márquez: "La clave no era ganar muchas carreras, sino no fallar"

En medio de la gira del Pacífico y ya como tricampeón de MotoGP, analizamos junto a Marc Márquez su último título en su temporada más completa.
Chechu Lázaro -
Entrevista a Marc Márquez: "La clave no era ganar muchas carreras, sino no fallar"
Entrevista a Marc Márquez: "La clave no era ganar muchas carreras, sino no fallar"

Lorenzo batió a Márquez en Italia cuando parecía imposible. Foto: Gold&Goose

¿Este año ha habido más claves para ganar el título además de ser el más rápido?

Ha sido un Mundial un poco extraño, con pocos puntos y muy abierto. Con los cambios de neumáticos y electrónica había mucho margen de mejora en todos los equipos y lo más importante ha sido ser constante. La clave no era ganar muchas carreras sino, no fallar. Desde pretemporada lo tenía un poco asumido, porque veía que con los Michelin ibas a un circuito y te adaptabas de una manera, ibas a otro y sufrías. En una carrera ganaba Valentino por 10 segundos, la otra Lorenzo por 10 y la otra yo. Ha sido un campeonato más abierto de lo normal, porque ha habido ocho ganadores hasta ahora (N. de R. ya son nueve con la victoria de Dovizioso en Malasia).

¿Es mejor un campeonato así?

Yo creo que sí. Para el espectáculo, que haya variedad de pilotos delante es mucho mejor. Aparte de eso, aunque la gente pueda decir que lo has ganado sobrado a falta de tres carreras, cuando tú sabes que ha sido un Mundial tan luchado y tan trabajado, aún lo disfrutas más. 

 

Entrevista con @marcmarquez93 ya disponible en la web!!

A video posted by Motociclismo.es (@motociclismo_es) on Nov 9, 2016 at 1:07pm PST

Con todos los problemas de la pretemporada, habría pagado mucho dinero porque pasara lo que ha pasado

¿Si te hubieran dicho antes de arrancar el año que serías campeón, te lo habrías creído?

Habría pagado mucho dinero porque pasara lo que ha pasado. En pretemporada, aunque no lo daba por perdido, me costaba creer que fuera a ser campeón. Lo veía más complicado que en 2015. Pero mira, nunca se sabe y al final lo hemos ganado en Japón, en el mismo lugar que ganamos el título en mi mejor temporada, el año de las 13 victorias. 

Recuerdo que en Qatar celebraste el podio como una victoria.

Es que en la pretemporada había estado muy atrás. En los test de Losail estaba siempre entre el 8 y el 10, y arriesgando con caídas. El podio fue gasolina para el equipo. Las tres primeras carreras del año me dieron esa confianza para creérmelo y ponerme a luchar por este título. 

Y llegas a Europa y toca sufrir...

Era lo esperado. La primera carrera que realmente sufrimos, en Le Mans, me caí. Ahí fue cuando me hizo ver que tenía que cambiar de mentalidad. En Francia fue el momento más bajo del año, pero tampoco fue una sorpresa porque ya habíamos sufrido muchísimo en 2015. Mugello y Montmeló me dieron mucha confianza, porque eran dos circuitos donde en el pasado había sufrido y pudimos sacar sendos segundos y muy cerca del primero.

Dulce derrota y cambio de chip

¿Y aquella derrota en la misma línea de meta de Mugello?

Sí, sí. La derrota me dio confianza. Nunca había perdido una carrera así, por 19 milésimas, porque siempre era de los pilotos pequeñitos, aerodinámicos, que encaraba bien la última curva. Pero ese también fue un momento importante porque fue cuando Honda dijo, «tenemos que ayudar a este chaval». Yo sabía que teníamos este problema en las aceleraciones, y aunque lo explicas, te quejas, lloras… está claro que una imagen vale más que mil palabras. Ese adelantamiento fue decisivo para que HRC se pusiera las pilas. Ellos nunca han dejado de currar, pero con aquella derrota se pusieron un clic más. Sobre todo porque Honda siempre había sido muy potente y era impensable perder una carrera así, era cuestión de orgullo para ellos.

Lorenzo batió a Márquez en Italia cuando parecía imposible. Foto: Gold&Goose

Marc Márquez nos atendió en Phillip Island, justo después de ganar el título en Japón. Foto: Repsol Media

Luego, en la parte intermedia de la temporada gestionas muy bien las carreras en agua.

Holanda y Alemania eran dos GG.PP que afronté para perder los menos posibles. Sabía que eran carreras en las que podías perder el campeonato o mantenerte vivo, pero que no vas a ganar el campeonato allí. Al final, los rivales fallaron, en Holanda los dos y en Alemania Lorenzo falló y también metí puntos a Rossi. Aquellas dos carreras me sirvieron para gestionar la ventaja en la segunda parte de la temporada. 

Siempre hablaste del gran salto que distéis en el test de Brno.

Ya durante el fin de semana dimos un paso con unas nuevas alas que me ayudaron bastante y vi algo de esperanza. Luego en el test probamos algo diferente en la electrónica, con el control de tracción y con el anti «wheelie», que me ayudaba a salir bien de las curvas, que era donde más sufríamos. A partir de esa carrera, la cosa cambia.

Pasó algo parecido el año pasado en un test Montmeló, cuando volvisteis al chasis de 2014, ¿no?

No fue un cambio tan radical, no hemos mejorado de golpe como hicimos cuando montamos el chasis y bajamos dos décimas por vuelta. Este año mejoramos media décima aquí y media allí. No fue un test tan extremo, pero sí que fue el test que necesitábamos porque en pretemporada no habíamos tenido ningún test así, de dar vueltas y ver cómo mejorar. 

Marc Márquez nos atendió en Phillip Island, justo después de ganar el título en Japón. Foto: Repsol Media

Por edad, el Márquez vs Viñales podría ser el duelo de la próxima década. Foto: Gold&Goose.

¿Y rematas el título con dos victorias autoritarias?

Una vez que pasaron Brno y Silverstone, es cuando empiezo a marcarme resultados y tirar de estrategia. Empiezas a ver que aquí vale un resultado, si después allí gano. En Misano tenía un cuarto apuntado en mi cabeza, y acabé cuarto, incluso más cerca de lo que me esperaba. Y en Aragón dije que teníamos que ganar y sacar puntos. Es difícil hacer previsiones antes del fin de semana, pero cuando ruedas en entrenamientos tú sabes más o menos cómo te puede ir. Teníamos que ser realistas, por ejemplo en Misano era fácil caer en la trampa de «ganar en la casa de Rossi». Tenías que saber que el objetivo final era más grande. 

En Montmeló tuvimos una gran batalla con Rossi y me ganó, pero con lo que había pasado tocaba firmar la paz.

Tengo que preguntarte por la relación con Rossi en este 2016...

Siempre dije que no me gustaba la tensión que había cuando nos juntábamos en las ruedas de prensa o en el podio. En Montmeló pasó lo de Luis, que en paz descanse, y estaba todo muy sensible. Yo creo que es una cosa que tenía que ocurrir en ese GP. Además los dos tuvimos una gran batalla, me ganó, pero tocaba firmar la paz. Yo ya lo dije después de Valencia, para mí queda una relación profesional y de respeto. Luego ser amigos es otra cosa. 

MotoGP 2017

¿Te atreves a hacer una previsión de cara a 2017?

Va a ser muy diferente porque Michelin ya tendrá un año de experiencia y nosotros con las gomas también. Yo creo que va a cambiar mucho la película, no habrá tantos contratiempos y no habrá tantas diferencias de un circuito a otro. 

Por edad, el Márquez vs Viñales podría ser el duelo de la próxima década. Foto: Gold&Goose.

¿Y de rivales?

Pues también es difícil decir, aunque ahí no creo que cambie tanto la película. Estarán las dos Yamaha, veremos dónde es capaz de llegar Jorge con la Ducati, y nunca me olvidó de mi compañero de equipo, Pedrosa. 

¿Por edad, todo apunta a que el Márquez-Viñales va a ser el enfrentamiento de la próxima década?

Será interesante ver el cambio de Viñales a Yamaha para ver si hay mucha diferencia entre las dos motos. Porque realmente no se sabe si es la Suzuki, que es una moto tan buena o si es regular, porque Viñales es un piloto con mucho talento. Viene de ganar en Moto3 y Moto2, donde si hubiera estado otro año seguro que habría sido campeón. Está claro que es un piloto joven, con ganas y duro de batir. Será divertido. 

Viñales es un piloto joven, con ganas y duro de batir. Será divertido.

¿Y veremos otra vez esta versión más conservadora de Márquez?

Este año he sido calculador, pero no conservador. La gente dice que no he arriesgado, pero salvé una caída con el codo en Montmeló y otra en Aragón. Con esos dos cero el campeonato no estaría sentenciado. Ahora puedo arriesgar un poco más en determinadas situaciones, como luchando en una última vuelta, pero tampoco va a cambiar mucho, porque no merece la pena sacar más de donde no hay y caerte. 

Por cierto, ¿cómo funcionan los codos?

La gente me lo dice. Tanta salvada con los codos ya no es suerte. En realidad no sé explicarlo porque es un acto reflejo. Lo que tengo muy claro es que nunca doy por perdida la moto, nunca asumo caerme, por eso intento levantarla como sea. Yo creo que parte del entrenamiento que hacemos en casa ayuda, porque entreno mucho en moto de off road que ayuda mucho a improvisar.

Historias
MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...